El sueño más grande del fútbol

El Valencia inicia su andadura en la Champions League en Mestalla ante el rival más potente del grupo.


El deporte más popular del planeta se alimenta de la ilusión por ganar. La imprevisibilidad del resultado final independientemente de las circunstancias de los equipos convierten al fútbol en el mayor espectáculo del mundo. Y la Champions League es la joya de la corona. No hay otra competición igual en cuanto a prestigio y dificultad y el Valencia afronta hoy su estreno en Mestalla contra el Zenit. El equipo blanquinegro no es el que más títulos tiene en sus vitrinas pero difícilmente haya un club que sueñe más. El propio fútbol arropa cualquier idea de gloria futura y hay una señal evidente que permite focalizar el objetivo. En primavera, los dos mejores equipos del viejo continente disputarán la Final de la Champions League en San Siro. La última vez que esto sucedió fue hace 14 años y el Valencia fue protagonista. Milán es un objetivo reconocible, es un sueño ya vivido, una ilusión latente que merece una segunda oportunidad.

Pero hay que ir poco a poco, no queda otra. Hoy empieza todo pero el camino es largo y complicado. Arranca la liguilla con la sensación de que el Valencia tuvo suerte en el sorteo. Una perspectiva cierta a tenor de los rivales que había en liza pero que no implica que vaya a ser sencillo llegar a los octavos de final. De hecho, futbolísticamente, a priori, sólo se puede decir que el Valencia es superior a uno de los tres rivales del grupo, El Gent parte con cierta desventaja pero el Lyon es un equipo parejo y el Zenit, quizá, esté un escalón por encima.

Precisamente el equipo ruso visita esta noche Mestalla. Hace diez años la multinacional Gazprom se hizo con la propiedad del Zenit y realizó una gran inversión para hacer un equipo puntero en su país y en Europa. Reto que ha conseguido con creces ya que en el 2008 ganó la Europa League y, desde entonces, ha sumado cuatro títulos de Liga, el último la temporada pasada. Es cierto que la crisis en Rusia ha hecho que el Zenit este año no haya gastado dinero para reforzarse pero también lo es que no ha perdido potencial. En su plantilla hay estrellas internacionales entre las que destaca el brasileño Hulk. También realizó grandes desembolsos de dinero hace unas temporadas para contratar al mediocentro belga Witsel, el lateral italiano Criscito, el central argentino Garay o al español Javi García. Además, cuenta con el talentoso mediapunta portugués de origen venezolano Danny. En definitiva, el Zenit es un equipo compuesto por futbolistas de primer nivel dirigido por uno de los entrenadores más cotizados de Europa, el portugués Vilas Boas. Sin duda, un examen muy exigente para el Valencia.

Aún así, la peor noticia para el equipo de Nuno a la hora de afrontar el partido de esta noche no es el potencial del rival, algo que se da por supuesto en la máxima competición del fútbol europeo. El principal hándicap para los blanquinegros es que con toda probabilidad Mestalla presente un aspecto semi vacío. La torpeza de los dirigentes a la hora de fijar una política de precios ha enfriado el ansiado regreso y ha generado malestar entre los valencianistas. La triunfal vuelta a la Champions ha quedado empañada

En lo futbolístico es difícil prever que sucederá en el campo. Ayer Vilas Boas explicó en rueda de prensa que su idea de juego y la de Nuno eran coincidentes en "buscar el gol con rapidez y la verticalidad". El técnico portugués del Valencia tiene a su disposición a todos los futbolistas de la plantilla a excepción hecha de los porteros lesionados Diego Alves y Ryan y del futbolista belga Bakkali que no fue inscrito. En la portería jugará Jaume y en defensa lo harán Gayà, Mustafi, Abdennour y Barragán. El lateral derecho gallego vuelve al equipo tras no jugar el fin de semana en Gijón por sanción. Seguramente Nuno cuente con él en detrimento de Cancelo porque Barragán ofrece más garantías defensivas. El medio del campo estará compuesto por Javi Fuego, Enzo Pérez y Parejo. El portugués André Gomes ya anunció en rueda de prensa que todavía no tiene ritmo de partidos y probablemente Nuno disponga a Javi Fuego y Enzo Pérez en paralelo para dotar al equipo de más empaque defensivo. En las tres posiciones de arriba es donde existen más dudas y el abanico de posibilidades se abre. Parece fijo Feghouli que atraviesa un gran estado de forma y es el jugador más desequilibrante del equipo ahora mismo. En la izquierda pueden actuar Piatti o Rodrigo y arriba Negredo y Alcácer se disputarán un puesto.

Todo está preparado para que el Valencia inicie su andadura por la Champions League tras dos largas temporadas de ausencia. 12 partidos separan al equipo blanquinegro de volver a viajar a Milan para convertirse en el rey de Europa y poder vivir el sueño más grande del fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *