Esto es fútbol

El Valencia se enfrenta por primera vez en su historia al Éibar. El equipo armero está rompiendo todos los pronósticos en su primera participación en la élite del fútbol español.


Hoy el Valencia jugará un partido muy especial por todos los elementos singulares que caracterizan a su rival. El Éibar, con sus limitaciones estructurales, tiene el mérito de ser el equipo que más temporadas ha jugado en Segunda División A en toda la historia del fútbol español. Sin embargo, la máxima competición parecía vedada para el conjunto de la localidad vizcaína que tiene menos de 30.000 habitantes. Eso, hasta el año pasado en el que consiguió el ascenso. Toda la ciudad está viviendo el acontecimiento de jugar en Primera División como una fiesta continuada, un sueño que los jugadores, con su rendimiento en el campo, están potenciando. Y como escenario perfecto Ipurúa, un estadio con un aforo para 6.000 personas pero donde cabe todo el sabor del viejo fútbol, principalmente, porque la distancia entre las gradas y el terreno de juego es mínima. Nuno explicó en rueda de prensa que el campo del Éibar tiene tres metros menos de ancho y, evidentemente, éste es un factor que condiciona el partido. Pero el equipo armero es más que eso porque está consiguiendo también resultados muy meritorios fuera de casa.

Presupuesto, historia, masa social y casi todos los elementos de comparación entre Éibar y Valencia benefician al cñub de Mestalla pero esto es fútbol. Equipos como la Real Sociedad y el Villarreal ya saben que ganar en Ipurúa no es fácil. El modelo futbolístico del Éibar es perfectamente conocido: máxima intensidad y partidos eminentemente físicos. Aún así, o precisamente por eso, no es fácil hincarles el diente. Tal vez Boateng, en el mediocentro, sea el jugador más reconocible y con más experiencia en la élite. El Éibar práctica un fútbol básico, sin secretos, que le ha permitido, hasta ahora, ocupar una plácida posición en la tabla. Tienen un mérito terrible.

Y el Valencia llega con la obligación de ganar. Tras el susto en Copa del Rey Nuno volverá a hacer rotaciones para alinear a los futbolistas que disputaron el último partido de Liga. La baja de André Gomes la suplirá Dani Parejo y el técnico portugués repetirá el sistema 4-2-3-1 con De Paul de mediapunta, Feghouli y Piatti de extremos y Negredo de delantero centro. Nuno señaló en rueda de prensa que tiene estudiada la manera de ganar al equipo vasco. Por otra parte, es difícil en Ipurúa escapar al tipo de fútbol que propone el Éibar. El Valencia, además, necesita ganar para reivindicarse a domicilio. La trayectoria del equipo blanquinegro se está viendo lastrada por los partidos disputados fuera de casa. Ganar antes de las vacaciones será el mejor regalo de Navidad para todos los valencianistas.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *