Cuando sólo vale ganar

El Valencia visita al colista de la clasificación con el objetivo de confirmar que sus problemas a domicilio son cosa del pasado.


Parece evidente que el Córdoba, como último clasificado de la Primera División, afronta el partido de esta tarde en el Nuevo Arcángel con más urgencias que el Valencia pero, quiso matizar Nuno en la rueda de prensa previa, “los dos tenemos la misma necesidad de ganar”. La obligatoriedad para el equipo blanquinegro pasa por seguir en puestos que dan acceso a disputar la Champions League el año que viene. El Sevilla por detrás a un punto y el Atlético de Madrid por delante a tres, exigen que el Valencia, cuarto clasificado, vuelva con la victoria de su visita a Córdoba. Además, tras ganar en Cornellà, el equipo debe reafirmar que ha superado sus problemas cuando juega lejos de Mestalla y más ante un rival teóricamente inferior. Las derrotas en Riazor o en el campo del Levante deben, cuanto antes, quedar en el recuerdo como accidentes y no como el germen de una dinámica esquizofrénica.

En Córdoba se producirá un encuentro entre viejos conocidos por lo que concierne a Djukic y no tan viejos si nos referimos a Zuculini. El entrenador del Valencia en sala de prensa valoró el hecho de que el futbolista argentino haya compartido el vestuario que él dirige hasta hace sólo un mes “haber integrado las rutinas de entrenamiento y la preparación de los partidos, si Djukic valora que tiene que intentar saber alguna de nuestras cosas puede jugar un papel importante” aunque advirtió que cada partido “tiene su plan”. Paradójicamente, por lo menos en cuanto a sistema y futbolistas, el plan para jugar contra el Córdoba es el más repetido por Nuno a lo largo de la temporada.

La llegada de Enzo Pérez en enero, independientemente de su aportación, parece haber provocado más desajustes que beneficios respecto a la forma de jugar del equipo. En Vigo Nuno dejó en el banquillo a Javi Fuego y ya nunca más lo hizo. Después, con las ausencias de los extremos, el técnico portugués optó por alinear a cuatro mediocentros pero no fue una solución satisfactoria en tanto en cuanto Nuno reconoció públicamente que echaba de menos a Piatti y a Feghouli. Después, contra el Espanyol en Cornellà, el damnificado fue André Gomes que tampoco pudo jugar contra el Getafe pero esta vez por sanción y no por decisión técnica. Ahora el que está sancionado es Enzo Pérez (ha visto cinco amarillas en siete partidos) y eso devuelve al equipo a la fórmula original, o por lo menos, a la más repetida: un 4-3-3 con Javi Fuego, Parejo y André Gomes en el centro del campo. Nuno, además, tiene la baja de Barragán lo que provocará que Cancelo entre en el equipo titular y arriba, la ausencia de Alcácer por lesión garantiza la presencia de Negredo en el once. El Valencia jugará con dos extremos y la única duda reside en saber quién lo hará por la derecha. Optan al puesto Rodrigo y Feghouli aunque parece que el elegido será el argelino. Por la izquierda Piatti ha hecho méritos ofensivos y defensivos para ser considerado como un imprescindible.

Por su parte el Córdoba de Djukic llega al encuentro tras haber perdido cuatro partidos consecutivos. Cabe recordar que cuando el Valencia visitó al Celta el equipo gallego acumulaba seis derrotas en sus últimos seis partidos y el equipo de Nuno no pasó del empate en Balaídos. El Valencia tiene la conciencia de que los números previos del rival no son indicadores de nada.  El Córdoba no podrá contar con el futbolista más desequilibrante de su plantilla. Fede Cartabia, cedido por el Valencia, está inhabilitado para jugar por ‘la cláusula del miedo’, es decir, por contrato. La llegada de Djukic a finales de octubre le dio algo de aire al equipo andaluz pero parece que los blanquiverdes han entrado en barrena. Aún así habrá que estar atentos a jugadores como Bebé o Ghilas.  

Lo que sí se puede garantizar es que el Nuevo Arcángel presentará un ambiente espectacular. La afición del Córdoba en su vuelta a Primera tras muchos años, vive cada partido como una fiesta. Además habrá, como mínimo, cerca de un millar de seguidores valencianistas.

Dadas las necesidades de ambos equipos se prevé un partido intenso. De hecho, si el Valencia consigue igualar en este aspecto a su rival tiene muchas posibilidades de volverse con la victoria.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *