Esquerdo, el centrocampista goleador

El futbolista de Calp jugará este año en Liga Nacional Juvenil después de haber sido el pichichi en el cadete A


Hace dos temporadas un futbolista espigado llamaba la atención en el cadete B. Era el mediocentro ofensivo Vicente Esquerdo (Calp, 1999) que acabó la temporada con la espectacular cifra de 20 goles anotados. Tras el verano el cambio físico del futbolista alicantino fue notable. Esquerdo apenas cabía en la nueva zamarra porque había crecido a lo alto y, sobre todo, a lo ancho. En la Academia se frotaban las manos. Ahora Esquerdo, además de por su calidad, destacaba también por su físico.

Sin embargo, esta campaña las cosas no han ido tan bien para el calpino en el plano colectivo y en el individual. El cadete A no pudo revalidar el título en Liga Autonómica al quedar en tercera posición. Por su parte, a Esquerdo parece que no le ha sentado especialmente bien su cambio de ubicación en el campo. Angulo decidió en muchos partidos situarle de mediapunta y ahí  el jugador de Calp ha sido menos trascendente. Es cierto que el técnico tenía que tener en cuenta otras variables como encajar en el equipo a otros futbolistas o que cada rival plantea un reto diferente pero esta temporada a Esquerdo se le ha visto menos cómodo. Aún así, ha sido llamado por la selección española sub 16 y ha terminado la Liga como pichichi de su equipo con 9 tantos.

Sin duda alguna, la facilidad para ver portería es la mayor virtud del joven futbolista blanquinegro. Es un llegador pero, sobre todo, es uno de los jugadores de la Academia con mejor disparo a media y larga distancia. En el vídeo se recogen algunos de sus goles pero nos consta que ha marcado muchos más y de bella factura.

Otro recurso valioso de Esquerdo para determinados momentos del partido es su capacidad para sacar en largo los fueras de banda. Culaquier balón que sale por la línea lateral puede acabar en el corazón del área gracias a los envíos del joven futbolista alicantino.

Independientemente de la edad, Esquerdo todavía no es un jugador hecho. Da la sensación de que le faltan algunos conceptos por aprender porque su participación en los partidos es demasiado intermitente. Le pueden ayudar en la Academia fijando su demarcación en el campo de forma clara para que aprenda las rutinas. Tal vez así adquiera el poso y la madurez que le permitan el día de mañana dar el salto a la élite. De momento puede presumir de tener un talento natural innegable, ahora tiene que estar centrado, seguir trabajando con humildad y acabar de pulirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *