Una nueva era también contra la Real

El Valencia busca los 3 puntos frente a la Real Sociedad que ha ganado en sus tres últimas visitas a Mestalla. Puede ser una jornada propicia en caso de victoria porque se enfrentan entre ellos Atlético de Madrid y Sevilla.


El Valencia de Lim y el Valencia de Nuno tienen hoy la posibilidad de seguir distanciándose del pasado reciente más oscuro. Los precedentes de la Real Sociedad en Mestalla traen muy malos recuerdos. Tres años consecutivos lleva el equipo txuri urdin llevándose la victoria del coliseo valencianista. Especialmente significativa fue la derrota de hace dos años. Aquel día Pellegrino le dijo a Manuel Llorente ‘sos un cagón’ después de que la grada hubiera entonado el ‘Llorente vete ya’, y el presidente destituyera al técnico argentino. Todo hay que decirlo, tampoco le fue mucho mejor a Djukic el año pasado ni a Emery hace tres.  Pero ahora el Valencia es otro y Mestalla también. El partido contra la Real Sociedad es una oportunidad para ratificarlo. La nueva era se debe hacer patente hoy a las doce del mediodía.

Un motivo de tranquilidad será no ver a Griezmann sobre el césped, auténtica bestia negra del equipo blanquinegro que este año juega en las filas del Atlético de Madrid. Tampoco estará, en este caso por lesión, el mexicano Carlos Vela, otro de los protagonistas de las afiladas contras que tumbaron al Valencia en épocas pasadas. La Real Sociedad está haciendo una temporada bastante irregular. Ha conseguido vencer a todos los equipos de la parte alta de la tabla en Anoeta excepto al Valencia pero fuera de casa no gana desde hace diez meses. El equipo donostiarra cambió de entrenador en el mes de noviembre destituyendo a Arrasate y contratando al reputado técnico escocés David Moyes. Sin embargo, la Real no acaba de despegar y se encuentra situado en mitad de la tabla a mucha distancia de los puestos que dan acceso a la competición europea. Pese a su docilidad a domicilio el equipo txuri-urdin cuenta con futbolistas capaces de amargarle la existencia a cualquiera. En el centro del campo se han asentado como pareja de pivotes Granero y Rubén Pardo y arriba destaca la calidad de Xabi Prieto y de un previsiblemente extra motivado Sergio Canales.

El Valencia, por su parte, llega al partido tras haber obtenido tres victorias consecutivas. Dos de ellas han sido a domicilio, asignatura pendiente del equipo hasta hace tres semanas. Por eso se puede decir que el equipo blanquinegro está pletórico. Y aún así, sigue habiendo debate en torno al juego del equipo. El Valencia vence pero todavía no convence. Hoy también puede ser un buen día para ir mejorando la percepción del aficionado más exigente. Nuno no podrá contar para el choque con Paco Alcácer que aún no se ha recuperado de la lesión sufrida en Cornellà. Probablemente el entrenador portugués apueste por el sistema que mejor resultado le ha dado hasta el momento, es decir, el 4-3-3. Esto significa que, en la línea media deberá prescindir de uno de los cuatro mediocentros Javi Fuego, Parejo, Enzo Pérez y André Gomes. Estos dos últimos, por diferentes motivos no han completado todos los entrenamientos con el resto de sus compañeros a lo largo de la semana. En el caso del futbolista argentino tuvo dos días de permiso para resolver asuntos personales y el portugués tuvo un problema físico menor el miércoles pasado. Así las cosas parece que uno de los dos no será de partida. La otra duda afecta a la parte derecha del ataque donde Feghouli y Rodrigo disputan el puesto. De todas maneras, en las últimas jornadas Nuno está sorprendiendo en sus alineaciones como sucedió en la última jornada en Córdoba cuando prescindió contra pronóstico de Negredo y situó a De Paul de falso delantero.

El Valencia estará también pendiente del partido que se disputará en Madrid entre el Atlético y el Sevilla. Ahora bien, como dijo Parejo en rueda de prensa el viernes, el duelo entre los dos rivales directos ocupará los pensamientos de los valencianistas a partir de las dos de la tarde. Antes, habrá que demostrar ante la Real que este Valencia ha roto con el pasado reciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *