Valencia 90210

Pero Nuno debe recordar que Lim dijo “NO” a esos 3 fichajes que reclamó en diciembre, a esos “cambios estructurales”, aunque sí que es cierto que ha sido un “SI” a Cancelo y a Caio a pesar de que la otra parte creía que no.


Recuerdo cuando era pequeño ver 'Sensacion de vivir', pensando para mis adentros, a pesar de mi juventud, que eso no era para mi y, aún así, finalmente, ser fiel a la cita. Una serie donde todo se dramatizaba hasta la extenuación, unos dramas que no iban en consonancia a todo lo que ocurría en el club 90210. Se montaba el Cristi porque a Brenda le pillaban fumando un cigarro pero nadie le decía a Dylan que eso de meterse todo tipo de drogas no era del todo bueno.
Pues fíjense que veo consonancia con el Valencia de los últimos días, donde el dramatismo alcanza cotas que creo que no son para tanto.

El fichaje de Rodrigo Caio ha sido uno de esos episodios que, para los amantes de las series, sería un "capitulazo". Desde entonces nada parece lo mismo en el territorio "valenciastán", como dicen los genios de checheche. Rodrigo Caio es ese nuevo protagonista sorpresa, ese "guest starring" que, sin quererlo, ha desmontado el hilo argumental que había hasta ese momento.

Decirles que el fichaje de Caio ha levantado ampollas entre la facción Salvo-Rufete no es descubrirles América. Que los bandos Mendes-Nuno y Salvo-Rufete, existen, a pesar de que alguno se afane por desmentirlo, tampoco es descubrir la penicilina. Y que a todo esto hay un tercer factor aún más importante que es Lim, pues nada nuevo bajo el sol.
Las formas del fichaje de Caio no las defenderé nunca, y más cuando en la reunión de la pasada semana entre todos los protagonistas del futuro deportivo valencianista no se quedó así. No puedo defender que en una empresa cada uno vaya a su propio interés, pero que a nadie se le olvide que si Lim dice "NO", este capítulo jamás hubiera existido.

Pero Nuno debe recordar que Lim dijo "NO" a esos 3 fichajes que reclamó en diciembre, a esos "cambios estructurales", aunque sí que es cierto que ha sido un "SI" a Cancelo y a Caio a pesar de que la otra parte creía que no.

No es bueno que desde arriba haya bandos, porque normalmente eso se traslada, pero "haberlos hailos". Uno, el de los que siguen antes de la llegada de Lim y, el otro, los que vienen con Lim.
Pero no hace falta irse tan lejos, los de antes de Lim ya han "tragado" con las decisiones del máximo accionista y creo que lo seguirán haciendo ¿o acaso nadie se acuerda de Pizzi y el "será nuestro entrenador"? ¿O acaso no ocurrió con Kouyate? Que nadie vea aquí un "aferrarse a la poltrona", que nadie vea algo así, porque el propio Salvo tras la llegada de Lim sí que decía "tendrá sus caprichos", y quizá, el de Caio, sea uno que le ha recomendado un amigo y socio.

Éste es el nuevo Valencia, esté es el Valencia por el que se luchó, y éste es el Valencia de Lim, no de Mendes, no de Nuno, no de Salvo, no de Rufete… es el Valencia de LIM. Y si estas cosas pasan (bueno o malo, a gusto del consumidor) es por Lim, porque el que paga manda aunque sea a través de préstamos.

Muchos bandos, muchos intereses y, en medio, el Valencia. Que hay mal rollo entre Rufete y Nuno es una obviedad. Aquello de Almería (reunión sin Rufete ni Salvo) es un claro síntoma de la realidad que vive el Valencia, a pesar de que que haya alguno que no quiera verlo.

Pero retomo lo de Sensación de Vivir: mucho dramatismo, demasiado porque, al fin y al cabo, el director y su guionista deciden lo que ocurre. Esa es la única verdad, aquí el que paga manda, y ya está, y si alguno no se siente cómodo con estas formas de actuar pues, si esto vuelve a ocurrir, tiene un serio problema.

Lo mejor es que Lim, o Lay Hoon, o quien sea, reorganice el papel de cada uno: Si uno es protagonista, si tiene injerencias en el guión de los próximos capítulos, y si otro es secundario con algún episodio donde sea importante. A partir de ahí, si los papeles gustan, pues adelante con una nueva temporada. Y si alguno no quiere asumir el rol que el director ha decidido, ya sabe lo que puede hacer.

Acabando ya, este es un nuevo modelo de club, esta es una nueva realidad y, cuanto antes la asumamos, quizá, creamos en un proyecto con un nombre y un apellido: Peter Lim.

Ahora bien, creo que el problema es menor de lo que parece, porque el Valencia está por encima de todo, y si Caio sale bien, el Valencia habrá triunfado.

Mal asunto si entramos en una guerra por el poder del Valencia. Pero esto tiene fácil solución, la respuesta a una pregunta "¿Quien ficha?", por lo visto, en las últimas fechas Nuno, Mendes y, como principal protagonista, Peter Lim.

Pero repito, "el que paga mana", y con esa frase manda para lo bueno y para lo malo.

Un abrazo canallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *