Prestigio y más

El Valencia CF recibe al Éibar en Mestalla con la intención de prolongar la buena dinámica de juego y resultados.


Pese a que la clasificación refleja que esta noche en Mestalla se enfrentan dos equipos sin aspiraciones, hay muchos motivos para pensar que no es un partido intrascendente. En primer lugar, como dijo Ayestarán en la rueda de prensa previa al duelo contra el Éibar, el prestigio está en juego. Sucede siempre que el escudo del murciélago compite, es la gloriosa servidumbre que exige el peso de la historia. No se puede frivolizar en este sentido. Además, aunque el Valencia esté virtualmente salvado del descenso, conviene certificar la permanencia matemáticamente cuanto antes. Por otra parte, el equipo blanquinegro tiene la obligación de pelear por la séptima posición mientras quede alguna opción por remota que sea. Ayestarán también habló de la necesidad de que los futbolistas se reivindiquen individualmente "tienen que demostrar que pueden estar en el Valencia". Quizá, en este punto, algunos jugadores llegan tarde porque tienen imposible voltear la percepción que han generado con su rendimiento a lo largo del curso.

La afición valencianista tiene, lógicamente, sentimientos encontrados. La victoria del pasado domingo en el Camp Nou y la enorme alegría que supuso no puede tapar las continuas decepciones de una temporada en la que el proyecto de Lim se ha estrellado de forma estrepitosa. El ambiente que se pueda vivir esta noche en Mestalla es una incógnita pero seguro que marca el devenir del partido. Para que no concluya la tregua autoimpuesta por la delicada situación del equipo, los futbolistas deberán demostrar una actitud comprometida durante los 90 minutos. El Valencia tiene que ganar pero también tiene que convencer.

Enfrente estará el Éibar, que no ha desaprovechado la oportunidad de seguir compitiendo en Primera División que se ganó el verano pasado en los despachos. El equipo guipuzcoano está realizando una temporada brillante con el presupuesto más bajo de toda la Primera División. Podría pensarse que el Éibar se ha hecho fuerte en Ipurúa debido a las especiales condiciones de su estadio y las reducidas dimensiones del terreno de juego. Sin embargo, bajo las órdenes de Mendilibar, el equipo armero ha demostrado que puede competir en cualquier campo con un estilo de juego que privilegia la posesión del balón. Será una buena oportunidad para seguir en directo a uno de los futbolistas revelación de la actual campaña en la Liga. El delantero centro madrileño Borja Bastón ya lleva 17 tantos en su casillero goleador.

Por su parte el Valencia llega a la cita con numerosas bajas. Además de Cherysev, Bakkali, Piatti y Feghouli que no pudieron estar en el Campo Nou hace tres días, Pako Ayestarán tampoco podrá contar con Barragán sancionado por acumulación de tarjetas amarillas. Es la primera vez que el técnico vasco se enfrenta a una semana con tres partidos. Por eso, será interesante ver cómo gestiona la dosificación de esfuerzos y las rotaciones.

El enfrentamiento directo entre dos equipos situados en la zona media de la tabla puede permitir al Valencia adelantar a su rival en la clasificación en caso de victoria. Lo cierto es que, además del prestigio, también está en juego el botín económico de los derechos de televisión que, en parte, se derivan de la clasificación final de la Liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *