Sangre por sangre

El Valencia no puede bajar la exigencia en un partido en el que el entrenador rival, Cosmin Contra, ha pedido a sus jugadores que corran “hasta sangrar por la nariz”.


Parece evidente que el Getafe no viene a Valencia a pasearse. Su situación en la tabla es muy comprometida porque se encuentra en puestos de descenso. Sin embargo, los madrileños son conscientes de que pueden voltear la situación en cuestión de pocos partidos, al fin y al cabo, sólo están a 6 puntos del duodécimo clasificado. El Getafe cambió de entrenador hace tres jornadas lo que nos privará de preguntarle a Luis García por Paco Alcácer. Su sustituto, Cosmin Contra, ha obtenido dos derrotas y un empate desde que se hizo cargo del equipo azulón y, en vista de que su sola presencia no ha provocado la reacción de los jugadores ha optado por azuzarlos en rueda de prensa. Así, el técnico rumano aseguró antes de viajar a Valencia que el futbolista "que no sangre por la nariz corriendo, que no se suba al autobús". Parece evidente que en Getafe asumen su situación como desesperada. A ello puede contribuir el curioso hecho de que el club azulón es uno de los cuatro equipos de Primera que nunca han bajado a Segunda División. Si el Valencia anda justo de efectivos no le anda a la zaga el Getafe. Contra tiene las bajas de Moyá, Diego Castro, Gavilán y Roberto Lago lesionados y de Míchel y Valera lesionados. Aún así sigue teniendo jugadores que pueden causar problemas a cualquiera. Pedro León con su preciso y potente disparo puede desequilibrar el partido en cualquier momento, Marica es un delantero con oficio y Sarabia un mediapunta talentoso.

Por su parte, el Valencia vive entre dos mundos. El empate en Almería ha dejado en un poso pesimista en lo que respecta a la realidad liguera. Por otra parte, le Europa League amenaza con desbordar 'la botella de la ilusión' que decía Manuel Llorente. Así las cosas, el equipo de Pizzi afronta el partido contra el Getafe con la duda de si se deben racionar los esfuerzos. Parece que el técnico argentino, que vino precedido con fama de hacer rotaciones aprovechará el partido para darle descanso a algunos de los futbolistas que han acumulado más minutos. Como dijo Pizzi, la labor de dosificar le compete a él y no a los jugadores. Mestalla, de momento, está siendo un fortín y no se conformará con que los futbolistas estén pensando en Basilea. El que salga al campo deberá exigirse al máximo. Por lo menos, tanto como los futbolistas del Getafe y, si puede ser, más. La plantilla debe acogerse al mensaje de Parejo que habló de luchar hasta el último momento para conseguir la séptima plaza. Las matemáticas dicen lo mismo.   

El club está llevando a cabo una iniciativa de reivindicación valencianista con una doble finalidad: apoyar al equipo en este tramo final de la temporada y agitar el sentimiento dado el delicado momento social que atraviesa el club. De esta manera, todos los aficionados que acudan al campo recibirán una camiseta con la leyenda #VCFsentiment, lema de la campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *