Arrasan los pequeños y altibajos entre los mayores

La última jornada del año fue un festín para los más pequeños de la Academia. También vencieron los dos equipos entrenados, circunstancialmente, por Baraja. El juvenil B empató y el Femenino y el primer equipo cayeron dignamente.


Hubo un poco de todo para cerrar el 2013. Aunque el balance global sea bueno, los dos primeros equipos, masculino y femenino, perdieron en casa. Ahora bien, ambos equipos salieron ovacionados del campo.

La jornada se abrió con el partido adelantado del viernes por la tarde en el que el juvenil B se enfrentó al Villarreal en Paterna. El club abrió el estadio Antonio Puchades que registró una buena entrada para ser un partido de Liga Nacional Juvenil: más de 200 espectadores con bastante presencia de aficionados del club castellonense. El partido empezó igualado pero el Valencia se puso pronto por delante en el marcador gracias a un gol de Rafa Mir que empujó un gran centro servido desde la banda derecha por David. Con el resultado a favor dio la sensación de que el equipo entrenado por Rubén Mora perdió cierto ímpetu. No diremos que especuló con el marcador pero sí que se acomodó demasiado sobre el campo. El Villarreal se hizo dueño del partido y se gustaba con la posesión como reflejo de su modelo de escuela. Eso sí, con un punto pendenciero que al final se revelaría desastroso para el espectáculo deportivo. Así, el Villarreal fue circunscribiendo al Valencia en el partido que había planteado su entrenador. Como consecuencia lógica, seis minutos antes de que llegara el descanso el equipo amarillo empató por medio de Antonio. Rubén Mora no lo vio claro y en el descanso hizo un triple cambio. Sampedro dejó su lugar a Luismi en el lateral derecho, Zarzo a Genís en el extremo izquierdo y el central Dani salió por el mediocentro Casti por lo que Javi Jiménez adelantó su posición. Lo cierto es que en el segundo periodo el encuentro cambió la dinámica. Javi Jiménez y Álvaro empezaron a mandar en el medio campo y Carlos Soler entró con más frecuencia en contacto con el balón. Se generaron ocasiones claras pero no hubo acierto en la finalización. Conforme pasaban los minutos el partido se iba rompiendo y las revoluciones aumentando. En los minutos finales el Villarreal también tuvo oportunidades para llevarse los tres puntos del Antonio Puchades. La contienda acabó con dos expulsados. En una jugada que el árbitro pudo haber cortado de raíz, el banquillo amarillo saltó al campo tras una acción entre Álvaro Pérez y Jordi. Podemos decir, teniendo en cuenta que estamos en navidades, que se lió la marimorena pero este relato nada aporta. Con el empate y la victoria del Levante, el equipo granota alcanza en la primera posición al Valencia a falta de dos jornadas para que acabe la primera vuelta.

El sábado por la mañana era el turno de los más pequeños. Los B visitaban los Poblados Marítimos para enfrentarse al UD Marítim-Cabanyal. Ya dijimos en la previa que se esperaban goleadas porque los equipos del barrio marinero ocupan la última posición en ambas ligas. Los pequeños valencianistas no tuvieron piedad. Primero jugó el cadete B que marcó once goles. A continuación el infantil B marcó veintisiete. Sí, veintisiete. Cabe decir que no es una excepción, los infantiles del UD Marítim-Cabanyal encajan una media de 15 goles por partido. La Federación Valenciana de Fútbol debería tener un detalle con ellos. Con estos resultados tanto el cadete B como el infantil B encaran las fiestas navideñas en primera posición de sus Ligas.

Paralelamente en Paterna jugaron el infantil A y el cadete A frente al CD Alcoyano. El infantil A solventó su compromiso por un contundente siete a dos.  El equipo dirigido por Jorge Manteca se mantiene en la sexta posición ya que todos los rivales que le preceden en la tabla obtuvieron la victoria. Por su parte, el cadete A se impuso por tres a cero al equipo alicantino. Los goles fueron anotados por Llario, Navarro y Fidel. Los chicos entrenados por Curro Torres siguen al frente de la Liga Autonómica.

Por la tarde en Paterna, como ya contamos en Diario de Mestalla el Femenino perdió por cero a uno frente al Rayo Vallecano.

A cientos de kilómetros el primer equipo que dirigía Rubén Baraja a lo largo del fin de semana ganó. El juvenil A se impuso por cero a tres al Ciudad Real. Fue un partido bastante cómodo para los blanquinegros que vestían de naranja. El equipo manchego está atravesando su peor momento de la temporada y parece condenado a descender. El Valencia sentenció el partido en dos minutos. Primero Fernando Cano, en el 26, con un disparo desde fuera del área hizo el primero. Acto seguido Nacho Gil, de penalti, materializó el segundo gol. El partido quedó sentenciado por la seriedad mostrada por el equipo de Baraja y la escasa capacidad de reacción del Ciudad Real. En la segunda parte, a falta de nueve minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentado, Peralta, que había salido por Borja, marcó el definitivo cero a tres. El juvenil A continúa segundo a tres puntos del Levante que ganó su compromiso frente al Tavernes Blanques.

Hasta el domingo a las cuatro y media no volvería a jugar el Valencia. Lo hizo el filial en Sant Andreu obteniendo el mejor resultado de la jornada al imponerse por uno a dos al equipo catalán. Parece que el Mestalla ha invertido la tendencia de manera radical. Si antes jugaba bien y perdía, ahora gana sin jugar mejor que su rival. El equipo, en ese sentido, se puede decir que ha madurado. Es capaz de cerrar las victorias y parece que está cultivando el gen competitivo. Baraja viajó desde Ciudad Real y se puso al frente del filial valencianista. Ante las bajas alineó a Lion Kaak por Portu, a Leuko por Gayá y a Cifo por Robert. Kaak formó en el medio con Mario Arqués, Manu Molina jugó por detrás de Chumbi y Cedric ocupó la banda izquierda. El Mestalla marcó muy pronto. En el minuto 8 Chumbi transformó un penalti señalado por mano del defensor del Sant Andreu. Justo antes, el equipo barcelonés se había podido adelantar pero el disparo de Quim Araujo se estrelló con el larguero. El filial se dedicó a defender el resultado. En el minuto 24 Mario Arqués se retiró lesionado y en su lugar entró Toni Martínez, delantero juvenil de 16 años. Manu Molina retrasó su posición al mediocentro.  Poco antes de llegar al descanso el Mestalla estuvo a punto de sentenciar con dos remates de Chumbi y Manu Molina. En la segunda parte el Sant Andreu salió decidido a por el empate y lo consiguió en el 54 por medio de Ferrón. El equipo catalán estaba desatado pero Jaume frustraba todos sus intentos. Cuando el partido parecía condenado al empate, Álex Cortell, en el 93, hizo el uno a dos. El futbolista valenciano, que había salido en la segunda parte, se internó por el costado derecho del área, recortó hacia dentro y se acomodó para golpear el balón con la derecha al fondo de las mallas. El Mestalla se traía de vuelta a Valencia los tres puntos. A la espera de que vuelva Nico Estévez se sitúa en duodécima posición, a cuatro puntos del descenso y a ocho del ascenso. Así de apretadas están las cosas en el grupo III de la Segunda División B.

La última jornada del año la cerró el primer equipo en Mestalla. De este partido también encontrarán información específica en el Diario. Felices fiestas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *