Así es el nuevo entrenador del Valencia CF

El club ha hecho oficial la contratación de Juan Antonio Pizzi. Analizamos la trayectoria del entrenador argentino de 45 años.


El Valencia ya tiene nuevo entrenador. El club ha anunciado oficialmente que Juan Antonio Pizzi se hará cargo del equipo blanquinegro junto al preparador físico Alejandro Richino y el primer ayudante de campo Manuel Suárez. Analizamos la trayectoria del argentino, que estudió primero de Medicina por vocación familiar antes de dedicarse al fútbol profesional.

Trayectoria como entrenador

Pizzi no pasa por ser un técnico con una dilatada experiencia. Se estrenó en los banquillos hace ocho años entrenando a Colón de Santa Fe formando binomio con otro ex valencianista, Chemo del Solar. La aventura bicéfala duró tres partidos que acabaron en derrota. La directiva del equipo argentino decidió prescindir de los servicios de ambos recién empezada la aventura.

Un año después, Pizzi fue contratado por el Club Deportivo USMP de Perú. Allí realizó una temporada discreta y, a falta de tres jornadas para acabar el campeonato, decidió abandonar el equipo. Pizzi, en la rueda de prensa de despedida reconoció que no había conseguido imponer “nuestra mentalidad y nuestra forma de jugar. Lo lográbamos durante un partido, dos partidos y hasta tres partidos pero al cuarto ya volvía la falta de atención y la desconcentración. Esto nos impedía  mantener una racha para solidificarnos como grupo y mantener el equilibrio para pelear arriba”.  

Tras la experiencia peruana Pizzi estuvo tres años sin entrenar. En 2009 recibió la oferta del Santiago Morning chileno. Pizzi, por fin, empezó a hacer rendir a un equipo conforme a sus expectativas. Hasta el punto de que hizo historia con el modesto Santiago Morning. Por primera vez en su historia el club chileno llegaba a unas semifinales del Torneo Clausura.

Este hecho le valió para firmar por uno de los tres mejores equipos del país andino y así, en la siguiente temporada, fichó por Universidad Católica. En su primer año con la Católica obtuvo el título de Liga ganando 15 partidos de los 20 disputados.  Pizzi conseguía su primer título como entrenador de una forma brillante. La siguiente temporada hizo un papel meritorio en la Libertadores. Quedó clasificado como primero en la liguilla en un grupo en el que estaba Vélez Sarfield. Después, en octavos, los chilenos superaron al Gremio brasileño y perdieron en cuartos contra Peñarol. En el Torneo Clausura llegó a la final pero cayó ante Universidad de Chile. Tras dos exitosos años en la Católica Pizzi decidió, por motivos afectivos, volver a su club argentino, el Rosario Central, que jugaba en Primera B (Segunda División). Los aficionados chilenos, como después los de San Lorenzo, se debatían entre el agradecimiento al entrenador que les hizo campeones y el reproche por salir del club.

En Rosario Central Pizzi tenía la obligación, por historia, de ascender al equipo a la Primera División argentina. Todo iba sobre ruedas a falta de cuatro jornadas para el final pero Rosario Central sólo obtuvo un punto de los doce últimos posibles. El equipo pasó de ser primero a ser cuarto y se vio obligado a jugar una eliminatoria de promoción en la que no consiguió imponerse. Un duro golpe para el técnico que había rozado toda la temporada la posibilidad de conseguir el objetivo. Los dirigentes del club argentino decidieron que Pizzi no continuara.

La última etapa del ex delantero argentino como entrenador antes de su llegada al Valencia ha sido con San Lorenzo de Almagro. Llegó al equipo blaugrana en octubre de 2012 y realizó una buena campaña en el Torneo Final (en Argentina la Liga se divide en Torneo Inicial y Torneo Final, antes Apertura y Clausura) obteniendo la quinta posición. Esta temporada iniciada a principios de 2013 empezó con un discurso ambicioso hablando de conseguir la triple corona: Copa Sudamericana (equivalente a la Europa League), Copa Argentina y Torneo Inicial. De la primera fue eliminado en cuartos de final por River Plate en una eliminatoria en la que San Lorenzo mereció pasar. En la Copa Argentina llegó a la final pero perdió contra Arsenal. Esta derrota en la final unida a una mala racha en Liga provocó que Pizzi presentara su renuncia al cargo. Los dirigentes de San Lorenzo no la aceptaron y Pizzi, finalmente, completó una temporada gloriosa para el 'Ciclón'.conviertiéndose en el entrenador de moda en Argentina.

Su trayectoria habla de un técnico en evolución con grandes decepciones y grandes éxitos. Las salidas de la mayoría de los clubes en los que ha entrenado han estado envueltas en cierta polémica. Por otro lado, ha demostrado ser un técnico que no se aferra al cargo porque sí.        

Características como entrenador

En la presentación de Ayala como secretario técnico para Sudamérica, Rufete justificó el interés por Pizzi comentando que se trata de un entrenador “que acaba de ganar un título, joven y que tiene ganas de luchar”. Son virtudes que, en principio no definen en exceso el perfil del nuevo técnico valencianista.

La idea de fútbol de Pizzi está ligada al gusto por la posesión. En su paso por Universidad Católica el equipo chileno mantuvo una actitud protagonista en todos los partidos y planteó un fútbol vistoso y de ataque. En este sentido, el entrenador reconoció disponer de unos jugadores “que coinciden con la idea de fútbol que quería imponer en el campo”. Sin embargo, no es un fundamentalista. Sus equipos son bastante versátiles y, en función de las circunstancias, se arma atrás para salir al contragolpe. Su esquema preferido es el 4-2-3-1 aunque, también aquí, se ha mostrado flexible. En sus últimos partidos con San Lorenzo decidió jugar sin una referencia ofensiva clara.

Pizzi ha hecho de las rotaciones una de sus señas de identidad al frente de San Lorenzo. El equipo azulgrana ha practicado un fútbol eminentemente ofensivo, dando la confianza en la zona media a los futbolistas talentosos con el objeto de llevar el peso de los partidos.

Pero sin duda, la principal virtud de San Lorenzo que no ha pasado desapercibida para Ayala es la de haber sido un equipo aguerrido. Los futbolistas de San Lorenzo han defendido ciegamente la propuesta de su entrenador. El equipo argentino se ha caracterizado por ser un conjunto intenso físicamente. En ese aspecto ha tenido especial influencia el preparador físico Richino que también viene a Valencia. Además, mentalmente, San Lorenzo se ha mostrado como un equipo sólido y altamente competitivo

Pizzi es un entrenador con bastante tendencia a confiar en los jóvenes. O por lo menos, eso ha demostrado en todos los equipos por los que ha pasado.

Su trayectoria como futbolista

Juan Antonio Pizzi empezó su carrera en Rosario Central. Como curiosidad cabe señalar que perdió un riñón tras un choque fortuito con el portero Bonano. Tras destacar en el conjunto rosarino se fue a México a jugar con el Toluca. De allí pasó al Tenerife al que llegó con 22 años. En las islas vivió la mejor época de la historia del club blanquiazul. Mantenía unas buenas cifras goleadoras con 15 tantos de media por temporada. Tras dos años y medio en el Tenerife llegó al Valencia cedido con una opción de compra. En la capital del Turia no cumplió con las expectativas. Consiguió 4 goles en 21 partidos y arrastró problemas con las lesiones. Eso sí, el cuarto gol anotado con la camiseta del Valencia le sirvió para entrar en la historia del club porque fue el número 3.000 de la entidad. El Valencia no ejerció la opción de compra y su fichaje fue más frustrante viendo su rendimiento posterior. Llegó a ser bota de Oro europea tras anotar 31 goles de vuelta con el Tenerife y le valió para fichar por el Barcelona con el que obtuvo dos Copas del Rey, una Supercopa de España, una Supercopa de Europa y una Recopa. Después regresó a Argentina para jugar con River Plate. Tras un año en River volvió en la temporada 99/2000 al equipo en el que empezó todo: el Rosario Central. Su última etapa en el conjunto argentino tuvo un paréntesis ya que jugó unos meses en el Oporto. Desde Rosario, puso fin a su carrera volviendo a España para jugar con el Villarreal.   

Fue 22 veces internacional con la selección española después de nacionalizarse anotando cuatro goles. Disputó la Eurocopa de 1996 y el Mundial de 1998

Algunas declaraciones de Pizzi a lo largo de su carrera como entrenador

 «Me siento mejor entrenador en momentos de presión que en momentos de tranquilidad»

«Estoy dispuesto a intercambiar opiniones con mis jugadores las veces que sean necesarias pero en líneas generales trato de mantener ciertas reservas en la relación personal con los futbolistas. A veces, cuanto más se habla más errores cometemos».

«Soy muy partidario de las jerarquizaciones de las funciones. Si he de cambiar la posición de un jugador sobre el campo prefiero convencerlo. En otros aspectos como el respeto soy intransigente.  Llegar tarde, un mal comportamiento del jugador me molesta mucho y tomamos medidas».

«Si un jugador llega en malas condiciones a un entrenamiento lo ‘limpio’ del equipo».

«Exijo rigor de las personas. Como decía Perón “el hombre bueno, controlado, es mejor»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *