La amenaza existe

El Valencia afronta el partido contra el Dinamo en posición muy ventajosa. Además, las sensaciones que despierta el equipo de Pizzi invitan al optimismo. Pero el conjunto ucraniano no será el mismo de Nicosia y los azares del fútbol son inescrutables.


La amenaza existe y es muy real. La cantidad de cámaras y periodistas que arrastra el Dinamo de Kiev dan una idea de la magnitud del club ucraniano. Por algo es una institución poderosa, un clásico del fútbol europeo y el equipo con más títulos de la antigua URSS. Si añadimos la presencia de Yarmolenko y las declaraciones de Blokhin asegurando que van a cambiar muchas cosas respecto al partido de ida, la palabra trámite se borra de un plumazo para hacer referencia al duelo de esta noche. El técnico ucraniano, Balón de Oro de 1975, comentó en rueda de prensa que su equipo será "más agresivo. Lo de Nicosia pareció un partido amistoso". Más autocrítico, si cabe, se mostró el futbolista Gusev que reconoció que si se ponía a enumerar los errores cometidos en la ida "no llego al entrenamiento" que empezaba media hora después de sus declaraciones. Blokhin confirmó que la defensa será la misma que jugó en Chipre "pero en el medio campo y en el ataque habrá muchos cambios. Hemos estudiado al Valencia, en la segunda parte en Chipre tuvieron el balón pero esta vez no les dejaremos".  Se prevé, por tanto que, además de la presencia del temible Yarmolenko, también juegue el delantero congoleño Mbokani. En contra del equipo ucraniano está el resultado de la ida y su escaso ritmo de competición. Blokhin, en este sentido, señaló que tanto el Zenit como ellos, están "en desventaja porque todavía no hemos empezado la Liga". Y, por supuesto, en contra de las aspiraciones del Dinamo está el Valencia.  

El equipo de Juan Antonio  Pizzi afronta el partido con muchas bajas. El técnico argentino verá limitada su capacidad para hacer rotaciones. Hasta ocho jugadores de la primera plantilla (Javi Fuego, Oriol, Jonas, Piatti, Víctor Ruiz, Feghouli, Vinicius y Vezo) no podrán disputar el encuentro de esta noche por diferentes motivos. Ante este hecho Pizzi ha convocado a cuatro canteranos: Manu  Molina, Salva Ruiz, Portu y Rober. Aún así, el entrenador del Valencia ya comentó en rueda de prensa que la presencia de los jugadores del filial en el once titular era complicada por la exigencia del partido. El Valencia, pese a la franca ventaja de la ida, afronta el compromiso con precaución. Hay depositadas muchas esperanzas en la Europa League y no es cuestión de desperdiciar una excelente oportunidad para pasar a octavos de final. Pese a las magníficas sensaciones que desprende el Valencia sobre el campo, el equipo blanquinegro todavía está en periodo de construcción y cualquier descenso en el nivel de intensidad se puede pagar muy caro.

Europa vuelve a Mestalla. Dos grandes equipos del viejo continente dirimen quién jugará la siguiente ronda. El Valencia parte como favorito pero la amenaza existe.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *