Mestalla como fortín

El Valencia quiere continuar por la senda de la victoria frente al Espanyol y ratificar su buen inicio de Liga


Vuelve el fútbol a Mestalla en horario clásico y contra un rival de toda la vida. El clima generado por la expectativa de la llegada de Peter Lim, de momento, está justificándose y ampliándose con lo que está haciendo el equipo en el campo. El técnico del Valencia insiste mucho en la idea de la unión entre la grada y los jugadores como factor influyente en el desarrollo del partido.

Evidentemente, hay más factores que influirán en el devenir de los acontecimientos. Los antecedentes escasos de esta temporada sitúan como favorito al Valencia que ha conseguido 4 puntos sobre 6, mientras que el Espanyol sólo contabiliza 1. Numéricamente tiene poca relevancia porque sólo han pasado dos jornadas pero se puede hacer un bosquejo de lo que puede suceder hoy a través de las sensaciones que han dejado ambos equipos. El Espanyol está en construcción al igual que el Valencia. Tiene nuevo entrenador, Sergio González, que como comentó Nuno Espírito Santo (su ex compañero en el Deportivo), trata de imprimirle a su equipo la intensidad de la que él hacía gala sobre el campo. El equipo perico sigue confiando en la cantera para hacer su plantilla y esta temporada ya han jugado en Primera Jairo y Joan Jordán procedentes del filial. Para complementar, este verano ha realizado fichajes que, aparentemente, no llaman demasiado la atención caso de Salva Sevilla o de Abraham. La contratación estrella es Caicedo y no podrá jugar en Mestalla casi con toda probabilidad. Así pues las esperanzas del equipo blanquiazul pasan porque su equipo, efectivamente, lo ponga todo sobre el terreno de juego. Y después le queda apoyarse en el talento de Sergio García que no es poco, o en canteranos más consolidados como Víctor Sánchez o Víctor Álvarez.  De momento el Espanyol no le ha encontrado el punto a la competición. En Almería logró empatar en el 94, eso sí, merecidamente y en casa cayó con justicia frente al Sevilla.

Por su parte, las sensaciones que está dejando el Valencia hasta el momento son muy buenas. Igualmente no hay que olvidar que, en el último partido, hasta que el Málaga se quedó con diez, el Valencia fue inferior a su rival. Al respecto se puede hacer la lectura que hizo Parejo poniendo de ejemplo al Atlético de Madrid para demostrar que no siempre se puede jugar bien pero lo que importa es ganar, o como Nuno, que insiste con que su equipo fue mejor. Suponemos que se tratará de una lectura en clave pública y que habrá analizado los errores de su equipo aquel día. La incapacidad para recuperar el balón y generar juego cuando estaba en sus posesión fue la tónica durante la primera media hora del último partido. Cabe decir también que el equipo gestionó de maravilla la superioridad numérica. Y sobre todo, está el referente del partido contra el Sevilla en el que al Valencia se le vieron trazas de equipo de verdad. Es muy probable que el técnico luso, viendo que todo está funcionando, no harga ningún cambio sobre el once que se estrenó en Liga, es decir, con respecto al último partido vuelve Rodrigo por Feghouli. Otra de las buenas noticias que ha dejado el Valencia en este inicio de temporada es la solidez defensiva. Vezo le está poniendo cara la titularidad al campeón del Mundo Mustafi. A su lado, Otamendi está cumpliendo con las mejores expectativas que le precedían. Estamos en un punto de la Liga qen el ue todavía es muy pronto para todo. Ahora bien, amarrar seis puntos de seis en Mestalla (el anterior partido también se jugó de local) sería sentar las bases para que el coliseo valencianista se convierta en un fortín.

Esa es la idea de Nuno que insiste en la conexión con la grada. La cita está clara: en horario clásico y contra un rival de toda la vida.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *