Discreto inicio de Liga

Primer partido de la temporada para el infantil A y el cadete A contra el Villareal en la Ciudad Deportiva de Paterna. Los más pequeños sacaron un punto y los mayores perdieron


El sábado por la mañana en Paterna empezó la Liga Autonómica infantil y cadete con dos partidos de altura frente al Villarreal CF. Haciendo un paralelismo con la Primera División es como si se hubieran enfrentado el Barça y el Madrid para empezar la Liga.

El primero en saltar al campo fue el infantil A. El equipo entrenador por Toni Navarro presentó tres novedades  importantes respecto al equipo habitual del año pasado que ganó la I Regional con el infantil B. En el centro de la defensa Jairo Quinteros mostró su potencial: fuerte físicamente, con personalidad y buen trato de balón. También debutó el mediocentro Marcos Chumillas y el delantero Nabil que pese a fallar dos claras ocasiones dejó buenos detalles. Siempre que juega el Valencia contra el Villarreal se produce un choque de estilos independientemente de la categoría. Se vio, además un choque igualado, con alternativas y buen juego. El Villarreal pudo enseñar su fútbol control basado en el pase corto y la posesión del balón. En este sentido tuvo una importancia fundamental el mediocentro groguet Losa que tuvo una actuación más que destacada. El Valencia por, su parte llegaba al área, del contaria con un fútbol más vertical. La mayoría de veces buscando en largo a Nibal desde los laterales. Torri, en el mediocentro hizo un buen partido y Kangin Lee, actuando de mediapunta, en esta ocasión, tuvo poco protagonismo. El primer periodo acabó cero a cero con la sensación de que cualquiera podía haber marcado. En el segundo periodo el Valencia salió mejor, dando menos ocasión a los visitantes a desplegar su juego. En el minuto 40 (cada parte dura 35 minutos) Pablo Orquín puso por delante a los locales al aprovechar un pase en profundidad de Torri y batir en el mano a mano al portero del Villarreal. El equipo blanquinegro se ponía por delante en el marcador y pudo sentenciar el partido poco después con dos ocasiones claras de Nibal. En la primera hay que darle el mérito de que intentó una genialidad y, en la segunda, que se produjo a continuación, tal vez pesó el primer fallo. El Valencia no mató el partido y el Villarreal volvió a atacar. Curiosamente el gol llegó a balón parado.  Carlo García aprovechó un balón muerto en el área para hacer el empate. Igualdad en el marcador que reflejaba lo sucedido en el campo. Con ese resultado se llegó al final y cabe felicitar a ambos equipos por el buen espectáculo que ofrecieron. Entre los espectadores se encontraba Cristian Vassilakis ya con el chándal del Villarreal que no fue convocado por decisión técnica.   

A continuación salieron al campo el cadete A para enfrentarse al equipo groguet y también hubo choque de estilos sobre el terreno de juego. Hubo una parte para cada equipo con la desventaja de que en los primeros 45 minutos el equipo que fue superior anotó un sólo  gol y en los segundos 45 minutos el otro equipo anotó dos. Así fue como el Villarreal se llevó la primera victoria de la temporada de la Ciudad Deportiva de Paterna. En el primer periodo Esquerdo adelantó al Valencia. El mediocentro no ha perdido su olfato de gol este verano y sigue destacando por su capacidad anotadora y su despliegue en el campo pese a no ser un futbolista corpulento. El equipo blanquinegro se fue al descanso con ventaja en el marcador y la sensación de merecerlo. Sin embargo, en el segundo periodo, dentro de la igualdad que hubo a lo largo del partido, el Villarreal impuso su juego de toque y le dio la vuelta al marcador con goles de Camara, Quevedo. No tuvo buen estreno el equipo de Miguel Ángel Angulo pero esto no ha hecho más que comenzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *