La hora de la segunda línea

El Valencia juega contra el Córdoba con la posibilidad de alcanzar el liderato de la Liga si gana por 3-0 o más. El partido viene marcado por los cambios que hará Nuno en el equipo titular.


Casi sin tiempo para saborear la demostración de poderío que realizó el Valencia en el Coliseo Alfonso Pérez el lunes pasado, el equipo de Nuno vuelve a los terrenos de juego esta noche frente al Córdoba en Mestalla. El Valencia tiene la oportunidad simbólica (por tratarse del quinto partido de Liga) de colocarse en primera posición si gana por 3-0 o mayor diferencia de goles al equipo andaluz. Un reflejo si se produce, de que los blanquinegros están haciendo un inicio de temporada espectacular.  Las circunstancias han querido que el encuentro de esta noche sea ideal para que el técnico del Valencia pueda dar oportunidades a los futbolistas menos habituales. Por una lado, el equipo está inmerso en una sucesión de tres partidos en seis días: el lunes pasado contra el Getafe, hoy contra el Córdoba y el domingo que viene contra la Real Sociedad lo que implica poco margen para recuperarse físicamente. Por otro lado, y con todos los respetos, el Córdoba no es de los equipos más potentes de la Liga .

Ahora bien, pese a su condición de equipo recién ascendido el cuadro andaluz se ha mostrado competitivo en todos los partidos que ha disputado hasta el momento. Puso en apuros al Madrid en el Bernabéu. Logró empatar contra el Celta en casa y contra el Almería a domicilio y el domingo pasado quizá hizo su peor encuetro al perder en casa contra el Sevilla 1-3. El principal hándicap para los blanquiverdes es la ausencia de Fede Cartabia, cedido por el Valencia y con una cláusula en el contrato que impide que juegue a no ser que el Córdoba pague una suma de dinero casi prohibitiva. El joven argentino está siendo el jugador más destacado del equipo andaluz en este inicio de temporada. No es el único cedido del Córdoba: en el mediocentro actuará Rossi de la Juventus, en la defensa el central Pantic del Villarreal, en el lateral izquierdo Crespo del Bolonia y en la delantera puede hacerlo Ghilas de la Fiorentina. En definitiva, un equipo formado con jugadores que garantizan cierto nivel dado su club de procedencia. Y en punta, un futbolista fichado este año  en propiedad que preocupa a Nuno como reconoció en rueda de prensa: el holandés Havenaar que mide 1,94 cm. Con estas credenciales intentará el conjunto dirigido por 'Chapi' Ferrer sacar algo positivo de Mestalla. El entrenador del Córdoba, como también apuntó Nuno, inspira el estilo de juego de su equipo en la filosofía de La Masía, es decir, es un técnico ofensivo que prioriza el buen trato de balón.  

Por su parte el Valencia presentará novedades en su once inicial. La incógnita es saber cuántas y cuáles. Una es obligada por la ausencia de Rodrigo Moreno sancionado. Su posición la ocupará probablemente Feghouli. Otra, la de Rubén Vezo, también es segura porque no ha sido convocado. Su sustituto puede ser Mustafi. El resto de opciones de cambio ya pasan al terreno de la especulación. Parece que uno de los futbolistas mejor colocados para partir de inicio de los menos habituales es Lucas Orban. El defensa argentino puede ocupar el lugar de Gayà o, incluso, sustituir a Vezo intercambiando posiciones con Otamendi en el centro de la zaga. También pueden empezar de titulares o Filipe Augusto o Zuculini y el sustituido, en este caso, sería André Gomes. Pero bueno, esto no son más que meras suposiciones.

Lo que sí parece trascendental es que hoy se haga un buen partido con jugadores que hasta el momento han sido suplentes. Si el Valencia mantiene automatismos introduciendo variaciones en el once el grupo crecerá muchísimo. La cohesión, la competitividad y el buen ambiente saldrán reforzados. De momento sorprende que el equipo juegue de memoria con los teóricos titulares. Si esto se traslada al resto de componentes de la plantilla estaríamos hablando de otra dimensión, de mayores y mejores garantías para afrontar todas las vicisitudes que se pueden dar a lo largo de la temporada. El partido contra el Córdoba, además de los tres puntos, es determinante por este motivo. Es la hora de la segunda línea, es la hora de todo el equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *