Tres puntos de oro

La situación del Valencia en Liga tras la derrota en Villarreal es delicada. Una victoria contra el Real Madrid sería un punto de inflexión.


Ha sido preguntado Gary Neville en estas últimas semanas sobre la importancia de los partidos contra el Villarreal y el Real Madrid. El técnico inglés no ha querido plantearlo como finales poque queda mucha temporada pero a nadie se le escapa que, en positivo, los tres puntos de esta noche en Mestalla tienen un significado especial. La entidad del rival, el Real Madrid, sugiere que una victoria puede tener la suficiente trascendencia como para cambiar el rumbo de la temporada. Ganar siempre es el camino más fácil para que un entrenador pueda introducir su filosofía y sus métodos en la plantillla.. Gary Neville tiene la oportunidad esta tarde de dar una salto cualitativo en su progresión como técnico del Valencia CF. Hasta ahora ya sabemos que los futbolistas blanquinegros son capaces de pelear cada balón y defenderse con uñas y dientes como sucedió contra el Barcelona con Voro al frente del banquillo. Ahora falta que demuestren que son capaces de ganar a un equipo como el Real Madrid. La corriente de confianza que generaría una victoria así puede tener el límite en una temporada para la historia. Lo contrario, sería profundizar en un camino sin rumbo, un tránsito hacia no se sabe dónde con pena y sin gloria.

El otro polo de atracción de esta tarde para los valencianistas, además de su equipo, es la vuelta a Mestalla de Rafa Benítez. Un entrenador que conectó con la afición a través de las victorias y que hizo que todo el valencianismo se sintiera orgulloso de su equipo. Dirigió al último gran Valencia, uno de los mejores de la historia, por eso, Benítez será recibido en Mestalla como merece, con muestras de eterna gratitud.

El Real Madrid llega al coliseo valencianista en una situación parecida a la que vivía el Valencia con Nuno en el sentido de que gran parte de la afición no se identifica en absoluto con su entrenador y tampoco los jugadores. Aún así, el equipo de la capital de España se ha clasificado para los octavos de la Champions League y va tercero en Liga con opciones de acabar la jornada a dos puntos del líder. Y, sobre todo, tiene a jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale, Modric o Marcelo. Hasta última hora no se sabrá si puede jugar Benzema aunque su sustituto ofrecerá las máximas garantías.

Gary Neville no podrá contar con los lesionados Mustafi, Diego Alves, Enzo Pérez, Feghouli, Bakkali y Gayà. Un rosario de bajas con las que ha tenido que convivir el técnico inglés de su llegada. Sólo ha tenido un entrenamiento el entrenador del Valencia para preparar el partido contra el Madrid aunque en estos casos no es necesario estimular en exceso la capacidad de concentración y esfuerzo de los jugadores. No hay demasiadas pistas sobre el once que sacará Neville aunque la no convocatoria de Diallo puede hacer pensar que el técnico inglés abandone la idea de jugar con tres centrales que empleó contra el Villarreal.

El valencianismo empieza el 2016 con un partidazo. Ahora falta que el nuevo año traiga también grandes alegrías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *