Un derbi para empezar de nuevo

El Valencia quiere dejar atrás los últimos dos empates obtenidos en Liga. El equipo de Nuno afronta el partido contra el Levante con la baja de cuatro titulares habituales.


Tras el incendio provocado por Teixeira Vitienes en San Mamés el Valencia ya sólo piensa en ganarle el derbi al Levante. La plantilla, con Nuno a la cabeza, ha tratado de cambiar la frustración por rabia y orgullo pero la prueba de que el equipo blanquinegro ha metabolizado de forma positiva la injusticia se vivirá esta noche en Mestalla.

Llega el derbi al estadio valencianista y la afición también tiene ganas de reivindicar el mensaje de 'no nos van a frenar' promovido por el club en las redes sociales. Se puede interpretar como un peligro que el foco mediático en los días previos no se haya puesto en el duelo contra el Levante. El hecho de que la rivalidad entre los dos equipos esté mucho más acentuada en casa del vecino también debe significar una señal evidente de que el Valencia no se puede despistar ante el conjunto granota. Todas las energías deberían concentrarse en ganar al equipo azulgrana. El derbi cada vez es más derbi y eso implica que no hay favoritos. Además, el Levante, lleva todo el fin de semana amargándole la existencia al Valencia. El sábado ganó el choque entre los equipos femeninos y ayer dejó casi sin opciones de ganar la Liga al juvenil A. Es necesario que el primer equipo reestablezca el orden natural.

El Levante de Lucas Alcaraz ha recuperado los valores que le han permitido al conjunto granota atravesar la mejor época de su historia. Incomprensiblemente, a principio de temporada el club optó por Mendilíbar para cambiar el estilo de juego del equipo. La aventura duró poco y ahora el Levante vuelve a ser un equipo que privilegia el orden defensivo y el fútbol directo. El equipo granota se encuentra en puestos de descenso porque, a diferencia de otros años no tiene a Caicedo, Koné o Martins en ataque. Aún así habrá que prestar especial atención a Barral que últimamente ha conseguido goles y puntos decisivos para su equipo.

El Valencia, por su parte, afronta el partido con bajas decisivas. A lo largo de la temporada Nuno no se había visto en la tesitura de no poder contar con cuatro titulares habituales. Piatti, Gayà y Enzo Pérez están lesionados y Otamendi sancionado. Esto abre el abanico de posibilidades en todas las líneas excepto en el medio del campo. En la zona ancha el técnico portugués recupera a Parejo por lo que saldrá con el capitán, André Gomes y Javi Fuego. Las dudas están en la defensa y en el ataque. En la zaga hay varias posibilidades. La presencia de Mustafi, Barragán y Orban está garantizada y al cuarto puesto optan Vezo, Cancelo y Salva Ruiz. Lo más probable es que Orban juegue de lateral izquierdo y Vezo de central pero cabe la posibilidad de que el argentino actué al lado de Mustafi y la banda sea ocupada por Cancelo o Salva Ruiz. En ataque también hay varios candidatos para suplir a Piatti. Aunque en realidad, puede haber sorpresas y habría que contemplar a cinco candidatos, Feghouli, Alcácer, Negredo, De Paul y Rodrigo, para tres puestos.

Hay ganas de fútbol entre el valencianismo. Hay ganas de derbi y, sobre todo, hay ganas de ganar. La jornada ha sido propicia por los empates de Sevilla y Atlético de Madrid. Sumar hoy los 3 puntos es innegociable. Más, teniendo en cuenta que el equipo blanquinegro visitará el sábado que viene el Camp Nou. Hay que dejar las malas sensaciones atrás cuanto antes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *