Continúa el reto de Ayestarán

El Valencia CF quiere sumar su cuarta victoria consecutiva por primera vez esta temporada


Pese a la descompresión vivida en las últimas semanas porque, afortunadamente el fantasma del descenso a Segunda División se ha difuminado, el Valencia sigue teniendo objetivos en el corto plazo. En primer lugar, el equipo blanquinegro debe conseguir la permanencia de una vez por todas de forma matemática y, después, debe apurar todas las opciones por remotas que sean de alcanzar la séptima plaza y jugar la temporada que viene en Europa. Pero es que además, el Valencia se está jugando su futuro a largo plazo. Cuando Pako Ayestarán asumió el cargo de entrenador, García Pitarch desveló que Peter Lim le había dicho al técnico vasco que tenía las puertas abiertas del club para el año que viene si era capaz de hacer funcionar al equipo. Pese a esa declaración de intenciones lo cierto es que sobre Ayestarán ha pesado cierto aire de interinidad debido a que era el ayudante de Neville y, sobre todo, debido al escepticismo de una afición cansada de experimentos en el banquillo. Ahora, sin embargo, el Valencia gana y juega bien y la figura de Ayestarán va ganando adeptos. Seguramente por eso, el actual técnico del Valencia insiste en el crecimiento del equipo. Tres victorias consecutivas, aún habiendo vencido a rivales de la talla del Barça y del Sevilla, sigue siendo poco bagaje. Es incuestionable que el cuadro blanquinegro es otro en el plano colectivo y en el individual. Pero todo eso hay que ratificarlo partido tras partido y hoy el Valencia juega en Getafe.

El equipo madrileño pasa por una situación muy complicada. Hundido en la penúltima plaza sólo le vale la victoria si quiere aspirar a la salvación. La destitución de Fran Escribá y la llegada de Esnáider no parece haber tenido el efecto esperado. Pese a la mala temporada realizada el Getafe tiene jugadores de calidad como Sarabia, Pedro León o Álvaro Vázquez que pueden determinar la suerte de un partido si están inspirados.

Por su parte, el equipo blanquinegro llega al duelo, como ha sucedido en las últimas semanas sin extremos puros. No están ni Bakkali, ni Cherysev, ni Piatti por lesión ni Feghouli por decisión técnica. Tampoco se ha recuperado Gayà que volvió a tener molestias en el pubis en el último partido de Liga. El buen rendimiento del equipo hace pensar que Ayestarán no modificará el once titular que ganó contra el Éibar el miércoles pasado. Aún así, la acumulación de tres partidos en siete días puede conllevar algún pequeño cambio.

Continúa el reto de Ayestarán que pasa por conseguir los 3 puntos pero, también, como subrayó el entrenador vasco tras el partido contra el Éibar "me importa el cómo". Parece que el Valencia ha encontrado un camino pero debe insistir en él para convertirse en un equipo sólido con un estilo propio. Al menos, ahora la afición puede permitirse la perspectiva de disfrutar viendo jugar al Valencia. Algo impensable hace unas semanas cuando el equipo parecía abocado a pelear por la salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *