La unión hace la fuerza

El Valencia se vuelve a entrenar a puertas abiertas en el estadio de Mestalla con la presencia de cerca de un millar de aficionados.


Se está convirtiendo en una tradición que Nuno programe un entrenamiento semanal a puerta abierta. Hace una semana fue en el Antonio Puchades, hace dos en Mestalla y esta mañana ha repetido en el coliseo valencianista. Alrededor de un millar de personas han acudido a la invitación del entrenador del Valencia y se ha respirado un ambiente festivo en el estadio. Además, después del entrenamiento, los jugadores han firmado autógrafos y se han fotografiado con todos los aficionados que esperaban a la salida del estadio. Otra nueva costumbre que también potencia el entrenador con sus declaraciones. La única mal noticia fuera de lo estrictamente deportivo fue comprobar el estado del césped del Mestalla con más de una calva y levantándose con bastante facilidad. El calor de septiembre está pasando factura al tapete de Mestalla.

Respecto al tema futbolístico Nuno pudo contar con todos los jugadores de la plantilla a excepción de Negredo que se ejercitó en Paterna. El entrenamiento fue de los habituales con tres clases de partidillos tras el calentamiento y los rondos iniciales. El técnico portugués dividió al grupo en tres equipos que se iban turnando para enfrentarse. Los primeros partidos se jugaron con ocho porterías pequeñas y luego con porterías grandes en todos los casos en terrenos de juego reducidos. El susto de la jornada lo dio André Gomes que, cuando finalizaba el entrenamiento, recibió un golpe en la rodilla izquierda. Nada preocupante pese a que tuvo que ser atendido. Tras el entrenamiento, la selección sub-19 de Indonesia que ayer jugó un amistoso contra el filial, salió al campo y se fotografió con el primer equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *