La primera final

No parece que la vuelta de octavos de Copa frente al Atlético de Madrid llegue en el mejor momento para el equipo de Pizzi. Pero las finales son más propicias a saltarse la lógica del fútbol. Y hoy el Valencia en el Calderón juega una, la primera de la temporada.


Noche copera con pedigrí. Partido de alto voltaje para determinar si el Valencia pasa a cuartos de final o lo hace el Atlético de Madrid. Dijo Simeone tras acabar el partido de ida en Mestalla con empate a uno e insistió ayer en la previa que la eliminatoria está al 50%. Viendo el Valencia de la segunda parte en Balaídos este porcentaje se antoja muy generoso con el equipo de Pizzi. El Valencia juega contra sí mismo y contra su historia reciente. A su favor, las posibilidades intrínsecas del partido único. Y que el equipo, siendo una incógnita, puede mostrar su mejor versión. En este sentido, el Valencia ya fue superior al equipo colchonero en Mestalla.

Parece que el Atlético de Madrid tiene fama de no hacer rotaciones pero Pizzi lo puso en duda. Es cierto que hay futbolistas de los que el equipo colchonero no puede prescindir: Courtois, la defensa al completo y Diego Costa. También podrían estar en este grupo Koke y Arda pero entran con más regularidad en la rueda de descansos. Pero Pizzi tiene razón, el Atlético de Madrid cada vez tiene más variantes. SImeone es un entrenador que procura mantener a todos los jugadores involucrados concediendo minutos. Pero además, ha conseguido que su equipo funcione como un máquina independientemente de los engranajes que disponga sobre el campo. Se prevé incluso que debute el argentino Sosa que ya fue dirigido por El Cholo en Estudiantes. El Atlético ha sistematizado de tal manera su fútbol que no importa que nombres lo ejecuten sobre el campo.

Hablando de fichajes de invierno,tal vez, en el Valencia tenga que debutar Vezo ante las dudas físicas que generan Mathieu y Ricardo Costa. El joven portugués entró por primera vez en una convocatoria y, ante la ausencia de Víctor Ruiz, tiene asegurado un puesto en el banquillo. Pizzi, además de a Víctor Ruiz lesionado, se dejó en Valencia a Guardado por decisión técnica y a Jonas que no viajó por sanción. De las palabras del técnico argentino en rueda de prensa se puede interpretar la posibilidad de que jueguen Parejo y Banega juntos. Joao y Bernat serán los laterales y probablemente Javi Fuego juegue de titular. El resto es una incógnita. Como el rendimiento que puede ofrecer el equipo en el campo. Contra el Celta se vieron las dos caras del Valencia con un descanso de por medio. Que Pizzi resople cuando le pregunten qué le falta al equipo no es buena señal. Las esperanzas pasan por ver al Valencia de la ida.

En el palco Peter Lim seguirá las evoluciones del que puede ser su futuro equipo. Ha declarado que 30 millones le parecen pocos para reforzar la plantilla y que está dispuesto a invertir 50. Los jugadores tienen la oportunidad esta noche de demostrar que tienen sitio en un potencial equipo de altos vuelos.

A las once y media de la noche sólo quedará un equipo vivo en la competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *