No da igual

El Valencia, sin opciones de pasar a la siguiente ronda, disputa la vuelta de semifinales de Copa con la amenaza de un Mestalla desierto.


No hay ninguna esperanza de que el Valencia le dé hoy la vuelta a la eliminatoria de Copa. Ni la grandeza del fútbol ni la mística de la Copa permiten albergar ninguna ilusión al respecto. El 7-0 de la ida es demoledor y enfrente estará el Barça. Podría parece que esta noche en Mestalla el Valencia no tiene nada que ganar. A esto se une una campaña en redes sociales para que la gente no acuda al estadio y la convocatoria de Gary Neville con siete futbolistas del filial. Todo está preparado para un partido intrascendente pero no da igual. Los futbolistas que salgan al terreno de juego tienen la responsabilidad de dejar en buen lugar el escudo del Valencia CF. Obviamente, los jugadores del Mestalla no deben asumir la carga que generaron los mayores en el Camp Nou hace una semana pero los profesionales deben dar un paso al frente, restaurar, en la medida de lo posible, la imagen exhibida en el partido de ida. Pese a la desventaja en el marcador, el mínimo exigible es jugar con tensión competitiva, como si el pase a la Final estuviera en juego. Es lo mínimo y no da igual

Se puede rescatar un aspecto positivo del duelo que se vivirá esta noche en el coliseo valencianista: cuando acabe, Gary Neville tendrá un partido más de experiencia. Es justo reconocer que el entrenador inglés no ha dispuesto de una pretemporada para preparar a su equipo e inculcarle su idea de fútbol a los jugadores, por eso, cualquier oportunidad es buena para seguir avanzando en este sentido.

Y poco más se puede rescatar a priori. El Barcelona, lógicamente, también asume que la eliminatoria está sentenciada y Luis Enrique aprovechará para darle minutos a los jugadores menos habituales. Es un riesgo para el Valencia porque estos futbolistas querrán demostrar que están capacitados para entrar con más asiduidad en los planes del técnico asturiano. Aún así, dada la voracidad de jugadores como Messi o Luis Suárez, es un alivio que no entren en los planes de Luis Enrique.

Neville ha apostado por subir a gente del filial. Hasta siete futbolistas del equipo dirigido por Curro Torres han entrado en la convocatoria de 19: Diallo, Ayala, Caballo, Fran Villalba, Zahibo, Tropi e Iban Salvador. Un de ellos no se vestirá de corto por las restricciones de la Federación y sólo cuatro podrán ser alineados desde el inicio o podrán jugar de forma simultánea a lo largo del partido. Mustafi está sancionado, Enzo, Alcácer, Javi Fuego y Feghouli no se encuentran al cien por cien físicamente y Neville ha evitado que otros futbolistas como Barragán, Cancelo, Parejo o Rodrigo Moreno pasen por el trance de disputar el partido de esta noche.

Todo está preparado para que esta noche no pase nada. Pero juega el Valencia en Mestalla y hay códigos que se deben respetar. No da igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *