Empieza el duelo: San Mamés contra Mestalla

El Valencia busca obtener un buen resultado en el partido de ida de los octavos de final de la Europa League para sentenciar la eliminatoria en casa dentro de una semana.


Una temporda frustrante tiene una vía de escape hacia la gloria. Una última oportunidad para que el segundo proyecto de Peter Lim se desmarque del fracaso absoluto. El objetivo mínimo de esta noche en Bilbao es salir con vida. Valencia y Athletic disputan una eliminatoria inédita en Europa pese a ser dos de los clubes más laureados de España. Y como telón de fondo con voluntad de protagonismo dos estadios que también juegan partidos. El nuevo San Mamés y Mestalla. De cómo los jugadores de ambos equipos asimilen la pasión de las gradas dependerá la suerte de la eliminatoria. En ese sentido, la joven plantilla del Valencia y su inexperto entrenador, afrontan otra prueba de madurez.

Hace una semana y media el Athletic visitó el coliseo valencianista para disputar la vigésimo quinta jornada de Liga. El equipo vasco ganó 0-3 y confirmó su superioridad en la competición de la regularidad. La referencia sirve para que la afición valencianista afronte la eliminatoria con prudencia y para que los rojiblancos asuman, sin quererlo, el papel de favoritos. No es, ni mucho menos, una mala noticia para el equipo de Gary Neville.

Aquel encuentro también dejó alguna evidencia que será importante en el partido de esta noche. Beñat se hizo el amo de la zona ancha del campo y por ahí el Athletic manejó los tiempos del partido para acabar de desnivelar el encuentro en el último cuarto de hora. También se pudo apreciar nítidamente los problemas defensivos del Valencia y la voracidad anotadora de los vizcaínos en las jugadas a balón parado. Será fundamental que el equipo blanquinegro revierta todos estos elementos si quiere salir con opciones del nuevo San Mamés.

Valverde tendrá hasta última hora la duda de Aduriz que ha entrado en la convocatoria pero sufrió un golpe en el partido que su equipo disputó en Gijón el fin de semana pasado. Por lo demás, el técnico extremeño cuenta con todos su futbolistas para afrontar el choque de ida de los octavos de final a excepción hecha del delantero Iñaki Williams.

Por su parte, Gary Neville tiene dos bajas muy significativas. Ni Cherysev ni Enzo Pérez han podido viajar a Bilbao por lesión. En esas mismas circunstancias está Bakkali que, además, igual que Siqueira, no está inscrito en la Europa League. Parece que el entrenador del Valencia alineará a Parejo que no jugó el último partido de Liga pero mantendrá la fórmula de los dos mediocentros de contención con Javi Fuego y Danilo. Arriba, todo hace pensar que Negredo es el delantero elegido para jugar contra el Athletic, al menos, así sucedió en Liga. También es muy probable que vuelva Abdennour al centro de la zaga y es seguro que Ryan defenderá la portería porque lo venía haciendo en Europa y porque Alves es baja médica por un resfriado.

Se da la circunstancia de que los dos equipos que apearon al Valencia de la Champions League, el Zenit y el Gante, ya no están en Europa. El equipo blanquinegro tiene la posibilidad de dignificar la desastrosa temporada que está haciendo hasta el momento. Será fundamental que los jugadores que dirige Gary Neville sepan manejar las emociones que desprende un estadio como el de San Mamés. Cuando más apriete el coliseo rojiblanco y parezca que los jugadores del Athletic tienen alas, no quedará más remedio que mirarse el escudo y recordar que la historia habla de un club bronco y copero. Si el Valencia sale con vida, mandará Mestalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *