Tots a una veu

El valencianismo ha tocado a rebato para sacar los tres puntos contra el Sevilla en Mestalla y alejar la amenaza del descenso.


Las situaciones críticas requieren de respuestas extraordinarias. Así lo ha entendido el valencianismo que, en esta última semana, ha optado por la generosidad con el equipo. La afición es consciente de la coyuntura y ha decidido apoyar a los jugadores por encima de las valoraciones negativas que genera la temporada. Es un paso adelante muy importante y puede que sea decisivo pero, como siempre, sólo el balón dictará sentencia.

Hubo un ensayo de lo que puede suceder hoy hace un par de meses contra el Espanyol. Entonces, los seguidores blanquinegros decidieron conjurarse, Mestalla se llenó y los 3 puntos se quedaron en Valencia. Sin embargo, hay alguna diferencia sustancial respecto a lo sucedido en febrero. Ahora el rival es el Sevilla, con todo lo que eso supone y el peligro del descenso está más latente porque quedan menos jornadas de Liga. Por eso, hay que redoblar los esfuerzos.

Además de los actos que se han sucedido estos últimos días y las llamadas a la unidad desde todos los estamentos del club la afición brindará un recibimiento histórico a sus futbolistas para transformar la ansiedad en determinación. Ahora bien, los tres puntos en disputa se dirimirán en el rectángulo de juego y los verdaderos protagonistas, los jugadores blanquinegros, deberán dar argumentos para llevarse la victoria ante un rival muy competitivo.

El Sevilla llega a Mestalla en una situación clasificatoria que, pese a no ser muy buena, es bastante cómoda. El equipo de Emery apenas tiene opciones para entrar en Champions pero tiene la séptima plaza que da acceso a la Europa League prácticamente garantizada. Además, las principales esperanzas de la actual temporada no pasan por la Liga sino por la competición europea. El Sevilla se encuentra en medio de los cuartos de final de la Europa League contra el Athletic. Este hecho tendrá su reflejo en las rotaciones. Aún así, los futbolistas menos habituales del Sevilla siguen siendo temibles y valga como ejemplo la entrada de Llorente en el once titular en lugar de Gameiro. A quien no dará descanso Emery es a Banega convertido en la brújula y el referente del equipo hispalense. Así es la vida y el fútbol. Por otra parte, que el rival afronte el partido sin presión siempre es un arma de doble filo.

En cualquier caso, Ayestarán fue muy claro en este sentido en la rueda de prensa previa al duelo de esta tarde “da igual que sea el Sevilla… como si fuese el Gerona”. Al entrenador del Valencia sólo le preocupa su equipo. El técnico vasco ha contado con una ventaja que no tuvieron sus predecesores y es que ha tenido cinco días para preparar el partido. El trabajo ha ido encaminado, sobre todo, a recuperar a los jugadores en el plano mental “cuando tienes un refuerzo negativo constantemente los jugadores dejan de creer en sí mismos y eso es lo que estamos tratando de recuperar”. Ahora bien, Ayestarán enfoca esa tarea desde el rendimiento futbolístico “no es importante el trabajo puramente psicológico”. Por eso a lo largo de la semana se ha podido ver la repetición de ejercicios aparentemente sencillos para que los jugadores pierdan el miedo a fallar un pase. El entrenador blanquinegro está seguro de que su equipo ofrecerá un mejor rendimiento que en Las Palmas “con la pelota”.

Continúan lesionados y no podrán participar esta tarde Cherysev, Bakkali, Gayà y Cancelo. Además, Ayestarán no ha convocado a Danilo Barbosa. Las principales novedades respecto al último partido de Liga son la vuelta de Enzo Pérez y Santi Mina. También ha sido citado el lateral izquierdo del Mestalla Caballo.

Los once titulares, los suplentes, los jugadores que estén en tribuna, el cuerpo técnico, los directivos, los empleados del club y, por supuesto, los aficionados. Todos tienen una misma misión esta tarde a las cuatro. En Mestalla. En casa. 'Tots a una veu'

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *