Nace una ilusión

Arranca la Copa del Rey, una competición apetecible para el club y para la afición. Las eliminatorias antes de llegar a la final no serán sencillas si se cumplen los pronósticos de los demás y el Valencia va pasando las rondas. El primer envite, sin embargo, tiene un favorito obvio. El equipo de Djukic visita Tarragona e intentará sentenciar la clasificación.


El equipo catalán está pasando un trago desagradable tras haber sido acusado esta semana de amañar un partido de principio de temporada contra el Constancia por la Agrupación de Operadores de Apuestas contra el Fraude en el Deporte en un acto celebrado en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. El club catalán ya ha anunciado la toma de medidas legales  contra dicha Agrupación en caso de que no se aporten pruebas. Cabe recordar que hace tan sólo seis años el Nàstic se paseaba por los campos de Primera División. El año pasado fue el de su vuelta al grupo III de la Segunda B. Tras un inicio irregular acabó clasificado para las eliminatorias por el ascenso. Sin embargo, este año ocupan una discreta décima posición. Seguramente, su jugador más ilustre sea Perera, ex delantero, entre otros, del Celta y el Mallorca. También juega en el equipo tarraconense y es muy probable que lo haga de titular Ferrán Giner. El extremo izquierdo es hijo del defensa valencianista Fernando Giner.

El Valencia, por su parte, afronta el partido intentando alejarse de los excesos de confianza. El equipo vive proclamando su felicidad a los cuatro vientos pero sobre el campo queda mucho por demostrar. La convocatoria de Djukic admite interpretaciones. El técnico serbio advirtió en rueda de prensa de que el jueves en Mestalla hay posibilidades de ver otro once titular. Tal vez, el entrenador valencianista confíe en Tarragona en los futbolistas que han contribuido a la mejoría del equipo en las últimas jornadas. En caso de obtener un buen resultado aprovechará el partido de vuelta para dar minutos a los que no jueguen la ida. También, el próximo jueves frente al Kuban Krasnodar, el míster hará rotaciones. Así, futbolistas como Joao, Postiga, Fede o Míchel pueden tener su oportunidad en casa. También es probable que ese día juegue el canterano Gayá. El equipo deberá hacer un partido, por lo menos, igual de intenso que el Nàstic. A partir de ahí la lógica del fútbol pronostica que el Valencia debe ganar.

Los obstáculos no empiezan en octavos contra el Atleti, empiezan hoy en Tarragona. El camino para llegar a la final entraña  gran dificultad pero también es grande la ilusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *