Entre lo importante y lo fundamental

El Valencia se estrena en Liga en Vallecas envuelto en la eliminatoria de la previa de la Champions contra el Mónaco.


Hoy empieza para el Valencia la madre de todas las competiciones, la que sustenta el trabajo diario, la que exige estar preparado todas las semanas, la que dentro de 9 meses determinará si el conjunto blanquinegro es de Champions, de Europa League, de media tabla o, incluso, si estamos ante un equipo campeón. Arranca la Liga 15/16 y el Valencia visita Vallecas en su estreno.

El orden de prioridades parece evidente estos días. El equipo de Nuno se encuentra inmerso en la eliminatoria previa para acceder a la liguilla de la Champions League. Dos partidos a ida y vuelta que darán valor o no a todo el trabajo realizado el año pasado y que condicionarán el devenir de la presente temporada. Tal vez por eso, porque el equipo dirigido por Nuno ya ha empezado la competición oficial con un duelo trascendental contra el Mónaco y el martes que viene debe viajar al Principado, el partido contra el Rayo Vallecano ha quedado en un segundo plano.

Sin embargo, al final de la campaña liguera, en Almería por ejemplo, se echan de menos todos los puntos que no se consiguieron, desde la primera jornada hasta la última. La victoria de esta noche en Vallecas vale lo mismo que la que se pueda conseguir en el Bernabéu. El hecho de que la Liga sean 38 jornadas permite abrazar la idea de que hay margen de error y no es cierto. Ya se vio el año pasado lo caro que resulta conseguir el objetivo.

Por otra parte, empezar bien la competición para la dinámica de grupo es de vital importancia. De hecho, es la clave del nuevo proyecto. Este año, con tres competiciones, todos los futbolistas van a tener protagonismo y el principal factor de crecimiento son las victorias. El grupo se cohesiona y cree a través de los resultados, es la mejor manera.

Así las cosas, aunque lo fundamental sea la eliminatoria contra el Mónaco, lo importante pasa esta noche por la capital de España. En cualquier caso, Nuno señaló en rueda de prensa que estos primeros cuatro partidos oficiales: la Champions contra el equipo francés, la visita a Vallecas y el estreno liguero en Mestalla contra el Dépor la semana que viene, se habían planificado de forma conjunta. El técnico portugués, sin decirlo, hace referencia a las rotaciones que serán la tónica habitual a lo largo del año. Es importante repartir minutos pero, sobre todo, repartir descansos. Los futbolistas aún llevan el peso del trabajo de la pretemporada en sus piernas y estos días el club se juega mucho.

Y, aunque no quisiera, Nuno está obligado a hacer cambios en el once inicial que jugó el miércoles contra el Mónaco. Hasta tres futbolistas empiezan la Liga con sanciones del año pasado: Parejo, Gayà y Feghouli. Aún así, parece que estas no serán las únicas modificaciones en la alineación titular. La lógica dice que a Parejo le sustituirá Javi Fuego, que Orban saldrá por Gayà y que Piatti lo harça por Feghouli. Sin embargo, jugadores como Negredo, Danilo Barbosa, Cancelo o incluso Bakkali también pueden tener su oportunidad aunque no sea de inicio.

El rival ha tenido un verano movido evidenciado por Paco Jémez cuando se quejó amargamente de la política de fichajes a raíz de la contratación del futbolista chino Zhang Chengdong. Nuno señaló ayer en la rueda de prensa  que el Rayo es “muy buen equipo, muy bien entrenado y organizado”. El técnico portugués, además, hizo referencia a la composición de la plantilla madrileña “han perdido jugadores que el año pasado siempre estaban: Baptistao y Kakuta y eso ha cambiado algo. Pero también han incorporado otros jugadores importantes como Ebert, Bebe o Lass. Tienen la misma dinámica en el medio del campo, con jugadores como Trashorras y Baena. Conocemos muy bien el Rayo, el entrenador se mantiene y las caracterísiticas de juego también”. La continuidad de Paco Jémez al frente del Rayo Vallecano, un entrenador que siempre declara que el estilo de juego “es innegociable”, permite a los rivales, en este caso al Valencia, preparar los partidos con conocimiento de causa. El hecho de que el Rayo Vallecano siempre quiera empezar la jugada a través de pases cortos en defensa, es una excelente oportunidad para que el Valencia ponga en práctica su presión adelantada. Como siempre, hay que hacer referencia a las reducidas dimensiones del terreno de juego de Vallecas que  condiciona los partidos.

A las 21.30 el Valencia empieza la Liga. Un día de especial simbolismo y significado. En Vallecas empieza todo. Bueno, todo no, porque el Valencia vive entre lo importante y lo fundamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *