Toda una vida resumida en 10 meses

Decía Ben Bradley, el recién fallecido y mítico director del Washington Post que, a través de la pregunta (que no es ofender), se intenta sacar aquella información que normalmente el poder o los poderes no quieren que se sepa.


318 días, 7632 horas, 457.920 minutos. Así arrancábamos el pasado viernes Onda Deportiva que acababa cuando, allá a las once, avanzábamos la noticia de "FIRMADO".
Ese es el tiempo que ha pasado para que se cerrara un acuerdo histórico en el casi centenario club de Mestalla. Mirar hacia atrás es mirar a momentos en lo personal poco agradables, sinceramente. Me gusta hablar, debatir, defender a muerte la información de la que dispongo y, por momentos, ha sido como si fueras el más inútil del mundo, o conmigo o contra mí. No seré yo el que vaya de víctima, no me gusta ir de eso, aunque alguno pueda pensarlo. Que a veces la informaciones han sido interesadas, sí, por supuesto, en todos los bandos, y hablo de bandos porque, en ocasiones, este proceso se ha convertido en una batalla en la que todo valía. Jamás había recibido amenazas, jamás nadie me había tachado de antivalencianista pero este proceso, por contar cosas que no gustan, ha hecho que me las tenga que tragar. Las críticas argumentadas las respetaba y las seguiré respetando, porque el periodista hemos de saber que estamos expuestos a las críticas (constructivas) y debemos aceptarlas, para crecer en esta profesión, porque, al fin y al cabo, nosotros somos el nexo de un unión entre las dos piezas claves de este negocio, club y afición.
No voy a recordar nada de lo dicho, pero tengo claro que me reafirmo en todas y cada una de mis palabras. Que a veces nos equivocamos, por supuesto, si no, mi casa estaría llena de premios. Lo acepto.

Y 318 días después el acuerdo llegó: la solución al problemón creado por anteriores gestores. Porque Lim es la solución a la caótica situación por la que atravesaba el club y Lim la aporta. Otros antes mostraron su ineficacia para solventar los grandes problemas que alumbraban a este club, como si pensaran que bajaría el Espíritu Santo y por milagro milagroso escandalosamente escandaloso se solucionarían. Llegó el día LIM y el club respira, subsiste.

Sinceramente les digo que uno ha llegado a una situación de hartazgo en este camino pero quisiera recalcar diferentes aspectos:

Que Peter Lim es la solución, es innegable, como ya he dicho, pero que sea la solución a un  problema no significa que tengamos que decir que sí a todo, la famosa cabotá. La excusa de que es el dueño es cierta, pero debemos mirar por el bien del Valencia, que es de lo que se trata. Y todo aquello que dudemos preguntaremos. Decía Ben Bradley, el recién fallecido y mítico director del Washington Post que a través de la pregunta (que no es ofender) se intenta sacar aquella información que normalmente el poder o los poderes no quieren que se sepa. Yo tengo espíritu crítico y preguntare todo aquello en lo que tenga duda.

 Entiendo que no es una obligación al tratarse de un acuerdo entre dos empresas privadas pero, tanto que se nos ha llenado la boca al hablar de sentimiento, por el bien de todos, de todos, estaría bien que, aludiendo a la transparencia y la moralidad, se explicaran algunas de las dudas que han surgido durante el proceso, y no lo hago en esta ocasión como periodista, sino como accionista

– Como accionista me gustaría saber los términos en los que se ha vendido mi club, no por desconfiar, sino porque me gustaría saberlo.

 – Me gustaría saber, cómo han quedado los 4 puntos de divergencia que surgieron hace un mes         

 – Me gustaría saber si Lim va a tener libertad en venta y compra de futbolistas sin limitaciones.

 – Me gustaría saber si el club va a tener capacidad de endeudamiento, ya no digo ilimitada, sino hasta cuánto va tener crédito el club

 – Me gustaría saber qué pasa con el estadio. Si hay acuerdo firmado y cerrado para que en el centenario podamos estar allí, que ocurriría con los ingresos, quién lo acabaría, cómo lo acabaría…

– Me gustaría saber si Lim tiene un crédito preferencial a cuatro años con interés Euribor más dos que deberá salir de las arcas valencianistas

– Me gustaría saber si el VCF va a pagar los 30 de Rodrigo y los 15 de André, por aquello de pasar a ser propiedad del club

– Me gustaría saber si sobre el crédito de 220 existe una garantía personal de Peter Lim, que en el de la fundación sí que existe. Nuestras informaciones dicen que no, que la garantía, es a cuenta de resultados, taquillaje, fichajes y el viejo Mestalla.

Preguntar es sano, así siempre lo he creído y, a aquellos que ahora utilicen el argumento de "¿Por qué no preguntaste con Llorente y compañía?", una cosa, revisen la hemeroteca, porque, en mi caso, ese argumento no cabe.
Preguntar es sano, repito, preguntarse cosas aún más y, una afición que se pregunta cosas es una afición viva, parte esencial de este espectáculo que es lo más importante de lo menos importante. Actitud vigilante, pero no por desconfianza, simplemente, por el bien de este club.

Comienza una nueva época, una nueva era, un nuevo Valencia y sólo pido, humildemente, que sea un proyecto sostenible y de muchos años, con eso me conformo, que no es poco si vemos de dónde venimos.

Una última cosa, no perdamos la cabeza, no vayamos de nuevos ricos, no perdamos la perspectiva: humildad, saber quién es el Valencia, y como se forjaron los mayores éxitos. La chequera gana títulos pero no compra el orgullo por un sentimiento. Y eso es lo que yo le pido al Valencia, orgullo de que cualquier aficionado diga y grite soy del Valencia.
Humildad, sin exceso de confianza porque, si eso ocurre, a lo mejor, el Valencia se empieza a parecer a aquello que tanto se ha odiado (deportivamente) de los capitalinos  en las últimas décadas.

Poco, más. Ahora empieza el segundo capítulo, la reestructuración del club, un salto a la modernidad, a los nuevos tiempos que nos tocó vivir. Sólo queda que la solución Lim sea la GRAN solución Lim.

Un abrazo canallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *