Y… ¿Por qué no?

El Valencia quiere asaltar el Bernabéu para seguir optando a la tercera plaza de la clasificación a falta de tres jornadas para que acabe la Liga


A lo largo de la temporada el nuevo proyecto valencianista ha atravesado momentos de euforia. Es cierto que no ha habido competiciones europeas y que la Copa se tiró a las primeras de cambio, pero este año, la afición blanquinegra ha vivido oleadas de efervescencia, sobre todo, con el gran inicio de campaña liguera y, últimamente, con el viaje a Elche y los sueños, fundamentados o no, por conquistar el campeonato. Ahora el Valencia llega al Bernabéu y en el entorno se vuelve a respirar el enstusiasmo. Son muchos los motivos para ello: la ventaja con el Sevilla en la lucha por la cuarta plaza, la entidad del rival y el escenario y, cómo no, el efecto de la renovación de Gayà. Sólo habrá 700 valencianistas en el estadio madridista y decimos 'sólo' porque la demanda era mucho mayor. El asalto al Bernabéu, en cualquier caso, está preparado.

Nuno, en la rueda de prensa previa al duelo de esta noche, quiso enviar un mensaje de cautela, seguramente, percibiendo un optimismo creciente "hay que estar atentos y ser realistas de quién tienes delante". Lo cierto es que el Real Madrid llega al duelo con la necesidad de consguir los 3 puntos para seguir aspirando al título de Liga y en medio de una intensa semifinal de Champions League ante la Juventus. Si en Valencia el clima es de euforia, en Madrid parece que están expectantes. La principal duda del cuadro de Ancelotti es la presencia de Benzema que sale de una lesión. Dependiendo de si entra en el equipo titular el delantero francés Ancelotti pondrá o no a Sergio Ramos en el mediocentro defensivo. El equipo de Nuno, en cualquier caso, debe esperar un Madrid feroz con todas sus estrellas buscando ser determinantes en el momento crucial de la temporada.

El Valencia se enfrenta a uno de los mejores equipos del mundo en su campo pero también existen argumentos para pensar en la victoria blanquinegra. El equipo dirigido por Nuno ha competido en los estadios más hostiles de la Liga: puntuó en el Calderón y en el Pizjuán y le dio un baño futbolístico al Barça en el Camp Nou pese a la derrota. Es difícil no imaginar al Valencia poniendo en problemas al Madrid esta tarde en el Bernabéu. Es una cuestión de actitud y los futbolistas del club de Mestalla han demostrado que, pese a su juventud, no se arrugan. Además, obviamente, Nuno tiene un plan en lo futbolístico.

Se está hablando mucho estos días de que la clave pasa por disputarle la posesión del balón al Madrid porque el equipo merengue, tal y como sucedió en Turín, sufre en esas condiciones. Es una posibilidad que el Valencia salga presionando arriba pero parece que la apuesta de Nuno no será tan diáfana en este sentido como lo fue en el Camp Nou. De hecho, el Valencia ha demostrado ser muy peligroso a lo largo de la temporada cuando no tiene la posesión. Es probable que el equipo de Nuno pruebe, sobre todo en la primera fase del partido, recuperar el balón en posiciones adelantadas pero tampoco sería extraño que el Valencia le ceda terreno al equipo local confiando en su sólido entramado defensivo. En cualquier caso, el técnico valencianista, ya ha demostrado que afronta este tipo de duelos con valentía.

Respecto al once titular que saldrá al Bernabéu también hay muchas incógnitas. Nuno ha convocado a todos los disponibles a excepción hecha de Rodrigo que cumple el primero de los tres partidos de sanción. Se ha especulado con la posibilidad de que el Valencia juegue con el mismo sistema que le valió para ganar en la primera vuelta al Madrid en Mestalla. El 3-5-2 abriría un nuevo escenario aunque la buena trayectoria reciente del equipo con el 4-3-3 hace que el cambio se poco probable. La principal duda reside en el centro del campo. Javi Fuego y Parejo parece que tienen el puesto asegurado y la otra plaza en el equipo titular estaría entre Enzo Pérez y André Gomes. La elección de uno u otro dará pistas sobre el tipo de partido que espera el Valencia. Si juega el argentino se verá a un Valencia más pendiente del trabajo defensivo y si juega el portugués será una delcaración de intenciones de que el equipo de Nuno quiere tener la posesión del balón.

Todo está preparado para que a las 20.00 horas en el Santiago Bernabéu se viva uno de los mejores partidos de la temporada. El nuevo proyecto valencianista quiere dar un golpe en la mesa allí donde se concentran todos los focos mediáticos. No será un tarea fácil pero… ¿Por qué no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *