Las razones de la huelga en el fútbol

A través de un comunicado la junta directiva de la Real Federación Española de Fútbol ha anunciado la suspensión de toda competición oficial a partir del 16 de mayo.


Son muchos los motivos que esgrime la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para convocar una huelga indefinida a partir del próximo 16 de mayo aunque, en primer lugar, hay que hacer referencia a los apoyos con los que cuenta la RFEF para que el parón sea efectivo. La huelga está respaldada por la Asociación de Futbolistas Españoles y por el estamento arbitral además de todas las federaciones territoriales dependientes de la RFEF. Se oponen al parón la Liga de Fútbol Profesional, es decir, los clubes, y el Consejo Superior de Deportes (CSD)

Respecto a las razones para la suspensión de todas las competiciones, el organismo presidido por Ángel María Villar habla, principalmente de 3 causas que, por orden cronólogico son:

El dinero de las quinielas:

Este fue el primer punto de fricción entre la RFEF y el Gobierno, en este caso, el CSD. Ya en mayo del año pasado empezaron los problemas cuando el organismo presidido por Villar renunció a la subvención del Estado procedente del dinero de las quinielas por considerar que no eran adecuadas. Este hecho se interpretó como una maniobra de protesta por parte del presidente de la Federación por la inspección llevada a cabo por el CSD para fiscalizar, precisamente, el dinero de esta subvención en años anteriores. El informe, al parecer, detectó diversas irregularidades. El CSD, en agosto de 2014, emitió una resolución para la concesión de la "subvención nominativa a la Real Federación Española de Fútbol del 4,55% de la recaudación por el impuesto sobre actividades del juego" explicando que la partida para la Federación era menor que otros años porque los ingresos totales habían sido inferiores. Tras meses de desencuentros y reuniones a las que la Federación no asistió, finalmente, el CSD determinó que el máximo organismo del fútbol español no era apto para recibir la subvención. Por eso, en el comunicado en el que la Federación anuncia la huelga habla de "situación de disconformidad con el reparto del 4,55% procedente de las Quinielas y su retirada sin motivo alguno por parte del Secretario del Estado para el Deporte". A todo esto, paralelamente, el CSD ha reclamado dinero a la Federación por las supuestas irregularidades. Éste es el punto de partida del enfrentamiento y parece que la razón que ha desencadenado las demás hostilidades. 

Ley de Emprendedores:

El pasado mes de marzo, la Federación Valenciana de Fútbol, al igual que las demás federaciones territoriales, hizo huelga y durante un fin de semana no se disputó ningún partido de las competiciones dependientes del organismo regional. El motivo que se dio entonces y el que se refleja en el comunicado de la RFEF, es que el Gobierno quiere obligar a dar de alta a todas las personas que trabjan en el fútbol base a través de la Ley de Emprendedores. Desde el pasado mes de enero las inspecciones se han multiplicado en los clubes de fútbol aficionado aunque desde el CSD se asegura que la adscripción a la Seguridad Social de las personas que trabajan en el ámbito del deporte son las mismas desde hace cuatro décadas. Al respecto, en su día, ya expresamos la opinión de DIARIO DE MESTALLA

El decreto Ley:

Ésta ha sido el motivo que ha desbordado el vaso. Aunque se le está dando una importancia trascendental, la propia Federación, en el comunicado, señala que la promulgación del decreto "ha contado con el apoyo expreso de la RFEF en varias ocasiones" y que sus solicitudes "nunca afectaron negativamente a los beneficios económicos para los clubes, la Liga y el fútbol en general". Así las cosas, el principal reproche de la Federación es "la falta de respeto y consideración" porque ha sido "ignorada, depreciada y ninguneada por el Gobierno de España" a la hora de elaborar el decreto ley. Además, la Federación pone el acento en la pérdida de "ciertos derechos básicos, entre otros, la titularidad del audiovisual".

La huelga para el Valencia CF

La declaración de huelga indefinida se sostiene sobre estos tres argumentos. Si no se reconduce la situación, a partir del 16 de mayo, no se disputará ningún partido. Esto afectaría en el caso del primer equipo del Valencia a las dos últimas jornadas de Liga y, posiblemente, a la gira por Estados Unidos post temporada. En el caso del Valencia Femenino quedaría pendiente de jugar una hipotetica final de la Copa de la Reina. También, el Mestalla, podría verse afectado si tuviera que jugar eliminatoria por no descender vería aplazado su partido. Y el juvenil A, el 17, de mayo empieza, supuestamente la Copa del Rey.

El presidente ejecutivo del Valencia CF, Amadeo Salvo, ya ha mostrado su disconformidad con la medida. Por su parte, una representación de los futbolistas de la primera plantilla ha acudido esta tarde a la reunión de la AFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *