El derbi de la necesidad

El Valencia debe reconducir el rumbo en Liga y el Levante ocupa la última posición en la tabla


El pasado martes, en un acto en la Falla de la Exposición Paco Alcácer señaló que contra el Levante "sólo vale ganar". Un día después, en la charla previa al entrenamiento de Nuno con sus jugadores en el campo 5 de la Ciudad Deportiva de Paterna, el técnico portugués miró a Alcácer y aprobó sus palabras del día anterior "tú lo has dicho". Y el jueves en la sala de prensa Parejo repitió varias veces la misma consigna "sólo vale ganar". Así llega el Valencia al derbi, preso de la necesidad por conseguir los 3 puntos pero también, con la obligación de mejorar su imagen delante de la afición después del doloroso partido visto en el Vicente Calderón en el que se perdió y en el que los jugadores deambularon sobre el terreno de juego.

Es la primera vez en la historia que el Levante permanece seis años consecutivos en Primera División. Además, desde que empezó el siglo XXI, el equipo granota ha competido en la máxima categoría tres veces más. Esto provoca que el derbi de la ciudad de Valencia vaya adquiriendo cierto aroma a clásico. Aún así, no se puede obviar que la rivalidad siempre ha tenido más sentido en los Poblados Marítimos o en Orriols, feudo del equipo granota, que en el resto de la ciudad. No hace mucho tiempo en Mestalla se aplaudían los goles del Levante cuando salían en el videomarcador y el año pasado, sin ir más lejos, el estadio blanquinegro pitó los deseos de un sector de la grada que cantaba a favor del descenso del vecino.

Y si el Valencia llega al duelo de hoy necesitado el Levante, directamente, está sumido en una crisis que ha provocado el cambio de entrenador. Alcaraz fue destituido durante la semana y el club azulgrana ha contratado a Rubí para asumir la dirección técnica del equipo. Nuno se ha encontrado con un problema a la hora de preparar el partido porque no tiene ninguna referencia clara de cómo jugará el rival aunque, como reconoció ayer, ha analizado"las características individuales de sus jugadores y el trabajo de Rudi en el Valladolid para dar información a mis futbolistas". El Levante es hoy un equipo peligroso por dos razones: la motivación natural que genera la llegada de un nuevo técnico y el hecho de que vivan el derbi como el partido más importante del año.

En cuanto a la intensidad el Valencia viene advertido del partido del Calderón. Hay aspectos que deberían ser innegociables y entre la hinchada sentó peor las sensación de equipo pusilánime que la derrota. Hoy el equipo de Nuno debe dar un paso al frente para reencontrarse con su afición.

El Valencia presentará una defensa inédita hasta el momento debido a las bajas de Abdennour por lesión y de Mustafi por sanción. Vezo llevaba tres partidos consecutivos sin entrar en la convocatoria y hoy pasará directamente al equipo titular para acompañar a Aderllan Santos. A diferencia de lo que sucedió en el Calderón Nuno volverá a jugar con extremos para recuperar el 4-3-3 y los candidatos para ocupar esas demarcaciones son Piatti, Bakkali, Mina y Feghouli. Arriba, con Rodrigo ausente de la lista por lesión y Negredo por decisión técnica parece que Alcácer será el delantero centro. En la sala de máquinas del equipo puede haber otra novedad significativa si Nuno, como parece, da descanso a Parejo. Siendo así, el triángulo de centrocampistas lo formarán Javi Fuego, Enzo Pérez y André Gomes.

El Valencia jugará el martes en Bélgica un partido que le puede permitir asegurarse los octavos de final de la Champions. Sin embargo, el entrenador portugués ha modificado su filosofía de principio de temporada de hacer rotaciones salvajes porque el resultado no fue el esperado. No es el único cambio que se ha producido. Nuno, en verano, tenía la intención de evolucionar el juego del equipo y darle más herramientas para afrontar los partidos. Sin embargo, ayer declaró que quieren ser "el mismo equipo que el año pasado, un equipo que dominaba y que ganaba". La necesidad siempre da otra perspectiva de la situación y hoy al Valencia sólo le vale ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *