Límite 48 horas

Cuatro ofertas, Lim, Wanda, Rusos y Cerberus. Sólo diré una cosa: ¿Alguno de los lectores cree que cualquiera de estos vienen aquí como sor Teresa de Calcuta?, ¿En serio?


Así es amigos, este artículo versa sobre el límite que se ha puesto en la venta del Valencia, que sí, que es el título de una película y que eso está mal visto en periodismo pero así, de paso, aprovecho para decir que es una de las peores películas de Eddie Murphy, porque, de toda la vida de Dios, Eddie Murphy tiene “El príncipe de Zamunda”, “El chico de oro” y la saga “Superdetective en Hollywood” y para de contar.

Bueno, después de intentar que, tú, que estás leyendo esto hayas esbozado una sonrisa, vamos a lo que muchos les hará cambiar de parecer y, de repente, tendrán esas ganas irrefrenables de insultarme, de faltarme al respeto y reírse de mí: la venta del Valencia.

Una venta que ha sido, sinceramente, vergonzosa, vergonzosa en todos y cada uno de sus aspectos, desde sus inicios hasta las consecuencias de la misma.

El sábado podría acabar todo y tengo las mismas ganas de que llegue ese momento como de que dejen de poner repeticiones de cómo el Sevilla ganó la UEFA.

No voy a remontarme en el tiempo para contar lo que tanto se ha contado, que unos creerán y otros dirán que algunos inventamos más que Pinocho borracho como un piojo.

Vayamos a lo último: el sábado. Queda hoy, mañana, y la madrugada de viernes a sábado. Que pueden pasar muchas cosas, eso está claro, pero si pasa, que pase rápido, y que sea algo definitivo y no un nuevo lío que retrase este esperpento ‘valleinclano’.

A la hora que escribo esto, parece que Lim es el favorito, es el elegido, veremos si llega a tener esos 15 votos en la Fundación. Si llega, que podría ser, ‘habemus Papa’. Jugada maestra aquella que puso 10 millones más de los 90 requeridos sobre el crédito vencidísimo de la Fundación, amparándose en el Protectorado de las Fundaciones. Repito, jugada maestra.

Aún así, he de decir, sin duda alguna, que Amadeo Salvo y Peter Lim han sido los que mejor se han movido en esta batalla, los mejores de largo. Es más, se espera que su entorno se encuentre con Bankia en los próximos días si es que no lo han hecho ya para hablar de la deuda de 220 que tiene el club. Una negociación que resultará ser un tira y afloja. Entiendo a Lim intentando ahorrarse lo máximo que pueda y entiendo a Bankia al querer cobrar lo máximo, porque sin duda, la primera oferta del singapurense no era la mejor para el banco si se comparaba con las demás.

Atentos porque viene el aspecto por el que muchos vais a “reventarme” vía Twitter. Sí, amigos y amigas, voy a habla de Bankia. Si yo fuera Bankia no dormiría tranquilo por todo lo hecho en los últimos años a la sociedad española, pero entendería, porque una cosa no quita la otra, que la entidad financiera mandara “a tomar por saco” este proceso al no querer llegar a un acuerdo por una oferta que tenga en cuenta a ambas partes: Valencia CF y Bankia. Porque nos guste menos que más, Bankia es a la que se le deben 310 millones de euros, dinero que la entidad dio al Valencia para su subsistencia. Algunos no deben recordar lo de Dalport.

Me anticiparé a aquellos que me dirán, “oye, que el banco ha cobrado más de 100 millones de euros en intereses”, claro, como cualquier españolito con hipoteca. Fijo que ahora mismo el nivel cabreo con mi persona está a tope, tranquilos seguid leyendo.

Más allá de lo anteriormente dicho, cabe añadir que el banco ha actuado muy mal con el valencianismo. No he visto sensibilidad con la venta de algo más que una mera empresa. Esto es un sentimiento, algo que me han demostrado que no saben de qué va, porque si lo hubieran sabido, estoy convencido que se hubiera llevado mejor.

Quizá, tu cabreo siga siendo importante conmigo, pero si les digo que hablaré de Cerberus seguro que la cosa puede ir a peor. Me la juego: cuatro ofertas, Lim, Wanda, Rusos y Cerberus. Sólo diré una cosa: ¿Alguno de los lectores cree que aquí que cualquiera de estos vienen aquí como sor Teresa de Calcuta?, ¿en serio?

De Lim ya se ha dicho todo pero sólo una cosa más, a mí, y es algo personal, me asusta su compadreo con Mendes y sus consecuencias, permitídmelo, me asusta. Aún así, si ha de ser él, estaremos atentos a sus intenciones, y sí Salvo es el presidente, como he dicho en infinidad de veces, espero que saque a relucir las cosas buenas que tiene para la presidencia del Valencia. Ahora, si Lim llega, que luego nadie diga que el nuevo dueño hace negocio con el mercadeo de futbolistas

De Wanda, me da confianza que esté detrás la persona más rica de China, ojo que son muchos. El señor Wang Jianlin, con decir que hay que ser del Valencia en China, desataría ipso facto, la locura por el valencianismo. Ahora, si hace negocio con los bienes inmuebles del Valencia que nadie se sorprenda.

De los rusos, poco podré decir porque sinceramente sólo sé de Subirats. Aunque, por lo que me cuentan, la oferta es de las buenas. Aunque no contaba con la constancia total de donde provenían los fondos, un sutil detalle.

Y de Cerberus una cosa: que si vienen a ejercer de fondo buitre pues no, que vienen a rentabilizar su oferta y vender en el momento que se haya ganado dinero, pues no. Pero que es la oferta mejor presentada me lo aseguran desde dentro de la junta gestora. Que es la que más ha explicado el aspecto económico, deportivo y social también, pero que ha vestido el santo de cara al público con chanclas, calcetines negros, bermudas y camisa, también, y también por eso, parte de mi desconfianza, además de que me da la sensación de que desde arriba continúen los mismos, controlando al Valencia. Sí, hablo de la Generalitat, y la verdad es que de su mano el club de Mestalla ha llegado a este punto y eso, pues no. Además, la campaña del fondo americano, siendo sinceros, ha sido peor que la de la cherry coke.

Veremos el sábado. Sólo espero que si Aurelio se empeña en vender a alguien que sea desde la concordia y, aunque me duela decirlo, en concordia con Bankia porque si juegan con ellos, el día 27 cabe recordar que se debe pagar la cifra de 220 millones. No vaya a ser que la entidad financiera diga que de quita “nanai” y que de financiar lo mismo. Si ese escenario se da, me hago del Sevilla de Unai.

Estoy acabando, mi Twitter es @jordi_gosalvez , sed buenos y deciros que sé que me sobran kilos y que estoy falto de cabello así que sed originales en vuestros epítetos contra mi persona.

Voy acabando, sólo recordar que el Valencia es décimo, que está fuera de Europa para la siguiente temporada y que en lo que se basa este negocio es en un objetivo: fútbol, y de eso parece que pocos tomaron conciencia este año.

Poco más, sólo una cosa, como me dijo mi buen amigo Nacho Cotino, “el fútbol es lo más importante de lo menos importante” y si no lo creéis preguntárselo a él. Amigo, maestro Cotino, fuerza, nosotros vamos a apretar cuando tú no puedas.

Un abrazo canallas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *