A Pamplona con todo

El Valencia se enfrenta a Osasuna con la necesidad de conseguir la victoria si quiere mantener alguna esperanza de conseguir la séptima plaza.


El Valencia sigue inmerso en la dicotomía que supone estar a cinco partidos de cerrar una temporada discreta y a tres de conseguir la gloria europea. Ante esta dualidad, Juan Antonio Pizzi ha optado por no hacer distinciones. Esta tarde el Valencia saldrá con todo al Reyno de Navarra.

Enfrente estará Osasuna que, como es habitual, llega a estas alturas del campeonato con la soga al cuello. El equipo 'rojillo' está a 3 puntos de la zona de descenso pero se mueve en estos terrenos pantanosos como un equilibrista sobre el alambre. Entre otras cosas, porque es capaz de hacer de su estadio un fortín independientemente del equipo que tenga enfrente. Osasuna cambió de entrenador a principio de temporada. Javi Gracia, nuevo director técnico, ha profundizado en la línea iniciada por Mendílibar de dotar al equipo navarro de más recursos ofensivos aparte del juego directo. La aportación de Roberto Torres en labores de creación está siendo fundamental para darle más versatilidad al estilo de Osasuna. Sin embargo, las señas de identidad siguen pesando en el equipo pamplonica. La fortaleza física y la altura del delantero centro Oriol Riera apuntan en este sentido. Osasuna siempre tiene la opción de recurrir a su esencia, de dominar los partidos gracias a los balones en largo, a un ritmo de juego intenso, a la presión que ejercen sus aficionados desde la grada.

Contra esto tendrá que luchar el Valencia que, como viene siendo norma, acumula lesiones en la zona central defensiva. La recaída de Ricardo Costa se une a las consabidas bajas de Mathieu y Víctor Ruiz. Además, Javi Fuego, que ha actuado de defensa en los últimos partidos será baja por sanción al igual que el lateral derecho Barragán. Así las cosas la principal novedad de la convocatoria del técnico argentino es la presencia de Alberto Tendillo. Como comentábamos ayer, el canterano valencianista da sentido al tópico de que el fútbol da muchas vueltas. El central empezó la temporada a las órdenes de Nico Estévez en el Mestalla pero la falta de oportunidades y el ruido mediático le empujaron al juvenil A. En el equipo dirigido por Rubén Baraja le costó conseguir la titularidad pero, una vez entró en el once, ya no se movió de ahí. Últimamente ha jugado con el filial realizando buenos partidos y ahora le ha llegado su primera convocatoria con el primer equipo. Todo, en menos de un año.

Pizzi ensayó el jueves pasado un once compuesto por Guaita, Joao, Bernat, Mathieu, Vezo; Keita, Parejo, Feghouli, Fede; Vargas y Alcácer. Es decir, el equipo de gala dadas las circunstancias. Pizzi considera que entre el partido del Reyno de Navarra y el del Pizjuán del próximo jueves "hay un periodo prudente de recuperación. No veo motivos por los cuales no podamos utilizar a los jugadores que queremos utilizar". El objetivo es doble, mantener el ritmo competitivo de los futbolistas que serán protagonistas en Europa League y tratar de "meter un poco e presión a ver si podemos llegar a la Europa League mediante el campeonato de Liga". Aunque pocas, el Valencia sigue teniendo opciones de alcanzar la séptima posición liguera. A falta de 15 puntos por disputarse el Valencia se encuentra a 7 de la Real Sociedad, equipo que le precede y que esta jornada recibe al Espanyol en Anoeta.

El Valencia afronta un partido complicado, un partido para valientes. Antesala idónea, salvando las distancias, de lo que se encontrará el jueves en Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *