La hora de la verdad

El Valencia afronta la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey con la necesidad de ganar, o empatar a dos o más goles.


Hay muchos motivos que permiten albergar optimismo de cara al decisivo partido que jugará el Valencia CF está noche en el estadio de Gran Canaria. Es cierto que el equipo de Gary Neville está ofreciendo un rendimiento decepcionante pero las competiciones por eliminatorias ofrecen la posibilidad de escapar de las dinámicas con más facilidad. Es más sencillo renovar el estado mental porque sólo hay 90 minutos por delante. No existe nada más alrededor. El Valencia se lo juega todo a una carta. Ha llegado la hora de la verdad.

El Valencia está a cuatro partidos de cambiar el signo de una temporada, hasta el momento, algo más que decepcionante. El primer escollo lo deberá superar esta noche venciendo a Las Palmas o empatando a dos goles o más. Pese a que Gary Neville aprovecha cualquier intervención pública para decir que en el partido de ida el Valencia mereció ganar por 3-1 porque su equipo generó muchas más ocasiones de gol que el rival, lo cierto es que en Mestalla hace una semana se vio mucho más cómodo en el campo a Las Palmas. El conjunto dirigido por Quique Setién impuso su plan de partido que pasaba por tener el control de la posesión. Un majestuoso Valerón marcó la pauta en el centro del campo. El empate a uno final obliga al Valencia a marcar hoy, al menos, un gol.

Gayà, en sala de prensa el pasado martes, marcó el camino para ganar hoy "creo que tenemos que salir a marcar un gol rápido. La clave va a ser salir a por ellos desde el primer minuto. Presionarles arriba como hicimos en Mestalla". Así pues, cabe esperar un Valencia agresivo de inicio. Será, en cualquier caso, una prueba de fuego para un equipo joven. Además del reto de marcar los pupilos de Gary Neville deberán saber gestionar las emociones que produzca el partido. El Valencia suele padecer con las variaciones en el marcador ya sean en contra o a favor. La determinación debe ser continua durante los 90 minutos. El Valencia debe demostrar que, además de potencial, tiene carácter ganador.

Quique Setién no va a cambiar su filosofía de priorizar la Liga pese a que se encuentra a las puertas de hacer historia. Los futbolistas titulares dejarán paso a los menos habituales para jugarse el pase a semifinales. El Valencia, eso sí, se encontrara a la afición amarilla en plena ebullición.

Por su parte, Gary Neville recupera a dos futbolistas fundamentales. El Valencia ha jugado sus dos ultimos partidos con Danilo y Zahibo en la sala de máquinas con resultados discretos. Por eso se espera mucho de la vuelta de Enzo Pérez. Además de darle dinamismo al juego puede aportar agresividad y jerarquía. La batalla en el centro del campo será fundamental para dirimir quién se lleva el partido. También está convocado Feghouli aunque es improbable que salga de inicio. El técnico inglés sigue contando con bajas sensibles. Además de Paco Alcácer y Javi Fuego no ha viajado a Las Palmas Cancelo. Barragán, que se rompió la nariz en el último partido, jugará con una máscara protectora a fin de no dejar al equipo sin laterales derechos.

Hay que ganar, como diría Luis Aragonés, 'por lo civil o lo criminal'. Lo dijo ayer Neville "en Copa no importa el rendimiento, sólo importa ganar". Quedan 90 minutos para que el valencianismo se vuelva revolucionar. Quedan 90 minutos para jugar una semifinal. Ha llegado la hora de la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *