Oportunidad de Champions

El equipo de Nuno tratará de aprovechar ante el Éibar la derrota del Sevilla para consolidar su cuarta plaza en la tabla


Llevamos tres jornadas seguidas en las que el Valencia sale a jugar conociendo el resultado final de sus rivales directos en la lucha por entrar en Champions. En las anteriores ocasiones tanto Sevilla como Atlético de Madrid ganaron sus partidos pero este fin de semana el equipo de Nuno tiene la oportunidad de distanciarse de los andaluces y de recortarle puntos a los colchoneros. La situación de necesidad, por otra parte, es la misma porque en el horizonte se atisba el partido del Bernabéu y conviene visitar al Real Madrid con los deberes hechos.

Se da casi por segura la victoria contra el Éibar en el partido que se disputará hoy en Mestalla por muchos motivos y eso, en sí mismo, es peligroso. De igual manera que el Valencia ha demostrado a lo largo de la temporada que puede ganar a cualquier rival, también se ha evidenciado que cualquier equipo puede poner en problemas al conjunto blanquinegro. Las razones para pensar en que los 3 puntos se quedarán en Mestalla empiezan por el propio estadio. El ambiente que se está generando en el coliseo valencianista este año provoca un grado de excitación en los jugadores que les obliga a darlo todo en el campo. Contra equipos teóricamente inferiores, igualar la intensidad del rival o superarla, es una garantía de éxito.

La segunda razón tiene que ver con la solidez que está mostrando el Valencia más allá del efecto Mestalla. En este punto resultan muy interesantes las declaraciones de Nuno en la previa. El técnico portugués alabó la "precisión" con la que su equipo ejecuta la presión cuando el rival tiene la posesión. Desde principio de temporada Nuno apuntó éste hecho como la clave de su ideario futbolístico. Elegir la zona del campo donde recuperar el balón para que el ataque sea lo más dañino posible. Hasta ahí el equipo funciona como una máquina engrasada. Sin embargo, Nuno puso el acento en la necesidad de mejorar lo que sucede después "cuando recuperamos hay algún momento de precipitación que hay que mejorar. Mañana es un buen momento para hacerlo. Los jugadores saben que en estos momentos de la competición con el cansancio acumulado, querer llegar al gol demasiado deprisa no es lo mejor". Es más que previsible que el Valencia esta tarde tenga que saber gestionar la posesión del balón. Pese a ser un equipo valiente la lógica dice que el Éibar cederá la iniciativa del partido al equipo local. Otro punto determinante sobre el que Nuno pasó de puntillas será mejorar la efectividad de cara a portería. No es tan importante que las oportunidades las falle éste o aquel jugador, lo trascendente es la incapacidad del equipo para sacar provecho a las acciones de peligro.

Después, otra razón que anima a ser optimista es la racha que atraviesa el rival. Tras una gran primera vuelta, el Éibar, en su primer año en Primera División, sólo ha conseguido sumar 4 puntos en la segunda parte del campeonato. El conjunto armero se encuentra en una crisis de juego y de resultados que les ha dejado a las puertas del descenso. Será, por cierto, la primera vez que el Éibar visite Mestalla.

De nuevo Nuno ha vuelto a convocar a todos los futbolistas de la plantilla excepto a Tropi y Salva Ruiz. Todos los jugadores están disponible porque Rodrigo cumplirá en el Bernabéu el partido de sanción tras su expulsión contra el Rayo. Igualmente, es probable que el hispano brasileño pierda la titularidad. También parece segura la vuelta de Javi Fuego al once titular lo que dejaría a Enzo Pérez o André Gomes en el banquillo. Arriba Alcácer o Negredo se disputan un puesto aunque parece que, en esta ocasión, jugará desde el principio el delantero de Torrent.

Así pues, a partir de las siete de la tarde, el Valencia tiene una oportunidad de oro para acercarse a la consecución del objetivo de la temporada. No se puede fallar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *