Trámite decisivo

Todas las esperanzas de la temporada están puestas en la Europa League. Ese es el único motivo que da relumbrón a un partido que se antoja de puro trámite tras la victoria del Valencia por 0-3 en Bulgaria.


El Valencia afronta un partido paradójico, un compromiso de trámite y vital a la vez. El equipo de Pizzi dispone de tres goles de renta obtenidos en la ida y, hasta que no se demuestre lo contrario, el Ludogorets tampoco tiene los recursos necesarios como para pensar en que pueda darle la vuelta a la eliminatoria en Mestalla. En este sentido, el encuentro de esta noche se plantea como una formalidad, una burocracia para completar el expediente porque el trabajo ya está hecho. Sin embargo, dado que la Europa League es el objetivo prioritario, por no decir el único, cada partido en esta competición merece una atención y una auto exigencia extraordinaria. Pizzi, en la rueda de prensa previa, fue preguntado por si daría la oportunidad a Guaita en la portería en vez de Diego Alves y el técnico argentino respondió que no ve demasiadas "diferencias en cómo tenemos que afrontar este partido con independencia del resultado conseguido en Bulgaria, con lo cual vamos a poner en el campo el mejor equipo que nosotros creamos que puede llevar a cabo lo que nosotros pretendemos". Es decir, jugará Alves. Se podría pensar que un partido así puede ser el indicado para repartir minutos. Y de hecho lo será, más por necesidad que por elección del míster. Bernat entró en la convocatoria pero arrastra molestias y esto, con toda probabilidad, provocará que se abran las puertas del once titular a Gayá. También, ante las bajas defensivas (Ricardo Costa y Senderos lesionados y Vezo no inscrito), Víctor Ruiz saldrá desde el inicio. Oriol Romeu que viene de una lesión, o el canterano Portu que llama a las puertas del primer equipo tendrán que esperar su oportunidad desde el banquillo al igual que Guaita. Cambios para este partido los justos y necesarios. Así lo aconseja el 'objetivo Turín'.    

El Ludogorets llega a Valencia con la única referencia positiva de que ha ganado todos su partidos a domicilio en la Europa League. Pero el reto de remontar la eliminatoria parece complicado. Su entrenador Stoicho Stoev habló en rueda de prensa de que quieren "mejorar en los próximos años". Dejó buenas sensaciones en la ida Misidjan pese a su falta de acierto de cara a portería y, para el partido de hoy, recuperan al centrocampista internacional búlgaro Zlatinski.

Pizzi apeló al apoyo de la grada "que sabiendo esta diferencia de tres goles puede dar por sentada ciertas cosas que después nos traen un disgusto". Es decir, estamos ante un trámite decisivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *