El infantil B demuestra por qué es un equipo campeón y se pone líder

El triunfador en Arona las pasadas Navidades necesitaba ganar por dos goles de diferencia al Levante que hasta ese momento sólo había cedido dos puntos en toda la Liga. Dos tantos de Ferran certificaron la remontada clasificatoria y dejan al Valencia líder a falta de diez jornadas.


El infantil B tuvo un inicio de Liga irregular. Tal vez le costó más que a otros equipos adaptarse al cambio entre fútbol-8 y fútbol-11. Empató en el partido inaugural y perdió en casa contra el Levante en la jornada 6 y quedó a cinco puntos del Levante. Toda una vuelta ha esperado el infantil B. Muchos partidos viendo en la distancia al Levante. Ocupando la cuarta posición, la segunda, pero siempre a cinco puntos del equipo granota. El Levante ganó sus primeros 17 partidos de la temporada y parecía que la distancia no se iba a reducir nunca. Pero hace tres jornadas se abrió una brecha de esperanza. Los granotas empataron en el Planter y el campeón de Arona, después de mucho tiempo, dependía de sí mismo. El Valencia debía ganar en Bunyol por una diferencia de dos goles para empatar el goal average particular. En el general, el equipo blanquinegro doblaba en números de goles al Levante (92 goles a favor y 10 en contra frente a 48 a favor y 8 en contra).

El partido empezó igualado. Como si ambos equipos supieran de la trascendencia de los puntos. Mucho respeto y poco juego aunque las ocasiones empezaban a llegar a ambas porterías. Poco a poco el Valencia fue haciéndose dueño del partido, atacando de forma continuada. En el minuto 29 Ferran Giner hizo el primer gol para los valencianistas al definir con sutileza ante la salida del portero granota. El equipo dirigido por Joaquín García parecía tener controlada la situación con Ferhat y Óscar en la construcción de juego participando cada vez más. Sin embargo, se llegó al descanso sin más novedades.

El Valencia salió más decidido en la segunda parte. Los campeones de Arona querían acabar lo que habían empezado. Fueron generando ocasiones la mayoría de las cuales tenía a Ferran como protagonista. En el minuto 49 el delantero centro hizo el segundo en su cuenta particular y el segundo del Valencia. El tanto que ponía fin a una persecución por el liderato de la Liga que duraba 14 jornadas. Aún así quedaba muchos minutos por delante. El gol del Valencia provocó que el partido se rompiera. Al Levante no le quedaba otra opción que buscar el gol y los visitantes con espacios convertían cada llegada en peligro. El Valencia se sostuvo en el portero, Charly, que ya tuvo una actuación estelar en Arona. Faltó algo de fortuna para cerrar el partido antes pero el infantil B llegó al final del choque más cerca de marcar el tercero que de recibir el primero.

Todavía quedan diez jornadas y habrá que ganarlo todo porque es de esperar que el Levante lo haga. Queda mucho camino por delante pero el Valencia depende de sí miso. Ya es líder, por fin. Tenía que marcar dos goles y lo hicieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *