Épica en Celtic Park

El fútbol, con mucho sufrimiento, hizo justicia al mejor equipo. El Valencia se impuso en la tanda de penaltis después de empatar el partido con un jugador menos.


Pedíamos en la previa que el Valencia sub -19 jugara a fútbol y fuera bronco y copero. Lo primero lo hizo  nada más salir al campo. El equipo dirigido por Javi Sanchis dio un recital de juego en la primera parte. Y lo segundo se vio después, cuando el Valencia se lanzó al ataque con un jugador menos para conseguir el gol del empate. Hubo épica hasta en la tanda de penaltis en la que Sivera paró dos lanzamientos desde los 11 metros que hubieran dado el pase a octavos al equipo local. Pero la gloria fue para el mejor equipo sobre el campo, el Valencia CF sub-19 que sigue con su trayectoria por la máxima competición continental. Por algo son el orgullo de la Academia.  

El Valencia empezó arrollando con una buena ocasión. Mariano, con un cabezazo tras saque de esquina, estuvo cerca de estrenar el marcador cuando todavía no se había cumplido el minuto 2. EL equipo de naranja presionaba arriba la salida del balón de los escoceses con éxito. Se jugaba casi íntegramente en el campo de los locales. El combinado sub 19 de la Academia había tenido una puesta en escena excelente, a la altura del envite, convencido de sus posibilidades y dispuesto a imponer su fútbol.

En el minuto 8, Rafa Mir aprovechó un pase largo de Gonzalo Villar para internarse sin oposición por el costado derecho del área. Su disparo cruzado lo desvió el portero del equipo escocés. El Valencia estaba cómodo en el campo y eso, en un equipo con tanta calidad es sinónimo de buen juego.  En el minuto 14 una magnífica combinación entre Carlos Soler y Álvaro Gómez acabó con el balón dentro del área en las botas de Rafa Mir que se revolvió y sacó un gran disparo que desvió el portero local con apuros. El técnico inglés ponía a los suplentes a calentar porque no lo veía claro. Los futbolistas escoceses se estaban mostrando impotentes ante el planteamiento y la jerarquía de los valencianistas.

Hubo que esperar al minuto 23 para ver el primer acercamiento del Celtic provocado por un error de Sivera en la entrega del balón. Afortunadamente, el jugador escocés no pudo concretar el remate entre los tres palos. Pero el Valencia seguía manejando el ritmo del partido, combinando en el centro del campo con paciencia y llegando a la zona de tres cuartos con facilidad. Carlos Soler, Álvaro Gómez y Gonzalo Villar se asociaban y generaban mucho fútbol. Sólo faltaba el gol. El Valencia encerraba al Celtic con saques de esquina. De nuevo Rafa Mir, a la media hora de juego, estuvo muy cerca de hacer el primero con un remate de cabeza tras un córner botado por Carlos Soler. El delantero murciano estaba siendo el protagonista ofensivo y en el minuto 35 lo intentó con un disparo desde el pico derecho del área que despejó el portero con apuros. En el saque de esquina siguiente lo intento Álvaro Gómez tras un rechace de la defensa escocesa. El Valencia estaba llegando de todas las maneras posibles. Por las bandas, por el centro y a balón parado.

Sin embargo, fue el Celtic el que se adelantó en el marcador en una acción de Aitchison que aprovechó un buen pase interior, regateó a Sivera, y remató a puerta vacía. Era la primera oportunidad del Celtic.  El Valencia reaccionó intensificando más su apuesta ofensiva. El equipo de naranja no quería esperar al segundo tiempo para conseguir el empate y apretó el acelerador.  Pudo conseguirlo Carlos Soler con una falta desde la frontal pero su disparo se estrelló en la barrera.

El único peligro para el Valencia era caer en la ansiedad pero la primera parte había dejado la evidencia de que el equipo de naranja era netamente superior al Celtic.

El Valencia salió en la segunda parte con la idea del primer tiempo, es decir, dominar y generar ocasiones. En el minuto 48 Carlos Soler estuvo a punto de llegar a un centro de Rafa Mir. Al Celtic se le vio menos agarrotado, durante un tramo del inicio del segundo periodo fue, por primera vez en el partido, el equipo que llevó la iniciativa. El Valencia estaba pasando sus peores momentos. Sivera detuvo un disparo peligroso de Hendry y, en la acción siguiente, el central  Keller remató de cabeza prácticamente a bocajarro, afortunadamente, muy centrado. Javi Sanchis quiso cambiar la tendencia con dos cambios. Entraron al terreno de juego Ismael y Llamas por Alberto Gil y Gonzalo Villar.  

EL Valencia volvió a tomarle el pulso al partido en el minuto 62 con una oportunidad de Toni Martínez que aprovechó un saque de banda de Marc Ferris, sorprendiendo a la defensa escocesa. El 9 valencianista entró al área sólo, algo escorado a la derecha pero no pudo concretar el remate entre los tres palos. Aún así, al equipo le faltaba la paciencia de la primera parte para generar fútbol.

El Valencia entró en los últimos 20 minutos de partido siendo, de nuevo, el dominador del choque.  El Celtic empezaba a perder tiempo y el equipo de naranja se lanzaba a por el gol del empate. Pero en el 71, la situación se complicó muchísimo. El árbitro decidió expulsar a Javi Jiménez por entrar con la plancha pese a que llegó antes al balón que el jugador escocés. Sólo cabía la épica en un estadio propicio para ello. El Valencia, en cualquier caso, no varió su plan. Hasta el punto de que Mariano se quedó como único central. Los laterales seguían subiendo y el equipo atacando. Toni Martínez tuvo una buena ocasión en el minuto 74 pero su disparo fue detenido por el guardameta del equipo escocés. En el 77, entró al terreno de juego David Ruiz por Marc sin que eso supusiera ningún cambio táctico.  El Valencia, lógicamente, se lo jugaba todo a cara o cruz.

En el minuto 84 una presión de Toni Martínez al portero provocó el error en el pase que casi aprovecha Rafa Mir. A continuación, el equipo de naranja volvió a rozar el gol con un centro de Álvaro Gómez envenenado que sacó el defensor escocés sobre la línea de gol. El fútbol estaba siendo muy injusto con el Valencia pero, en el minuto 87, el equipo dirigido por Javi Sanchis se rebeló a su suerte con una jugada de tiralíneas. Lato puso un centro  pasado al segundo poste desde la zona de tres cuartos, Toni Martínez dejó el balón atrás de forma delicada e Ismael fusiló a las redes. Golazo.

Lo mejor que podía suceder era que el árbitro señalara el final del partido para jugarlo todo a la carta de los penaltis. El Celtic asumió el control del partido y gozó de una gran ocasión que detuvo Sivera. El colegiado, debido a las pérdidas de tiempo del equipo escocés añadió seis minutos cuando se cumplió el 90.

El árbitro, en el último minuto del tiempo añadido se equivocó a favor del Valenica. Interpretó como falta una caída de David Ruiz que se lesionó sólo. El jugador valencianista no pudo continuar  y el Celtic se quedó sin la posibilidad de una gran ocasión ya que el lateral valencianista era el último defensor.

El Valencia aguantó y el partido se fue la tanda de penaltis. Si épico había sido el partido no lo fueron menos los lanzamientos desde los once metros. Fallaron Carlos Soler y Toni Martínez pero Sivera lo compensó con dos paradas, una de ellas, en el quinto lanzamiento. Se entró en la tanda de ‘muerte súbita’ Tras dos errores por parte de ambos equipos. El último penalti valencianista lo lanzó Lato. La selección sub-19 tenía por primera vez la oportunidad de llevarse el encuentro si Sivera conseguía atajar el lanzamiento desde los 11 metros como así sucedió. La alegría se desbordó en la expedición valencianista. El Celtic Park había vivido un partido épico protagonizado por la factoría de Paterna. Esperan los octavos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *