Penúltima oportunidad

El Valencia afronta la segunda jornada de la liguilla de la Champions en Lyon exigido por su derrota en el partido inaugural contra el Zenit


Nuno dijo ayer en sala de prensa que el partido contra el Lyon era "de una importancia máxima pero no determinante". Aunque se entienda perfectamente lo que quiso transmitir el entrenador del Valencia quizá hubiera sido más preciso hablar de que el choque de esta noche es determinante pero no definitivo. El Valencia afronta el segundo partido de la liguilla condicionado por la derrota en el primer encuentro frente al Zenit en casa. Pase lo que pase esta noche en el estadio Gerland, después, todavía quedarán 12 puntos en juego. Suficientes para revertir la situación. Eso sí, si el Valencia no consigue, al menos puntuar, vivirá el resto de la liguilla en una situación de emergencia, afrontando cada partido como una Final. Por eso, hoy en Lyon, el equipo blanquinegro está ante la penúltima oportunidad de hacer algo grande en la Champions League.

Así pues, sobre el campo, se verá un partido entre dos equipos conscientes de la trascendencia de lo que se juegan. El Lyon y el Valencia pueden considerarse dos equipos parejos futbolísticamente aunque sean proyectos totalmente diferentes. El equipo francés es un clásico de la Champions League desde que ganó seis campeonatos seguidos de la Ligue 1 a principios de milenio. Es un club presidencialista gobernado por el empresario Jean-Michel Aulas y, más allá de algún fichaje de postín realizado en los últimos diez años (Lisandro López a la cabeza), basa su capacidad competitiva en la cantera. De hecho, dos de sus futbolistas estrella, Fekir y Lacazzete, proceden de las categorías inferiores. El primero de ellos no podrá jugar después de haber sufrido una grave lesión a principios de este mes y el segundo, máximo goleador del campeonato liguero el año pasado, se encuentra en un pugna pública con el presidente por la renovación de su contrato. Son, sin duda, dos condicionantes que benefician al Valencia. Pero el Lyon tiene más argumentos que ofrecer. El fichaje más sonado de este verano ha sido el del internacional francés Valbuena pero también han incorporado al lateral derecho del Manchester Rafael y al defensa del PSG Jallet que jugó en Mestalla la última vez que el equipo valencianista participó en Championjs League.

Desde el domingo sabemos cuál es la apuesta táctica del equipo francés. Nuno, para explicar su planificación y su política de rotaciones hizo referencia al rombo en el centro del campo que emplea el técnico del Lyon Hubert Fournier. La batalla sobre la pizarra ya está dibujada. El entrenador del Valencia también apuntó ayer que para combatir el sistema francés "no es adecuado" jugar con dos delanteros. Así pues, pese a las declaraciones públicas de Alcácer y de Negredo en ese sentido, esta noche en el estadio Gerland, no saldrán al terreno de juego los dos juntos en el once inicial.

Respecto al tipo de partido que se verá en Lyon Nuno también dio muchas pistas en la rueda de prensa aunque algo contradictorias. En primer lugar habló de ser "fiel a nosotros mismos" lo que implica presión organizada y salida rápida y directa en busca del gol. Pero también apuntó que su equipo "no va a abdicar de la posesión". Es más, el entrenador portugués situó la clave del partido en las posibilidades del Valencia para asumir la iniciativa del juego. Por eso es difícil imaginar que Parejo se quede fuera del equipo.

El Valencia afronta el choque de esta noche con las sensibles bajas de Gayà, André Gomes y Diego Alves por lesión y de Bakkali por no estar inscrito. De no ser así, seguramente el belga tendría su oportunidad en Lyon porque, ahora mismo, es el futbolista más desequilibrante de la plantilla. Un posible once del Valencia puede ser el formado por Jaume, Barragán, Mustafi, Abdennour, Orban, Javi Fuego, Enzo Pérez, Parejo, Feghouli, Piatti y Negredo aunque no deja de ser una especulación porque futbolistas como Negredo, Rodrigo o incluso Cancelo, Danilo o De Paul, también pueden tener su oportunidad de inicio.

La Champions no ha hecho más que empezar pero una derrota hoy colocaría al Valencia en el precipicio. Cualquier otro resultado mantendría intactas las opciones del equipo de Nuno. Por la composición de grupo no es descabellado pensar que los duelos directos contra el Olympique de Lyon van a determinar las posibilidades del Valencia. Por eso, a la previa, sólo se puede añadir una cosa más:

¡A por ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *