La gran fiesta del fútbol

La lucha por la Champions, la rivalidad existente, el factor Emery, el factor Negredo y la magia de Mestalla convierten al Valencia-Sevilla en la gran fiesta del fútbol


Hay muchos elementos que prometen convertir el partido de esta noche en un partido de altos vuelo. En primer lugar cabe destacar el hecho de que juegan el cuarto clasificado contra el quinto separados tan sólo por un punto de diferencia. Eso significa que la lucha por jugar la temporada que viene la Champions estará presente en Mestalla. En este punto hay que señalar que el Sevilla está vivo en tres competiciones: la Liga, la Copa y la Europa League mientras que al Valencia sólo  le queda como único objetivo de la temporada acabar entre los cuatro primeros en el torneo de la regularidad. El carácter decisivo del choque tiene más sentido entre las filas valencianistas. En la lucha directa entre Valencia y Sevilla hay que tener en consideración también el partido de ida que acabó en empate. Todavía quedan muchas jornadas pero no es descabellado pensar que ambos equipos pueden acabar la Liga muy parejos. Si el equipo valencianista consigue la victoria tendrá a su favor el goal average particular en caso de que ambos equipos lleguen al final igualados a puntos. El Valencia debe ganar, en primer lugar, para dar un golpe de mano en la lucha por estar en la Champions.

En segundo lugar hay que hacer referencia a la creciente rivalidad entre ambos equipos. El Sevilla, desde hace tiempo y en general, no es un equipo simpático para nadie. Su idiosincrasia de equipo que maneja con maestría las artes del otro fútbol le ha granjeado muchas enemistades. De hecho, antes de los últimos enfrentamientos, la afición valencianista ya tenía identificado al Sevilla como un equipo poco agradable. Aquella jugada entre Aduriz, Spahic y Fernando Navarro es un ejemplo que sustenta esta percepción. Pero es que después los caminos de Valencia y Sevilla se han cruzado en momentos determinantes. Primero fue el último partido de la temporada 13/14 cuando el Valencia llegó al Sánchez Pizjuán jugándose la Champions y de nuevo una acción poco deportiva de los hispalenses mermó las opciones del club de Mestalla. Y el cénit se alcanzó la temporada pasada con las semifinales de la Europa League. Un momento histórico que quedará grabado a fuego en la historia de ambos clubes. Aquel partido en Sevilla con injusticia arbitral, la remontada en Mestalla y el gol de M'Bia son precedentes de una herida que sigue abierta.

En tercer lugar hay que hablar de nombres propios. Primero está Emery. El entrenador sevillista alcanzó su madurez profesional en Valencia y aunque fue usado continuamente como 'pim pam pum' por la prensa lo cierto es que Mestalla siempre respetó su trabajo. Y eso que en sus cuatro año como técnico blanquinegro no consiguió ninguna victoria para el recuerdo. Ganó muchos partidos pero ninguno con sabor a hazaña. Lo más cercano fue un encuentro contra el Werder Bremen en Alemania pero poco más. Un logro que sí ha conseguido con su equipo actual, precisamente, contra el Valencia. La celebración del entrenador vasco saliendo a mitad del campo de la que fue su casa para celebrar un gol sigue escociendo y con razón. También hay que hablar de otro nombre propio, en este caso con pasado sevillista y presente valencianista. La presentación de Negredo evidenció la peor cara de una rivalidad creciente entre ambos clubes. El delantero madrileño, por cierto, le marcó tres goles al Valencia en su último partido como sevillista.

Así pues en Mestalla, esta tarde se dan muchos ingredientes previos para vivir un gran partido de fútbol. El recibimiento que se le ha preparado al equipo así lo demuestra. Sobre el terreno de juego Nuno recupera a Otamendi para la cita tras causar baja por lesión la pasada jornada. El entrenador portugués acabó muy satisfecho con el juego de su equipo frente al Almería en Mestalla. Por eso es probable que insista con los cuatro mediocentros en el campo: Javi Fuego, Enzo, André y Parejo. Arriba es donde se puede producir la novedad con la entrada de Rodrigo por Alcácer. Son bajas por problemas físicos Piatti y Barragán, Feghouli está con su selección y Joao Pereira no cuenta para Nuno. Por su parte, Unai Emery no podrá alinear a Reyes recientemente lesionado.

La gran fiesta del fútbol se da cita en Mestalla esta noche. Sólo cabe desear que se viva un buen espectáculo y que los valencianistas puedan saborear una victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *