Se cierra el telón… por fin

El Valencia CF despide la frustrante temporada 15/16 con la visita de la Real Sociedad.


Se juega mucho dinero el Valencia esta noche en el partido que le enfrenta a la Real Sociedad. La diferencia entre acabar octavo o decimocuarto tiene sus consecuencias en la distribución del dinero de las televisiones en las próximas temporadas. Hasta cuatro millones de euros están en juego. Además, el equipo tiene siempre una rersponsabilidad con la propia historia del club, como ha repetido Pako Ayestarán en las últimas semanas "todo lo que hacemos deja huella". Pero el partido que se vivirá en Mestalla no se puede definir en ningún caso por los alicientes que presenta. Llega el epílogo de una triste campaña sin posibilidad de redención para el club. Han sido demasiados escarnios como para poner algo de luz al final camino.

El convidado a la digestión del fracaso es la Real Sociedad que, además, es un rival directo en la lucha por la octava plaza. Por eso, el equipo txuri-urdin, salvando las distancias que marcan las expectativas, llega al duelo con las mismas motivaciones que el Valencia, es decir, intentar dignificar una temporada irregular quedando lo más arriba posible en la clasificación.

El Valencia llega al partido con numerosas bajas. Hasta ocho futbolistas no estarán a disposición de Pako Ayestarán. Gayà, Bakkali y Cherysev están lesionados de larga duración y Abdennour, Mustafi han tenido problemas físicos tras el partido en el Bernabéu. Además, Enzo Pérez, Javi Fuego y Rodrigo Moreno están sancionados. A estos ocho futbolistas habría que sumar a Feghouli que sigue cumpliendo su castigo disciplinario.

Las numerosas ausencias han provocado que cuatro canteranos sean convocados: Tropi, Sito, Carlos Soler y Lato pueden tener su oportunidad a lo largo del partido. Parece difícil que alguno pueda jugar de titular atendiendo a las palabras de Pako Ayestarán en la rueda de prensa previa al partido "hay que respetar los tiempos y los galones. Los jugadores de la primera plantilla lo son por algo". Parece justo, en cualquier caso, que la responsabilidad de jugar un partido antipático la asuman los causantes de la decepción.

Se cierra el telón de la temporada… por fin. Y no se salva ni el apuntador. Mestalla dictará sentencia con la esperanza de que el club haya aprendido la lección y el nuevo proyecto abrace la coherencia en la toma de decisiones. Es un día de despedidas frustradas porque el verano dirá cuántos futbolistas vestirán hoy por última vez la camiseta del Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *