Auge y caída de un gran equipo

El equipo dirigido por Javi Sanchis ha terminado tercero en el grupo VII de la División de Honor Juvenil por detrás del Villarreal y del Levante.


La temporada que aún no ha concluido del juvenil A da para escribir un libro, aunque, de momento, en DIARIO DE MESTALLA nos conformamos con hacer un análisis. 'Auge y caída de un equipazo' podría ser el título del volumen y relataría el camino de un equipo que, hasta la jornada 23, había perdido un sólo partido y en la penúltima, la 29, acumulaba 6 derrotas. El punto de inflexión hay que buscarlo fuera de nuestras fronteras, concretamente en Londres. El 23 de febrero una decisión del árbitro suizo Adrien Jaccottet en los octavos de final de la Youh League dio la vuelta al mundo y supuso el principio del fin del juvenil A. El Valencia quedaba eliminado de la máxima competición continental porque el colegiado entendió que un lanzamiento desde los 11 metros de Alberto Gil en la tanda de penaltis no había entrado cuando era evidente que sí lo había hecho. El golpe recibido tuvo consecuencias nefastas también, en la competición doméstica porque el juvenil A empezó a cosechar resultados negativos y pasó del primer puesto en la clasificación a la tercera plaza. Pero vayamos por partes.

UN INICIO DE TEMPORDA A LA ALTURA DE LAS EXPECTATIVAS

Desde que se fundó este periódico hace dos años y medio hemos advertido del potencial de las generaciones que vienen en la escuela valencianista. Esta temporada, una de las hornadas señaladas, la del 97, cumplía su último año en categoría juvenil. Futbolistas como Carlos Soler, Lato, Javi Jiménez, Rafa Mir o Toni Martínez aspiraban el verano pasado a adelantar su progresión y dar el salto definitivo al Mestalla. Finalmente, sólo Carlos Soler y Lato, cuando ha estado bien físicamente, se han asentado en el filial valencianista. Los demás, junto con otros futbolistas de la misma generación como el centrocampista salmantino Álvaro Gómez o el lateral derecho David Ruiz, han cumplido su trayecto en el juvenil A. El encargado de dirigir a uno de los buques insignia de la Academia fue Miguel Ángel Angulo que la temporada anterior no había tenido demasiada suerte al frente del cadete A que acabó tercer clasificado. Angulo contaba con los jugadores citados de la generación del 97 y con otros talentos de la generación del 98 como los defensas Marinao Konyk y Luis Prados, el delantero Fran Navarro, el extremo izquierdo Ismael o Fran Villalba, que empezó la temporada jugando con el filial. Además, llegó al club uno de los juveniles mejor considerados del panorama nacional, el mediocentro murciano Gonzalo Villar (del 98) y el Valencia recuperó para la causa al lateral derecho Marc Ferris y al lateral izquierdo Adrián Crespo, ambos con pasado en la escuela blanquinegra. También ha tenido un papel destacado el extremo derecho fichado procedente del Alboraya Alberto Gil. Un equipo diseñado para ganar la Liga y para competir, en la versión sub-19, con los mejores equipos de Europa en la Youth League.

El Valencia empezó la Liga ganando en Castellón y en la segunda jornada consiguió una aplastante victoria en el derbi contra el Levante. Después llegó la primera y única derrota hasta la jornada 23 en el campo del Atlético Madrileño. Pese a ese tropiezo y dos empates más fuera de casa contra el Torre Levante o el Huracán, el Valencia hizo un buen primer tramo de temporada que incluyó dos goleadas escandalosas: 9-0 al UCAM Murcia y 8-1 ante el Conquense. Dos festivales futbolísticos que evidenciaban que el equipo funcionaba. Paralelamente, los cambios sufridos en la dirección técnica del primer equipo afectaron al juvenil A. El nuevo entrenador Gary Neville solicitó la ayuda de Angulo para dirigir a los mayores por lo que Javi Sanchis, hasta ese momento entrenador del juvenil B, se hizo cargo del equipo en la última jornada de la primera vuelta.

– La Youth League –

Por primera vez en su historia el Valencia CF tenía la oportunidad de disputar la Youth League ya que el primer equipo consiguió su pase a la Champions League contra el Mónaco en el mes de agosto. El máximo organismo del fútbol continental permitía que la competición la disputaran, también, futbolistas de la generación del 96 que ya no eran considerados juveniles durante este curso en España. Valga como muestra del nivel de exigencia de la Academia el hecho de que Angulo sólo podía utilizar a dos jugadores de ese año, el extremo izquierdo Sito y el portero Antonio Sivera, porque el resto no había pasado el corte para jugar en el Mestalla. Además, Angulo disponía de todos los futbolistas juveniles que alternaban con el filial. La selección sub-19 de la Academia empezó su paso por la Youth League venciendo al Zenit en la Ciudad Deportiva de Paterna. Después cayó en Lyon y ganó contra el Gante en casa y fuera. En el partido decisivo contra el Zenit en Rusia el equipo dirigido por Angulo consiguió los 3 puntos. El Valencia ya estaba clasificado para la siguiente ronda aunque se debía definir el primer puesto del grupo en la última jornada contra el Olympique de Lyon en el Antonio Puchades. El Valencia no pudo superar al equipo francés en el último partido de Angulo como entrenador. Como segundo clasificado, la selección sub-19 debía disputar los dieciseisavos de final mientras que el Lyon accedía, directamente, a los octavos de final.

CAMBIO DE ENTRENADOR Y EL EQUIPO ACARICIA LA GLORIA

El 15 de diciembre Javi Sanchis dirigió su primer partido como entrenador del juvenil A ganando por 2-0 al Murcia en el Antonio Puchades. Pese a esa primera victoria al equipo le costó asumir el cambio. En las tres primeras jornadas de la segunda vuelta el Valencia sumó tres empates pero, a partir de ahí, el equipo encadenó cuatro victorias consecutivas (la última contra Huracán por 5-3 el 17 de febrero) que le situaron como líder de la clasificación dos puntos por encima del Villarreal.

– La hazaña en Glasgow –

Una semana antes, el Valencia CF sub-19 se jugaba en el Celtic Park, a partido único, su pase para los octavos de final de la Youth League. El Valencia lo consiguió en un encuentro épico en el que fue superior a su rival pero tuvo que hacer frente a un gol en contra en la única llegada del equipo escocés y a la rigurosa expulsión de Javi Jiménez mediada la segunda parte. Un tanto de Ismael permitió al Valencia llegar a la tanda de penaltis y ahí emergió la figura de Sivera para clasificar a los valencianistas. El partido, eso sí, conllevó la desgracia de la lesión de David Ruiz que se rompió el ligamento cruzado de la pierna derecha.

EL ÁRBITRO SUIZO Y EL PRINCIPIO DEL FIN

No es necesario recrearse en la historia del fatídico penalti que entró pero el árbitro no concedió porque es de sobra conocida. El Valencia CF sub-19 fue noticia internacional porque nunca se había vivido una situación tan surrealista en el mundo del fútbol. Sí conviene destacar que el verdugo del Valencia, el Chelsea, ha terminado ganando la Youth League lo que evidencia, aún más, que el equipo blanquinegro estaba en disposición de hacer grandes cosas en la máxima competición continental. Queda ese consuelo: Mientras les dejaron, los futbolistas de la Academia demostraron que no tienen nada que envidiar al resto de jugadores y equipos de la élite europea. Más bien al contrario.

Además de la eliminación en la Youth League, el partido en Londres supuso el principio del fin en la competición doméstica. El Valencia, a partir de ese momento empató en Murcia contra el UCAM, perdió en casa contra el Roda y fuera contra el Cartagena, el Conquense y el Lorquí. La única alegría fue la victoria en el Antonio Puchades contra el Torre Levante pero el equipo de Javi Sanchis llegó a la penúltima jornada sin opciones de conseguir el título. Le tuvo que hacer el pasillo de campeón al Villarreal en el Antonio Puchades y, además, perdió la posibilidad de jugar la Copa del Rey juvenil al ceder la segunda plaza ante el Levante en los dos últimos encuentros de la temporada. Como las malas noticias no llegan solas, en el último tramo del curso se lesionó Gonzalo Villar y Toni Martínez salió del club con dirección al West Ham United.

LA COPA FEDERACIÓN NO ES CONSUELO

El juvenil A disputará ahora la Copa Federación. Una competición que organiza la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana desde la temporada pasada y que enfrenta a los diferentes equipos valencianos que han participado en el grupo VII de la División de Honor Juvenil y que no compiten ni en la Copa de Campeones (la jugará el Villarreal como primer clasificado) ni en la Copa del Rey (la jugarán el Villarreal y el Levante como primer y segundo clasificado). El Valencia ha quedado encuadrado en el grupo norte junto con el Castellón, el Roda y el Huracán Valencia. El grupo sur está compuesto por el Alcoyano, el Elche y el Torre Levante.

ANÁLISIS JUGADOR POR JUGADOR:

Esteve Peña (97): Ha sido el portero más utilizado en Liga. Tiene unas condiciones generales muy buenas y ha ayudado mucho al equipo. Cabe destacar su capacidad para darle una buena salida al balón con los pies. Además, ha hecho paradas de mucho mérito.

Jorge Chanzá (98): Apenas ha jugado y quizá el año que viene pueda tener más protagonismo.

Antonio Sivera (96): Sólo ha participado en la Youth League al no tener edad juvenil en España. El verano pasado se proclamó campeón de Europa con la selección española sub-19 teniendo un papel protagonista en el equipo dirigido por Luis de la Fuente. Sin embargo, esta temporada ha estado a la sombra de Álex Sánchez en el Mestalla. La Youth League ha sido la oportunidad para reivindicarse y Antonio Sivera la ha aprovechado. El cancerbero alicantino ha mostrado un nivel muy alto y permitió que su equipo accediera a los octavos de final deteniendo tres penaltis en la Glasgow.

Mariano Konyk (98): Ha sido uno de los centrales titulares indiscutible siendo juvenil de segundo año. Fue convocado por Gary Neville para jugar contra el Rapid pero no llegó a vestirse de corto. En cualquier caso, fue un premio merecido porque Mariano ha mostrado un nivel espectacular. Es un defensa que lo tiene todo aunque debe exigirse estar siempre concentrado.

Javi Jiménez (97): Javi Jiménez ya lideró la defensa del juvenil A el año pasado y esta temporada ha vuelto a repetir el mismo rol ofreciendo, también, un gran rendimiento. Quizá, por eso, debería haber dado ya el salto al Mestalla, algo que sucederá inevitablemente el año que viene.

Carlos Badal (99): El benjamín del equipo es otro de los centrales que ha demostrado tener un enorme potencial. Hizo un gran partido en Londres contra el Chelsea con todo lo que eso supone y siempre que ha salido en Liga ha cuajado grandes actuaciones. Aún tiene recorrido en el juvenil A pero quema etapas con mucha facilidad.

Luis Prados (98): Esta temporada ha sido menos importante que las anteriores con el cadete A y el juvenil B pero en el último tramo de Liga ha jugado más y ha evidenciado que sigue siendo un gran central que, además, cumple de lateral izquierdo. La temporada que viene debe ser un jugador clave en División de Honor.

Marc Ferris (97): Ha demostrado poseer unas condiciones extraordinarias físicas y técnicas aunque tiene que ser más constante. Los rectores de la Academia deberán decidir si el año que viene asciende al Mestalla en el que, seguramente, ya no estará Akapo.

Adrián Crespo (97): El lateral izquierdo volvía a vestir de blanquinegro tras su cesión. Ha disputado muchos minutos aunque sus mejores actuaciones se vieron a principio de temporada. Fue un jugador fundamental en la buena trayectoria liguera del equipo. Al igual que Marc Ferris está en su último año de juvenil y en el club deberán valorar su continuidad.

David Ruiz (97): Tras salir de una larga lesión encaró la temporada con muchas ganas. Angulo y Javi Sanchis confiaron en él como lateral derecho. Pero la mala suerte se ha vuelto a cebar este año con el futbolista blanquinegro porque en Glasgow, a principios de febrero, se rompió el ligamento cruzado de la pierna derecha. Antes de eso, había alternado la titularidad con Marc Ferris ofreciendo un gran rendimiento. Serio en defensa y con capacidad de desborde en ataque, como cuando era extremo. Su continuidad en el filial es una cuestión de cultura de club además de que tiene condiciones.

Chimo Reig (98): No ha jugado mucho esta temporada pero ha demostrado ser un defensa versátil y cumplidor. Ha actuado indistintamente en los dos laterales y también de central.

Lato (97): Ha participado de forma muy ocasional en Liga. Sobre todo, para ir cogiendo ritmo de partidos aunque, cuando ha estado en plenas condiciones, ha jugado con el filial de titular. Participó en la Youth League dándole al equipo muchas soluciones ofensivas y defensivas. Debutó con el primer equipo en Viena.

Gonzalo Villar (98): Ha ido de menos más. Algo lógico teniendo en cuenta que necesitaba un periodo de adaptación. Empezó algo tímido en su juego pero, poco a poco, ha ido adquiriendo jerarquía en el equipo. Es casi imposible que pierda el balón y cada vez ha sido más determinante en el fútbol ofensivo. Es uno de los que opta a subir al Mestalla directamente pese a ser juvenil de segundo año.

Álvaro Gómez (97): El salmantino es un jugador que puede actuar en cualquier posición desde el medio centro hasta la punta de ataque, incluyendo las bandas. Futbolistas así son una bendición para el entrenador. Lo saben Baraja, Angulo y Javi Sanchis. Todavía no ha derribado las puertas del Mestalla pero debería tener su oportunidad, al menos, en la pretemporada.

Alberto Gil (97): Ha sido una de las sorpresas agradables de este curso. Con capacidad de desborde y gol, Alberto Gil es, además, un jugador espectacular, de los que alegran la vista al espectador. Previsiblemente sufrirá en la Segunda División B por ser liviano pero el Valencia no debería perderlo de vista.

Joan Gibert (98): El futbolista catalán no ha sido titular aunque también ha tenido sus oportunidades a lo largo de la temporada. Todavía tiene recorrido para ser más importante en el juvenil A como lo fue el año pasado en el juvenil B

Javi Llamas (98): No ha jugado demasiado pero ha tenido buenas actuaciones y ha ayudado al equipo saliendo desde el banquillo. El año que viene deberá ser más determinante en División de Honor.

Gustavo Araújo (97): Ha participado en bastantes partidos aunque, casi siempre, partiendo desde el banquillo. También es un futbolista que ha ido de más a menos. Es su último año de juvenil y tiene complicado dar el salto al filial.

Ismael Martínez (98): El extremo izquierdo ha tenido la progresión que se esperaba después de despuntar en el juvenil B. Ha mantenido un rendimiento regular en Liga y ha sido protagonista en la Youth League. Marcó el gol en Glasgow aunque en Londres no tuvo tanta fortuna. También como el resto del equipo, ha acusado la eliminación europea.

Fran Villalba (98): Esta temporada ha sido una montaña rusa para él. Debutó con el primer equipo y llegó a entrenar y a entrar con cierta regularidad en las convocatorias de Neville siendo incluso titular en Copa. En las últimas jornadas ha vuelto con el juvenil A al no tener minutos en el Mestalla. Hizo un partidazo contra el Roda aunque el equipo acabó perdiendo.

Carlos Soler (97): Rara ha sido la vez en la que ha jugado con el juvenil A en Liga al estar integrado en la disciplina del Mestalla. Pero fue uno de los artífices del gran papel del equipo en la Youth League.

Sito (96): Apenas participó en la Youth League por las diferentes lesiones aunque tuvo una buena actuación en el partido inicial contra el Zenit.

Rafa Mir (97): El futbolista murciano ha sido el máximo goleador en todas las competiciones. Debutó con el primer equipo en Champions League contra el Zenit pero no tuvo más continuidad. Después jugó algún partido con el Mestalla. Las idas y venidas no le han descentrado y ha seguido marcando goles con el juvenil A por segunda temporada consecutiva. El año que viene debe seguir su progresión en el filial.

Fran Navarro (98): Las lesiones y la presencia de Toni Martínez le han impedido tener continuidad. Aún así ha mantenido la capacidad goleadora y ha sido un incordio para los defensas cada vez que ha jugado. Podría, incluso, dar el salto al Mestalla.

Toni Martínez (97): El futbolista murciano parecía el verano pasado un firme candidato para subir al Mestalla, sin embargo, ha vuelto a ser el 9 del juvenil A del Valencia. Ha desempeñado un buen papel tanto en Liga como en la Youth League, sin embargo, la falta de expectativas deportivas le han hecho cambiar de aires a final de temporada.

También han jugado con el juvenil A de forma ocasional Víctor Giner (98), Luismi (98), Ferran Torres (2000) y Chapela (99)

VÍDEO RESÚMENES Y CRÓNICAS DE LA TEMPORADA:

VALENCIA CF JUVENIL A 4 – LEVANTE UD 0

VALENCIA CF JUVENIL A 4 – ALBACETE BALOMPIÉ 1

VALENCIA CF JUVENIL A 9 – UCAM MURCIA 0

VALENCIA CF JUVENIL A 2 – CARTAGENA FC 0

VALENCIA CF JUVENIL A 8 – UB CONQUENSE 1

VALENCIA CF JUVENIL A 2 – ADM LORQUÍ 0

VALENCIA CF JUVENIL A 2 – REAL MURCIA 0

VALENCIA CF JUVENIL A 1 – ATLÉTICO MADRILEÑO 1

VALENCIA CF JUVENIL A 4 – ELCHE CF 2

VALENCIA CF JUVENIL A 5 – HURACÁN CF 3

VALENCIA CF JUVENIL A 2 – CD RODA 3

VALENCIA CF JUVENIL A 5 – CF TORRE LEVANTE 0

VALENCIA CF JUVENIL A 1 – VILLARREAL CF 2

LA TEMPORADA EN NÚMEROS:

COMPETICIÓN Partidos jugados Partidos ganados Partidos empatados Partido perdidos Goles a favor Goles en contra
LIGA 3º     30     16     8     6     70     29
Y.LEAGUE 1/8     8     4     3     1     15     5

 

MÁXIMOS GOLEADORES:

Rafa Mir: 16 (Liga) + 6 (Youth League)

Toni Martínez: 12 (Liga) + 1 (Youth League)

Ismael: 8 (Liga) + 2 (Youth League)

Alberto Gil: 8 (Liga)

Fran Navarro: 7 (Liga)

Conclusiones:

El Valencia CF juvenil A ha vivido una temporada de contrastes con un punto de inflexión obvio. Por una parte, ha desempeñado un papel excelente en la versión del Valencia CF sub-19 en Europa. Una participación histórica que ha puesto el foco en la Academia del club y que ha enseñado al mundo la calidad de la factoría de Paterna. También se ha visto al equipo muy firme en Liga hasta que se torció la Youth League.

Por otra parte, el juvenil A ha tenido un hundimiento que es difícilmente justificable, incluso, teniendo en cuenta la traumática salida de la competición continental. Ha sido una temporada muy extraña y, aunque sea muy tentador y no falte razón, la reflexión interna no puede descargar toda la responsabilidad en lo sucedido en Londres. Siempre que el juvenil A no gana la Liga el proyecto ha fracasado colectivamente aunque en los últimos cinco años sólo se ha conseguido el título en dos ocasiones.

Por último, respecto al crecimiento de los jugadores, sólo el tiempo dirá si están en disposición de llegar al primer equipo. La temporada deja un sabor a decepción pero este tipo de experiencias refuerzan a los supervivientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *