Puro fútbol: arrancan los juveniles

Los dos equipos juveniles del Valencia CF, el A y el B, empiezan la competición oficial este domingo. Las generaciones del 96, 97 y 98 vienen pisando fuerte.


Empieza la temporada en categoría juvenil. El Valencia CF compite en División de Honor y en el grupo I de la Liga Nacional, es decir, en primera y en segunda división con dos equipos, el A y el B respectivamente. La edad juvenil comprende tres años y esta temporada coinciden con las generaciones del 96, el 97 y el 98. Normalmente los jugadores más jóvenes forman parte de la plantilla del juvenil B pero hay excepciones.

Globalmente, o, mejor dicho, 'glovalmente' cabe destacar que el grueso de los dos equipos lo componen futbolistas que el año pasado formaban parte de una categoría inferior. Éste no es un tema menor como ya hemos señalado cuando hemos hablado del desembarco en el Mestalla de hasta diez futbolistas que el año pasado integraban el juvenil A. Traspasar plantillas de una categoría a otra implica que se están haciendo las cosas bien. Supone que los jugadores están recibiendo una formación adecuada que les permite ir progresando de forma natural y en bloque. Generar futbolistas de forma aislada casi nunca ha sido un problema para el Valencia como se puede comprobar mirando cualquier convocatoria de la selección absoluta. Ahora el reto es el de construir equipos. También, de esta manera, se refrenda y se le da continuidad al trabajo haciendo productivos todos los esfuerzos. Luego hay otra serie de beneficios menos sustanciales como el de perfeccionar los automotismos. 

División de Honor

 

De esta manera, el juvenil A está compuesto en un porcentaje altísimo por jugadores que el año pasado formaron parte del juvenil B, es decir, por la generación del 97. También hay futbolistas que repiten  como el extremo derecho David Martínez, el portero Sivera, El medocentro Maiki o el lateral derecho 'Uru' que son del 96 y que el año pasado ya integraban las filas del juvenil A. Además, se han hecho tres incorporaciones: el lateral izquierdo Crespo, el centrocampista Moi Valencia y el extremo izquierdo Ángel Ramón. Al frente de todos ellos estará, al igual que la temporada pasada, Rubén Baraja y el objetivo no puede ser otro que el de reeditar el último título de campeón de Liga. El listón está muy alto pero hay calidad a raudales.

De la plantilla que el año pasado conformaba el juvenil B encontramos, en el lateral izquierdo a Lato que la temporada anterior ya debutó con el Mestalla en competición oficial y con el primer equipo en dos partidos amistosos, uno de ellos contra el Burjassot con tan sólo 15 años. Lato hace honor a la reputación que se ha ganado Paterna de generar excelentes laterales izquierdos. En el centro de la defensa Baraja podrá contar con el internacional Javi Jiménez que puede jugar también de mediocentro y con Álvaro Pérez, un zaguero con personalidad y calidad que es del 96 pero el año pasado estaba en el B. Como mediocentros han subido Javi Pérez, un auténtico líder que no pudo jugar casi con el juvenil B porque sufrió una grave lesión y Casti, del que se espera mucho. En la mediapunta encontramos a los talentosos Carlos Soler y Miguel Marí. El primero de ellos participa más en la construcción de juego y puede actuar de mediocentro. Ambos tienen llegada y capacidad goleadora. Por la banda derecha está David Ruiz, un futbolista que se parece a Joaquín salvando las distancias y en el mejor de los sentidos por la plasticidad de sus regates. Zarzo también atesora mucha calidad y puede jugar por ambas bandas y Niso, extremo izquierdo, también tiene el corte de la factoría de Paterna. Es un futbolista rápido, con capacidad de desborde y buenos centros. Finalmente, en ataque, han subido de categoría el espigado Rafa Mir que le da versatilidad al estilo de juego del equipo y Toni Martínez. El delantero murciano jugó la semana pasada con el Mestalla y ya el curso anterior marcó con el filial con tan sólo 16 años. Es uno de los futbolistas que más expectativas está generando y es internacional. Ahora bien, si hay que hablar de jugadores que han ascendido de categoría hay que hacer una mención especial a dos futbolistas: Fran Villaba y Marinao, del 98 y que el año pasado jugaban en el cadete A. El primer de ellos, Villalba, es uno de los triunfos personales de Rufete. El jugador tenía una oferta mareante del Liverpool prácticamente irrechazable. Pero el mismo poder de seducción que ha empleado la secretaría técnica para convencer a futbolistas como Mustafi lo ha aplicado Rufete con Fran Villalba. El mismo, por un campeón del Mundo y por un futbolista de 16 años, y ahí reside el mérito. Una de las promesas cumplidas del manager general era la de que el joven jugador estuviera a las órdenes de Rubén Baraja esta temporada disputando División de Honor. El otro futbolista que ha dado un salto de dos categorías es Mariano, un central de mucha envergadura que ya ha sido convocado por las selecciones inferiores. Por último, en la portería, el Valencia ha recuperado al guardameta cedido Willy Zambrano. Kaiser, que estaba con el Mestalla en pretemporada, parece que ha quedado reubicado finalmente en el juvenil A.

El equipo dirigido por Baraja empieza la Liga con un plato fuerte. Uno de los mejores partidos de División de Honor que se podrá ver este año en Paterna se jugará el domingo a las 19.00 horas en el Antonio Puchades. El Valencia recibe al Villarreal. Casi nada.

Liga Nacional Juvenil

Siguiendo la filosofía de subir plantillas en bloque el juvenil B este año tiene su base en el cadete A que la temporada anterior se proclamó campeón de Liga Autonómica, es decir, la generación del 98. Es cierto que ese equipo, el cadete dirigido en primera instancia por Curro Torres y después por Miguel Grau Piles ha perdido a cuatro de sus grandes baluartes. El caso de Fran Villalba y Mariano ya los hemos explicado pero ha habido dos salidas que, inevitablemente, han hecho daño. El delantero Javi Llario se ha marchado al Real Madrid y el mediapunta Alex Blanco al FC Barcelona. Un pequeño fracaso de la Academia que no ha sabido crear las condiciones necesarias para que ambos permanecieran en el Valencia. Aún así, pese a estas cuatro bajas, quedan futbolistas de sobra para formar un equipo de garantías. En defensa ha subido el internacional Luis Prados, un central muy bien considerado en la escuela, fuerte y con gran salida de balón. El extremo derecho Fidel, que el año pasado tenía la competencia de Alex Blanco, debe dar un paso hacia adelante. Ya ha demostrado que le sobran recursos y ahora debe aprender a ponerlos al servicio del equipo. En el extremo izquierdo está el alicantino Ismael que no se cansó de marcar golazos en Liga Autonómica. En la mediapunta, también debe dar un paso hacia adelante Javi Llamas y en la delantera Navarro es un valor seguro. El año pasado, siendo del 98, acabó la temporada jugando con el juvenil B y fue convocado por la selección. Otro de los jugadores que ha ascendido es el mediocentro Iván Martínez. El juvenil B se ha reforzado con tres futbolistas, haciendo especial hincapié en el centro del campo donde se trata de aliviar el enorme hueco dejado por Fran Villaba. De esta manera, procedente del Corneyà ha llegado Joan Gibert y del Madrid Jaime Sierra. También, para cubrir la baja de Alex Blanco ha llegado del Nàstic Alberto Rabassò, jugador que también pretendía el Espanyol.

En el equipo ha quedado algún futbolista que el año pasado ya formaba parte de la plantilla del juvenil B y que son de la generación del 97. Son los casos del portero Álvaro, los centrales Dani y Ximo Moscoso y el mediocentro Álvaro Gómez, un futbolista capaz de defender y construir que la temporada pasada ofreció un excelente rendimiento.

El entrenador del equipo es Miguel Grau Piles que empezó el curso anterior entrenando al cadete B. Al final de Liga se hizo cargo del cadete A y este año dirigirá al juvenil B.

El equipo se estrena este domingo a las 10.15 frente al Racing de Algemesí a domicilio. Será una buena ocasión para empezar sumando tres puntos. El objetivo es conquistar el título de Liga que se escapó el año pasado en favor del Levante tras unas últimas jornadas en las que ambos equipos se turnaron en la primera posición.

Por otra parte, cabe señalar que en edad juvenil también se encuentra el hijo de Fabián Ayala aunque de momento, por problemas burocráticos, no forma parte de ninguna plantilla aunque se entrene con ellos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *