Toro: “Nos estamos ganando el respeto de los grandes”

Cristian Toro (Buenos Aires, 1980) afronta su quinta temporada al frente del Valencia CF Femenino con el aval de mejorar los resultados del equipo año tras años. El listón, por eso, está cada vez más alto pero el entrenador argentino tiene una fe ciega en sus jugadoras y en el trabajo que hacen a diario. Cristian Toro sigue su evolución de la mano del equipo, un proyecto que ha revolucionado el panorama del fútbol Femenino en España. Empieza una nueva temporada, un nuevo reto y DIARIO DE MESTALLA charla con el responsable técnico para conocer mejor las aspiraciones y el momento del Valencia.


– Este año en principio el Valencia Femenino iba a sufrir un cambio estructural: iba a dejar de depender de la Fundación para integrarse en el club. No sé si sabe cómo ha quedado eso…

Sé que en un momento era la intención, estaba dentro del proyecto pero a día de hoy no sé cómo esta esa tema

– ¿Han notado alguna diferencia de un año para otro en ese sentido?

No. Seguimos igual que el año pasado como estructura. Somos un equipo más que representa al Valencia pero no he notado ningún cambio significativo de la temporada pasada a esta.

– ¿Cuál es el balance general del año pasado?

El balance es muy positivo, incluso, en algunos momentos por encima de nuestras posibilidades. Fue una temporada muy dura en cuanto a lesiones. Uno tuvo que ir, no improvisando pero trabajando cosas nuevas que no estaban pensadas hasta ese momento. A la mente me viene el partido contra el Barcelona jugado en Barcelona en el que jugaron Naiara y Mitsue en el mediocentro. A principio de temporada no estaba planteado que Naiara jugara en esa posición ni Mitsue tenía tantos minutos aunque finalmente, por diferentes situaciones, fue muy importante durante la temporada. El balance es muy positivo. Hubo un momento en la temporada que conseguimos la regularidad, compitiendo los partidos muy bien, trabajándolos muy bien. La única manchita fueron esos cinco o seis partidos que el equipo no consiguió buenos resultados. Las expulsiones en Mallorca hicieron daño. En esos partidos sacamos creo que 3 puntos de 18 posibles y ahí nos quedamos lejos de ese segundo puesto que, por cómo se estaba dando la temporada, podíamos pelear más adelante. Pero ahí se quedó esa posibilidad y después en la Copa de la Reina rompimos los pronósticos. Cuando ves que en tu camino a la Final tienes al Athletic Club y del otro lado tienes al Levante o al Barcelona llegar era muy complicado. Trabajamos muy bien los partidos y otra manchita es perder esa Final. Pero como se dice, hay que jugarlas. Si me dan un contrato a principio de temporada que dice que íbamos a quedar cuartos en Liga y finalistas en Copa ponía dinero encima. Hay que aprender de esas situaciones y disfrutar también los éxitos que se van consiguiendo porque creo que nos asentamos durante toda la temporada entre los grandes de la categoría. Competimos bien en todos los partidos, incluso en los que no nos ayudó el resultado. El balance siempre va a ser positivo y va a ser una temporada que vamos a recordar con cariño.

– ¿A que cree que se debió ese tramo de temporada con resultados tan pobres?

A veces las cosas se dan de una manera y a cualquier golpe recibido uno se viene más abajo. Estuvo la información de la Champions (Se comunicó que el segundo clasificado de la Liga también jugaría la Champions League) que yo ya la sabía desde noviembre o diciembre y cuando salió en marzo dije ¡no! No se lo decía a nadie porque creo que nosotros tenemos que centrarnos en el día a día. Siempre hay que mejorar en los objetivos a largo plazo pero te descentran del día a día. Cuando nosotros trabajamos mucho con la ilusión de ganar al próximo rival somos más fuertes que cuando tenemos esas cosas en la cabeza. Yo soy el primero que trata de centrarse en el día a día y quiero que la gente que trabajamos se centre en eso. No quiero mirar más allá del hoy y la realidad porque me hace trabajar de mejor manera, más intenso, me hace trabajar con esa presión de seguir querer ganando, o del miedo a perder, porque las dos se relacionan. Eso marca la diferencia para mí.

Nos hizo mucho daño el partido de Mallorca. Además de las expulsiones de Naiara y Mariajo también nos expulsaron a Tere y a mí. Al siguiente partido no había nadie de entrenador, se puso Juanjo que era el entrenador de porteras y, quieras que no, es diferente. El orden semanal… Ese partido nos hizo daño. Después estábamos ganando en Albacete y nos empatan 2-2… fueron tres empates y tres derrotas incluido el partido contra el Atlético de Madrid que fue muy competido y trabajado, más normal…

– Contra el Atlético de Madrid se vio que la crisis se estaba superando…

Ahí estábamos mejor y donde nos encontramos muy bien fue en Oviedo al final de Liga. Cambiamos definitivamente el chip. Dijimos de acabar lo mejor posible y afrontamos con ilusión la Copa de esa manera.

– El partido de Mallorca refleja un problema estructural en el fútbol femenino en cuanto a arbitrajes porque la Federación no invierte para que los colegiados sean de una Comunidad Autónoma diferente a la del equipo local.

Es lo que pasa en la Liga Femenina. Ese partido… Unas veces puedes recibir arbitrajes más caseros o que, ante la duda, tire más para un lado o para el otro. Pero lo que nos pasó en Mallorca… A mí el árbitro me expulsó sin decirle nada. No actuó de buena fe. El perjudicado no es el Valencia, es la Liga Femenina. Cuanto más seriedad le demos y más imparcial sea todo la Primera División será mejor. Esperemos que eso no vuelva a ocurrir y que todo el mundo trabaje para que cada vez sea todo más profesional.

– Hace dos años se le dio un impulso muy grande al fútbol femenino desde el club y el equipo respondió sobre el campo. El año pasado ya no fue ninguna sorpresa pero estuvo más arriba aún. Ha habido una transición muy rápida de equipo pequeño a ser uno de los grandes ¿Cómo han vivido esa transformación?

Hemos evolucionado estas temporadas. El equipo se está asentando. Todavía hay que fijar las bases para decir que somos uno de los grandes de la Liga por más que la consideración la estamos teniendo. En la transición han intervenido muchas cosas. Ha venido gente que le ha ido dando un salto de calidad al equipo, se fueron adaptando muy bien a la filosofía de club. Esa mejora hace que puedas competir con más variantes. No desde la perspectiva de esperar a ver qué hace el rival sino de lo que puedes proponer tú, cómo hacerle daño, quizá esa es la diferencia. Antes cuando te enfrentabas a los equipos grandes el objetivo era cuidar la portería y ver si se podía tener alguna oportunidad. Hoy somos un equipo que genera muchas ocasiones de gol al rival que sea, que nos llegan pocas veces a portería, somos protagonistas con el balón, llevamos el peso de los partidos y la prueba está con muchos planteamientos que nos hacen los rivales. Antes no nos pasaba de que viniera un equipo y se replegara con once jugadoras atrás. Nos tenemos que acostumbrar a que cada vez vamos a tener más esos rivales y cómo afrontar esa situación.

– También la motivación de jugar contra el Valencia es más grande.

Sí, muchos equipos entienden ahora que tienen más cosas que ganar que cosas que perder cuando juegan contra el Valencia. Trabajan los partidos muy replegados como nos pasó contra el Espanyol en casa. Es un equipo que sale bien a las contras y que nos dio el balón continuamente.

– Ganarle al Barcelona tres veces… Les tendrán manía

Un poquito a lo mejor… Nosotros tenemos muy claro que los tres partidos los podíamos haber empatado o haber perdido. Fueron partidos de pequeños detalles que determinaban las situaciones. Creo que nos merecimos las victorias en los tres partidos. Sobre todo el que jugamos en Barcelona. como he dicho antes con Mitsue y Naiara en el mediocentro. La lesión de Claudia en el minuto 80 que te genera más inestabilidad. Tuvimos muchas bajas en muchos momentos: Monforte, Gio, Nicart, Mulán… la lesión de Arantxa… Lo positivo es que el equipo se pudo reponer y nos reinventamos. De lo que más nos vamos a acordar es de cómo nos fuimos reinventando todos. Modificamos ciertos puntos de nuestro modelo de juego. Creo que eso nos ayudó a todos a crecer más

– Las lesiones evidentemente son fortuitas pero ¿Han trazado algún plan para que no haya tantas?

Fueron situaciones que las que se lesionaron estaban haciendo trabajos preventivos, el trabajo de gimnasio que necesitaban. Se trabaja muy bien con el cuerpo médico y el readaptador Gonzalo. Todas esas jugadoras estaban haciendo su trabajo preventivo para no caer en esas lesiones. Las lesiones a veces se dan de esa manera y esperemos que este año, sobre todo, no haya bajas. Lo único que pido es que nos acompañe ese punto de suerte en la salud y que no hayan lesiones.

– Para cerrar el capítulo de la temporada pasada háblenos de la Final de Copa de la Reina que fue una verdadera lástima…

Jugamos el viernes una semifinal con mucho desgaste contra el Barcelona. Pasa un día de descanso y no trabajas el partido como los anteriores y llega un rival totalmente diferente, que te va a dar el balón y salir al contragolpe. El Sporting estuvo más cómodo en ese rol. No ayudó la sensación de favoritismo. Por estadísticas no se gana a nadie. Para mí era mucho peor. Cuando no tomamos con la misma seriedad al rival que sea… y no hablo por las chicas, pero quizá peso la obligación. Nosotros nunca nos consideramos favoritos. Hemos sufrido contra equipos que estaban en descenso y sabemos que nosotros cuando no estamos al cien por cien podemos perder con cualquier equipo y cuando estamos al cien por cien podemos ganarle a cualquiera.

– Fueron más conscientes después que en el momento pero en Valencia se desató la locura con la Final. Se colapso la web de Melilla TV

Si me lo comentaron que había mucha gente hablando en redes sociales. La verdad es que mucha gente me dijo que el valencianismo estaba muy pendiente de esa Final. Hubiésemos deseado con todo el corazón ganarla para vivir esos momentos. Pero desde mi lado tengo que tratar de ser objetivo y animar en ese momento de lo mal que se queda uno y lo angustiado. Ves cómo estaba todo el vestuario triste, gente llorando, gente muy desanimada. En ese momento yo estaba de la misma manera pero trataba de decir que teníamos que estar orgullosos por lo que hicimos porque era así. Uno lo primer que ve es el resultado final, pero hay que valorar el camino que hicimos y cómo lo hicimos y que dimos todo por llegar a nuestro tope. Tenemos que aprender de esas situaciones, yo el primero, para que no vuelvan a ocurrir en otro momento.

– Después fueron a cenar con Layhoon Chan. Hace dos años con Aurelio Martínez y Salvo se le dio el impulso al Femenino pero ahora ya no queda ninguno en el club ¿Qué les transmite Mériton?

Esa cena fue muy agradable. Fue muy cercana. Nos mostró su orgullo de lo que habían hecho las chicas. Estuvimos muy a gusto, todo muy familiar, que es como nos manejamos en este equipo. Esperemos que siga esa evolución. Estamos en ese momento de necesitar ese impulso más para poder afianzarnos entre los grandes. Todavía estamos lejos en presupuesto ya sea por entrenamientos, viajes, o situaciones a las que hay que adaptarse porque las chicas tienen que estudiar o trabajar. Estamos en el momento de seguir esa evolución y esperemos que se dé.

– Este verano ha tenido que tomar decisiones muy complicadas…

Todas las temporadas son difíciles pero busco lo mejor para el equipo

– Hay jugadoras que han dejado un vacío en el vestuario…

Sí, jugadoras de la casa como Anita, Paula o Trueno que llevaban muchos años en el club. No es fácil pero yo estoy para tomar esas decisiones. Aunque duelan tengo que ser lo más sincero y más profesional posible.

– Se han ido más futbolistas de las que han llegado

Tenemos una plantilla corta y por eso es muy importante que no haya lesiones. Se han ido más jugadoras de las que han venido. Creemos que era mejor recortar un poco la plantilla en número y ganar más calidad en consecuencia del presupuesto. Estamos contentos con la gente que vino. Tenemos una plantilla corta pero muy competitiva.

– Han subido tres jugadoras del filial. El Valencia Femenino es un club de cantera pero de verdad…

Uno de los motivos por los que se han ido más jugadoras de las que han venido es porque contamos más con las jugadoras del filial. En pretemporada estuvieron cinco: Neus, Pauleta, Peiró, Angy y Claudia que ya han venido convocadas y ya han jugado. En el B se está haciendo un gran trabajo con Jesús y nosotros nos beneficiamos. Se trata de seguir proyectando a la gente joven. Creemos en ello. Antes lo hacíamos por necesidad y ahora lo hacemos en consecuencia a la plantilla que tenemos.

– Concretamente, qué le aporta Sullastres, qué le aporta Willy y qué le aporta Joyce

Esther es una portera que para mí es una de las más prometedoras de España. Es segura, tiene buenos reflejos, saca esos balones que parece que es increíble. Estamos en un momento para seguir potenciando sus cualidades,. Tenemos una portera de presente y de futuro que para mi era el ideal para este proyecto del Valencia. Willly tiene más nombre y más experiencia. Ha jugado en la absoluta, en el Barcelona, en el Espanyol, con uno contra uno muy bueno, es vertical, se asocia bien y tiene características para jugar en diferentes posiciones de ataque. Viene de un año complicado con menos minutos de los que hubiera querido y creemos que aquí puede encontrar su mejor versión. Todavía queda trabajo para eso pero creo que va a disfrutar y le va a dar mucho al equipo. Joyce es una jugadora diferente: tiene potencia, velocidad, fuerte físicamente, llega mucho a situación de gol y nos puede dar cosas diferentes a lo que teníamos antes. Podemos ganar en velocidad al espacio, en el contraataque. Estamos muy contentos con las tres jugadoras, se han adapatado muy bien al equipo y al grupo y eso es lo más importante. Siempre, a la hora de confeccionar la plantilla para la temporada, estamos muy pendientes de que sea en beneficio del colectivo y que se adapten a este grupo humano que es muy bueno en ilusión y ganas de trabajar.

– ¿Hay alguna futbolista que quería usted que no haya venido?

Las tres que vinieron están porque querían estar aquí y eso es lo más importante. Está claro que cuando termina la temporada uno pone muchos nombres sobre la mesa. Después se van analizando las situaciones pero lo que valoramos es que las tres jugadoras que están, hicieron el esfuerzo por estar aquí. Lo que nos vamos ganando es que cada vez más gente quiere formar parte de esto. Se han ofrecido futbolistas pero por una cuestión presupuestaria no podíamos más de lo que se puede ahora. Estamos muy contentos con la plantilla. Lo que pido es que no haya lesiones.

– Es muy importante que todas las jugadoras que ustedes querían que permanecieran continúen en el equipo

Ése es el otro punto bueno que tenemos. La suerte de que la gente se lo sienta como propio. Yo sé que algunas futbolistas podían haber tenidos mejores opciones económicas pero en la balanza pusieron lo que sienten acá, lo que disfrutan día a día, el grupo, la calidad humana que hay y la ilusión que se trabaja.

– Es por eso el Valencia un equipo diferente: en la convivencia, en cómo sienten las jugadoras su responsabilidad

Te das cuenta cuando hablas con la gente que quiere venir. La sensación que tienen, lo que vamos generando y transmitimos. Se ve que tiene ese punto diferente que es lo que hace a un equipo. Esto es un equipo por el grupo humano. El año pasado destaqué mucho el compromiso hacia el trabajo. Cada vez que venía yo y proponía cosas nuevas o planteamientos de partido siempre sentía una predisposición máxima para poder realizarlo. Eso es muy bueno, esa confianza que se genera, ese feedback es muy positivo para nosotros.

– ¿Cuál es el objetivo de la temporada?

Uno siempre quiere mejorar. La prueba es la temporada pasada. El sueño es mejorarlo. Pero tenemos que centrarnos en mejorar cada semana y cada partido y eso nos llevará donde nos tenga que llevar. El que diga que no tiene sueños o se pone el listón bajo… Todos lo pensamos pero el objetivo que me planteo es seguir mejorando con el equipo, que la chicas crezcan en el plano colectivo y en el individual. Tenemos que llegar todos al máximo de nuestras posibilidades. Si hacemos eso, el lugar en el que te ponga la Liga será el que tenga que ser y lo aceptaremos dependiendo de cómo se dé. Pero el máximo premio debe ser que todos los que estamos acá demos nuestro cien por cien.

– Una de las grandes virtudes del Valencia Femenino es la versatilidad de las jugadoras. Usted tiene muchos recursos tácticos

Es una de la cosas que nos planteamos a la hora de jugar con el presupuesto. Tenemos una plantilla de 18 futbolistas pero tenemos siete u ocho jugadoras que pueden jugar en tres posiciones. Así se multiplican las oportunidades. Ése es el análisis que hicimos. Es más fácil decir tengo 22 jugadoras, 2 por puesto y cambiamos ficha por ficha. Pero dentro de nuestro planteamiento para seguir creciendo queríamos jugadoras que puedan tener esa versatilidad, que puedan ser polivalentes y más con futbolistas como Carol o Naiara, que juegan en todas las posiciones de mitad hacia delante, Monforte y Gio que pueden jugar en el mediocentro o de interiores, Mulan que juega en todas las posiciones de la defensa, Joyce que puede jugar de lateral, de extremo o de carrilera, Willy que puede hacerlo de delantera y de extremo por cualquiera de las dos bandas, Claudia, que ya la estamos esperando también, puede jugar en cualquier posición del centro del campo y Arantxa que puede jugar de defensa y en medio… Teniendo tantas variantes la plantilla no es de 18 es de 22 ó 23 más la futbolistas del filial.

– Crece el Valencia Femenino en el campo y cada vez despierta más interés mediático ¿Falta que vaya más gente a ver al equipo?

Poco a poco se va animando. Siempre decimos lo mismo. Ojalá podamos seguir manteniendo ese entusiasmo y pueda venir más gente a vernos. Los que han venido generalmente se han quedado y vienen los fines de semana a alentarnos. Tenemos un grupo reducido pero hay seguidores que nos vienen a ver a otros campos y eso se agradece el sacrificio que hacen. Cada vez hay más. También tenemos más repercusión en redes sociales y en los medios de comunicación. Siempre animamos a la gente a que venga, que nos den la oportunidad de venir a un partido y van a ver que están bien representados por este equipo y por este grupo que tienen el sentimiento de pertenencia muy alto. Qué mejor para un hincha que esta representado por jugadoras así. Les animo a que vengan. El año pasado la gente pudo ver partidos con variantes tácticas, técnicas y mucha intensidad física. Está a la altura de grandes partidos de la tele masculina.

– Si quiere añadir algo más…

Agradezco la entrevista e insistir en que este año el deseo es seguir esa evolución. El equipo va a trabajar al cien por cien para conseguirlo. Nos estamos ganando el respeto de los grandes y en relación a eso está el hecho de que hayan convocado a cuatro jugadoras a la selección y yo creo que van a ser más durante la temporada. Nunca había pasado y otros equipos como el Athletic sólo tienen a una convocado o el Atlético tiene cuatro como nosotros. Eso habla de que estamos haciendo las cosas bien. Los ojos del seleccionador están pendientes de este equipo. Creo que tenemos que seguir trabajando y centrándonos en el día a día y llegar lo más alto posible que es lo que deseamos todos este año.

– Muchísimas gracias por atendernos Cristian

Gracias a vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *