Aunque no lo parezca, el Valencia se la juega

Los blanquinegros viajan a Pucela con la necesidad de revertir la situación para seguir peleando por un puesto europeo en Liga y de recuperar la confianza de cara al partido del jueves contra el Basilea


Podría parecer que todos los partidos que quedan en Liga, incluido el de esta noche en Valladolid, son una mera transición, un vagar por los campos sin más quehacer que defender la honrilla. Sin embargo, si se rasca un poco, se comprobará que el encuentro en Pucela es más importante de lo que parece. Evidentemente, está la obligación que imprime el escudo en cualquier compromiso. El imperativo de dejar en buen lugar el nombre del Valencia CF. Por historia y afición. Pero también, hasta que las matemáticas no digan lo contrario, los 3 puntos son vitales. A falta de 18 por disputarse, el Valencia está a 9 de plaza europea (a 6 si gana hoy tras la derrota del VIllarreal en el Calderón) y a 10 del descenso.  En el fútbol se ha visto ya de todo, por arriba, y por abajo. Además hay necesidad de reencontrarse con las buenas sensaciones si quiere encarar el partido del próximo jueves contra el Basilea con algo de confianza. Los últimos partidos han dejado muy tocado al equipo entrenado por Juan Antonio Pizzi y es fundamental volver a creer en lo que se hace cuanto antes. Así lo expresó el técnico argentino cuando, en rueda de prensa comentó que, anímicamente, estos últimos resultados, "da la sensación de que está todo mal, cuando nosotros consideramos que hay cosas que sí están bien". El técnico argentino ha querido plantear el encuentro como un borrón y cuenta nueva, un nuevo punto de partida tras los últimos descalabros. Quiere cortar de raíz una dinámica que puede convertir el final de temporada en una auténtica pesadilla. Así pues, a las 21.00 horas, en el estadio José Zorrila, aunque no lo parezca, el Valencia se la juega.  

Ahora bien, si el Valencia se la juega, para el Valladolid es un duelo a vida o muerte. El equipo blanquivioleta se ha situado en posiciones de descenso tras la victoria de Osasuna. Su entrenador JIM lleva una temporada complicada en la que se ha llegado a especular con su despido. Los delanteros Manucho y Guerra parece que se ha consolidado en ataque tras haber disputado sólo cinco partidos juntos a lo largo de la temporada.

El Valencia viaja a Pucela, como suele ser habitual últimamente, con lo justo. Ricardo Costa, Víctor Ruiz, Barragán, Jonas, Diego Alves, Senderos, Mathieu y Gayá, no han viajado con el equipo y han entrado en la convocatoria los futbolistas del Mestalla Salva Ruiz, Ayala y Jaume. La principal duda estará en el central izquierdo ya que, en el derecho, la única opción es alinear a Vezo.  Así afronta el Valencia el encuentro. Con la obligación de cambiar la imagen dejada en los últimos partidos y el lastre de las bajas y su estado anímico.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *