Punto de inflexión o espejismo

El Valencia quiere darle continuidad a los dos últimos resultados y alejarse del fantasma del descenso


Gary Neville explica la victoria del otro día contra el Rapid a partir de la confianza adquirida por el equipo tras el sufrido duelo contra el Espanyol que puso fin a una racha liguera de 13 partidos sin ganar. Todos los futbolistas hablaron tras el partido de la Europa League de un punto de inflexión. El encuentro de hoy en Granada, por todo ello, es determinante para despejar las dudas. Porque el aficionado valencianista anda algo confundido, no sabe si afrontar el partido que el Valencia disputará en el estadio de Los Cármenes con la predisposición de disfrutar o de sufrir.

Se puede pensar en positivo atendiendo a la calidad de la plantilla. Si el equipo necesitaba una victoria para desbloquearse mentalmente ya ha conseguido dos y una de ellas por goleada. En el fútbol, si hay buenos mimbres, basta con que las cosas empiecen a funcionar para que funcionen de forma continuada. Pero también hay un precedente que estimula la desconfianza. Estos mismos jugadores consiguieron golear al Celta de Vigo en Balaídos y, al final, ese partido quedó en el recuerdo como un espejismo inexplicable. El Valencia en Granada debe despejar la duda que determinará el devenir de la temporada. Es un partido clave por muchos motivos.

El equipo de Neville necesita la victoria de forma desesperada pero también el Granada. El equipo nazarí está en una situación extrema como colista de la Primera División. Uno de los protagonistas del partido será el ex valencianista Ricardo Costa que ha fichado en el mercado de invierno por el conjunto andaluz. Es la primera vez que el ex capitán blanquinegro juega contra su antiguo club. Los que no podrán jugar por la 'claúsula del miedo' son Rober y Salva Ruiz. Habrá que prestar especial atención al venezolano Peñaranda que está siendo uno de los jugadores revelación de la temporada en la Primera División. El Granada es un equipo muy peligroso porque, pese a su situación liguera, no tiene, ni mucho menos, la peor plantilla del campeonato. Evidentemente, como señaló Neville en sala de prensa, la eliminatoria de Copa que ganó el Valencia con comodidad no sirve de referente para el partido de hoy. Al menos a priori.

El equipo blanquinegro ha viajado a Granada sin Abdennour, Bakkali, Javi Fuego y Gayà que arrastran problemas físicos. El técnico inglés ha manejado bien las rotaciones y estarán frescos para el partido de hoy jugadores clave como Enzo Pérez, Alcácer o Feghuli o Cherysev. También volverá al once titular Mustafi que no pudo jugar ante el Rapid por sanción. La otra novedad de la convocatoria es la vuelta de Jaume en detrimento de Ryan aunque, probablemente, el titular en Liga siga siendo Diego Alves.

El Valencia tiene la oportunidad en los Cármenes de alejarse de la pesadilla del descenso. Ha llegado el momento de que los jugadores se reivindiquen. Nadie duda de que en el fútbol la cuestión de la confianza sea fundamental. Por eso, cabe inclinarse porque el equipo de Gary Neville haya encontrado el punto de inflexión. A las ocho de la tarde el valencianismo ya no tendrá dudas al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *