El equipo que quería ser invencible

El Femenino busca su quinta victoria consecutiva contra uno de los grandes de la Liga que parece venido a menos en los últimos tiempos


Valencia y Rayo Vallecano parece que lleven trayectorias opuestas. El equipo madrileño siempre ha sido uno de los equipos punteros de la Liga, de hecho, es el tercer club más laureado de los que disputan actualmente la Primera División tras conseguir tres títulos de Liga consecutivos entre los años 2009 y 2011. Sin embargo, ahora ha reducido sus presupuesto considerablemente y ve cómo sus principales jugadoras van abandonando la entidad verano tras verano. Por su parte el Valencia tenía como principal objetivo hasta hace dos años no descender y ahora compite por los puestos de la zona noble de la tabla.

El equipo vallecano, sin ir más lejos ha perdido a jugadoras clave que formaron la plantilla la temporada pasada: Priscila y Vane se han ido al Atlético de Madrid, Joyce al Huelva,  Chini Pizarro a la Real Sociedad y Vicky Condal ha emprendido la aventura en Estados Unidos. Todas estas bajas las ha compensado el Rayo subiendo a ocho futbolistas del filial. También han fichado como jugadoras más destacadas a Jade del Atlético de Madrid y a Patricia Gudiel del San Gabriel. Paradójicamente, al tratarse de fútbol femenino, el equipo madrileño está dirigido por la única mujer que ostenta el cargo de entrenadora en Primera División: Laura Trovisco. El Rayo conserva reminiscencias del equipo grande que fue en su propuesta de futbolística: la base de todo es el balón y trata de cuidarlo y mimarlo. Aún así, el año pasado sorprendió en Paterna planteando un partido físico y aplicando más intensidad que las locales, lo cual, es mucho decir y acabó llevándose los tres puntos,

Por su parte, el cuadro dirigido por Cristian Toro está haciendo el mejor inicio de temporada posible. No sólo ha ganado los cuatro partidos que ha disputado sino que lo ha hecho mostrando una riqueza de recursos al alcance de muy pocos equipos. El Valencia arrolló al Espanyol con un recital de fútbol, supo sufrir contra el Barça y el Huelva y fue práctico frente al Sant Gabriel. Esa versatilidad en la forma de ganar se la da un ramillete de futbolistas polivalentes de gran nivel que preparan junto a su entrenador de forma concienzuda el partido durante la semana. Al final, la esencia del Valencia sigue siendo la misma que la del aquel equipo que jugaba con el objetivo de no bajar a Segunda División, es decir, luchar cada balón como si fuera el último.

Así las cosas, se prevé un partidazo en la Ciudad Deportiva de Paterna. Los valencianistas que no tengan la oportunidad de acudir a verlo en directo, podrán seguir las evoluciones de las jugadoras que defienden el escudo del murciélago por Gol T. El fútbol femenino está de moda y el Valencia más.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *