Otamendi va y viene

El futbolista argentino estuvo ayer en Manchester pero regresó a la capital del Túria después de que no hubiera acuerdo entre el City y el Valencia. El club de Mestalla exige los 50 millones porque Mangala no quiere venir.


La historia del fichaje o no de Otamendi por el City es, cuanto menos, rocambolesca. Y no ha terminado. Cabe recordar que su llegada a Valencia tampoco fue un camino de rosas. En este caso, el internacional argentino ha empleado una estrategia fuera de tiempo declarándose en rebeldía a las puertas de la previa de la Champions. El club comprador ha presentado una oferta con un futbolista que no quiere entrar en el trato y la situación concluye, hasta el momento, con un viaje de Otamendi de ida y vuelta a Manchester.

Podría interpretarse que el regreso del argentino es una medida de presión de la entidad presidida por Layhoon Chan pero, por otra parte, no tenía sentido que Otamendi estuviera en Inglaterra sin que se hubiera producido el traspaso. El central de la albiceleste es jugador del Valencia y el club pide por él los 50 millones de euros que refleja su cláusula. El club de Mestalla estaba conforme con el acuerdo incial que incluía el pago de 40 millones y la cesión de Mangala por un año pero la negativa del central francés a entrar en la operación ha cambiado el escenario. Ahora el Valencia se remite a la cifra que estipula la rescisión de contrato del argentino. Las probabilidades de que el City asuma la cantidad que exige el Valencia son altas aunque dados los precedentes no conviene hacer predicciones. El hecho de que el club de Mestalla adquiriera el compromiso de pagarle al City en torno a 30 millones por Negredo, en dos plazos, facilita el encuentro para el acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *