Carol: “En este equipo se juega con el corazón”

Carol Férez (Sabadell, 1991) ha llegado este año al Valencia procedente del FC Barcelona. Su objetivo inicial era tener minutos pero se ha encontrado con más alicientes: un club competitivo, goles y la llamada de la selección. Ella, evidentemente, está poniendo todo de su parte. Su presencia ha supuesto que el equipo dé un salto de calidad. Su capacidad técnica le permite jugar en todas las posiciones de ataque. Carol es una futbolista que marca las diferencias en cualquier demarcación. Suele mejorar todas las jugadas en las que interviene y tiene el gol entre ceja y ceja. Carol contribuye notablemente a que el Valencia sea un equipo vertical y efectivo. Además, por si fuera poco, ha encajado perfectamente en un vestuario en el que prima el buen ambiente, la solidaridad y el espíritu colectivo.


Foto: Dulce Sotos Valero - Carol en el derbi contra el Levante

Foto: Dulce Sotos Valero – Carol en el derbi contra el Levante

Foto: Dulce Sotos Valero - Carol en el partido contra el Rayo Vallecano

Foto: Dulce Sotos Valero – Carol en el partido contra el Rayo Vallecano

– ¿Cuáles son sus primeros recuerdos con un balón?

En el patio del colegio y en la calle con los chicos. Había una chica en mi clase que sí jugaba conmigo pero todos los demás eran chicos.

– Allí ya destacaba…

Sí, me elegían la primera o de las primeras.

– ¿A qué edad empezó a entrenar con un equipo?

A los once años me apunté al club de mi barrio La Planada. Justo ese año pusieron el Femenino y allí empecé.

– Y enseguida fue a jugar al Barça…

En pretemporada del segundo año  de La Planada fuimos a jugar un Torneo a Rubí en el que participaban el Sabadell, el Barça, el Espanyol y nosotras y un directivo de la época me dijo que si quería ir a probar el siguiente martes. Fui y ya se quedaron conmigo.

– ¿Hubo mucho contraste entre La Planada y el Barça?

Pues sí porque en mi equipo de barrio éramos las amigas, nos conocíamos del colegio y de la calle y en el Barça estaban las mejores de los equipos de cada barrio. Era mucha diferencia.

– Desde los 12 años hasta la temporada pasada estuvo en el Barça

Estuve en fútbol 7, en Segunda, en Primera y luego me fui a jugar al Espanyol en Nacional. Justo ese año el Barça descendió de categoría, de la Superliga, y todos los equipos bajaron en bloque. Y entonces me fui al Espanyol a intentar crecer. En el Espanyol no contaba mucho para el primer equipo y Xavi Llorens vio que había hecho buenas temporadas y me volvió a llamar para el Barça

– ¿Cómo cambió el Barça antes y después de Xavi Llorens?

Pues por ejemplo en la equipación. En fútbol 7, cuando yo estaba, jugábamos con equipaciones de años anteriores y se pagaba. La organización no era mala pero con Xavi Llorens mejoró todo.  Antes las normas para las chicas no eran las mismas que para los chicos y ahora sí.

– ¿Cuál es su mejor y su peor momento como jugadora del Barça?

El mejor momento fue hace dos o tres temporadas en la que marqué nueve goles y jugué muchos partidos y el peor hace dos temporadas que me lesioné

– ¿Por qué se decidió en venir al Valencia?

Allí en el Barça después de la lesión empecé jugando pero fui a menos y creía que necesitaba un cambio y qué mejor equipo que el Valencia. Me llamó Mari Paz a ver qué hacía el año siguiente. A final de temporada es lo que pasa. Yo la conocía del Barça, me conocía bien y ella sabía que yo necesitaba un cambio. Después me llamó el club y me explicaron el proyecto. La temporada pasada hicieron un gran año, cada vez que jugábamos contra ellas era muy difícil y quería venir para acá.

– También conocía a Leila del Barça ¿Ha sido más fácil la integración?

Conocer gente es mucho mejor que venir y no conocer a nadie pero creo, de todas maneras, que hubiese sido muy fácil adaptarse porque las compañeras son un diez no, un doce.

-¿Qué diferencia ha encontrado en cuanto a estructura de club entre Valencia y Barcelona?

En profesionalidad ninguna porque aquí el equipo es muy profesional en todos los aspectos. La diferencia es que aquí es todo más familiar. Puedes pasar por al lado de los del primer equipo, de los del juvenil, todo es más familiar y en el Barça eso es más difícil.

– ¿Se están cumpliendo sus expectativas individualmente y colectivamente?

Esperaba venir y, con más minutos, mejorar pero la verdad es que me están yendo las cosas bien. He ido dos veces a la Absoluta y, aunque ahora ya no me haya llamado, eso era impensable en el Barça. Colectivamente sólo hay que ver cómo estamos en la clasificación.

– ¿Tiene esperanzas de ir al Mundial de Canadá?

La esperanza dicen que es lo último que se pierde y no la pierdo pero la verdad es que es difícil. Hay jugadoras que están muy bien en otros equipos, en el nuestro y la cosa está muy difícil. Hay que seguir trabajando y si esa llamada llega pues perfecto

– ¿Cómo se sintió en esas dos convocatorias?

La primera vez nerviosa. Había estado con la sub-19 pero la Absoluta es otro mundo. La segunda vez ya me lo tomé con más calma porque ya sabía a dónde se iba y qué se hacía.

– Ahora, por lo menos, tiene la certeza de que siguen su evolución.

Sí, por eso digo que hay que seguir trabajando.

– El fútbol Femenino está viviendo su mejor momento…

La gente sabe que existe el fútbol Femenino por la selección y porque los clubs están creciendo, salimos más en prensa.

– Y aún así queda mucho todavía. En el norte de Europa  se llenan estadios de 30.000 espectadores… ¿Qué análisis hace?

En otros países esto se ha trabajado desde que las jugadoras eran pequeñas. Ahora aquí se está empezando a hacer eso y las que vengan vivirán el cambio, porque creemos en un cambio. A corto plazo o a largo plazo pero seguramente que lo habrá. Desde el principio hasta ahora ha habido un cambio tremendo y ahora tiene que haber otro.

¿Qué falta para llegar?

Lo primero es no comparar el fútbol masculino con el Femenino. El fútbol Femenino es otro fútbol, no es ni mejor ni peor pero hay que saber apreciar el fútbol de unos y otros.  La prensa, la gente, todo un poco.

– ¿Viene más gente a ver al Valencia o iba más gente a ver al Barça?

Aquí hay un poco más de afición. En el Barça, a pesar de que es el mejor de la historia, la gente no va.  Creo que la gente tendría que venir, verlo y luego decidir.

– Ustedes también están haciendo la mejor temporada de su historia. A un solo punto del Atlético de Madrid y el Barça… ¿es alcanzable?

Es muy difícil que el Barça vuelva a perder. Pueden perder algún punto pero no los 8 que nos llevan. El Atlético de Madrid tenemos que jugar contra ellas y veremos qué pasa.

– El único borrón últimamente ha sido el empate contra el Sporting de Huelva …

La actitud nuestra no fue buena. Si salimos con la intensidad al cien por cien hubiéramos hecho mejor papel. Pero salimos muy mal y al final llegó el empate y gracias. Seguramente no volvamos a salir así.

– Y las gestas de ganarle al Barcelona dos veces… Y usted marcó en los dos partidos, fue una reivindicación

A ellos les tengo que agradecer todo. He estado cinco años en el primer equipo. No tenía minutos y me vine. Marcarle goles a tu ex equipo siempre hace ilusión porque es hacerte ver. No sé si una reivindicación.

– ¿Qué le decían sus ex compañeras? Les tienen comida la moral…

Sí que es verdad que si el Barça pone toda la intensidad es muy difícil ganarles. Cuando salen un poquito más bajas y el otro equipo está al cien por cien es posible ganar. Y así fue, me decían que no habían salido bien y que les habíamos ganado en todo.

– En Barcelona ya estaba prevenidas porque aquí ya les habían ‘mojado la oreja’…

Sí, sí. Ellas sabían cómo jugábamos pero salimos a tope. Si sales los 15 primeros minutos a muerte puedes conseguir algo.

– ¿Cuál es la mayor virtud del Valencia?

La unión que hay en el vestuario tanto con los técnicos como las jugadoras. La intensidad que le ponemos y que jugamos con el corazón que eso también es una gran virtud

– ¿Qué compañeras le han llamado la atención?

Sara Monforte la principal. Yo ya sabía que era buena y que tenía experiencia pero llegar aquí y jugar con ella es diferente. Tengo una conexión muy buena. A Naiara y Claudia ya las conocía. Y con Mariajo e Ivana me pasó lo mismo, sabía que eran buenas pero al verlas en el equipo te das cuenta de la calidad que tienen.

– Su peor momento fue la lesión. Este año están teniendo también muchas lesiones ¿Cómo lo están viviendo?

Bueno, ahora está entrando Gio, también Sara Monforte, Paula, pero nos está costando mucho. Se han ido piezas clave como Arantxa, Claudia y, en su momento, también Mitsue. Tampoco tenemos una plantilla tan grande y hay jugadoras que sumamos muchos minutos y es difícil llegar a tope a todos los partidos. Pero ahora poco a poco están entrando y a ver si podemos mejorar.

– ¿Qué le parece Cristian Toro?

Vive por y para el fútbol y, más concretamente, para nosotras. Jugamos el domingo y el lunes ya tiene todo el partido analizado. Lo tiene todo pensado. Una gran virtud que tiene es que analiza muy bien los partidos. Sobre todo tiene la confianza de las jugadoras y él confía en nosotras.

– Una de las características del equipo es la versatilidad táctica y, en su caso particular queda personificado: ha jugado de extremo por las dos bandas de delantera, de mediapunta de mediocentro…

Somos varias que somos polivalentes. Naiara también ha jugado de todo…

– ¿Y cuál es la posición que más le gusta?

De mediapunta es lo que más me gusta pero de extremo izquierda también me siento cómoda porque he jugado muchos años ahí.

– ¿Qué tipo de fútbol haría si fuera entrenadora y qué tipo de fútbol le gusta ver?

Me gusta tener el balón pero sin dormirlo. Cinco o seis pases y hacia adelante. También me gusta el fútbol directo de Inglaterra.

– La filosofía Can Barça no…

Sí. Claro que me gusta. Pero me gusta que se tenga el balón con verticalidad.

– Bueno Carol, muchas gracias por atendernos, si quiere añadir algo más…

Si, decir, supongo que en nombre de todas, que la afición del Valencia venga a ver el fútbol femenino y muchas gracias a vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *