El fútbol del Mestalla pasa por Manu Molina

La clasificación dice que el Mestalla no va muy bien. Sin embargo, hay bastante consenso a la hora de valorar positivamente el juego del equipo. Gran culpa de los buenos ratos de fútbol que ha dejado el filial la tiene Manu Molina (Huelva, 1991). Desde la sala de máquinas del equipo filial el jugador onubense mueve al equipo, como él dice, “por las bandas, por dentro y por fuera”. Cumplirá 22 años la próxima semana y le quedan este año y el que viene de contrato. Manu Molina espera su oportunidad trabajando a diario. Quien vaya al Antonio Puchades verá a un futbolista con personalidad y maduro. También encontrará a un mediocentro creador con capacidad para entender qué exige la jugada en cada momento y con calidad para ejecutarlo.


Foto: Dulce Sotos Valero - Manu Molina durante un entrenamiento

Foto: Dulce Sotos Valero – Manu Molina durante un entrenamiento

– ¿Cómo fue su llegada al Mestalla hace una año y medio? ¿Tenía más ofertas? ¿Por qué se decidió por venir aquí?

Yo tenía todavía un año de contrato con el primer equipo del  Espanyol. Tenía ofertas de dos o tres equipos de Segunda pero decidimos venir aquí. Rescindí el último año con el Espanyol y el Valencia mostró un gran interés. Es el filial del tercer equipo de España tras el Madrid y el Barcelona. Me decidí por esto, porque era una buena cantera, un buen filial y yo quería demostrar que algún día podía llegar al primer equipo.

– Parece que es más fácil llegar al primer equipo jugando en el Espanyol que en el Valencia, de hecho, usted ya debutó en Primera con el conjunto periquito…

Fácil no es ningún lado. Cada uno tiene que demostrarlo lo que vale. Yo me fui con 14 años para Barcelona a jugar con el Espanyol y, gracias a Dios, jugué en Primera División y se cumplió un sueño que ojalá se pueda volver a repetir. Pero llegar a la élite es difícil en todos lados. Lo único que vale es el trabajo de cada día

– Dígame, si puede ser, algo que se haga en la escuela del Espanyol mejor que en la del Valencia y algo que se haga mejor en la escuela del Valencia que en la del Espanyol

Cada escuela, cada cantera, es diferente. Cada una tiene su estilo. No se hacen las cosas mejor o peor. Todas las canteras aportan algo. La cantera del Valencia es una de las mejores de España, igual que la del Barcelona, Madrid, Espanyol, Villarreal… son todas muy buenas.

– ¿Qué cambios ha notado en la Escuela de Paterna de un año para otro? ¿Se relaciona el club de manera diferente con el jugador?

Este es mi segundo año aquí, en el vestuario hay gente que lleva más de cinco años… pero sí que se ha notado un poco la llegada de la Academia Gloval, el proyecto con exjugadores y diferentes técnicos. Creo que Rufete lo está haciendo muy bien. Acompaña al jugador y eso es esencial en todos los clubes… hay que tener confianza con el entrenador y con el manager general. Él ha sido futbolista y sabe tratar a los jugadores. Rufete lleva muy poco tiempo y su proyecto es a largo plazo.  

– ¿Qué hay del proyecto Gloval, cómo afecta eso al jugador?

Nosotros seguimos siendo los mismos. Ellos nos transmiten la entidad del club, la importancia del escudo que llevamos y que lo traslademos al terreno de juego independientemente del rival que tengamos enfrente. Rufete y el entrenador nos insisten en este aspecto. Somos el Valencia y somos la mejor cantera que hay en España

– Usted llegó en cadetes al Espanyol desde Huelva su tierra natal ¿Es difícil el cambio? ¿Puede valer su experiencia para ayudar a chicos de la Escuela que pasan por la misma situación que usted?

El primer año para mí fue muy difícil. Te vas con catorce años de tu casa y dejas a tus amigos y tu juventud. Porque, realmente, de los catorce a los dieciocho es cuando empiezas a tener experiencias, a conocer a gente… También dejas atrás a la familia que se quedó fastidiada, se te va un hijo con catorce años y duele. Yo tomé la decisión porque quería ser futbolista y a día de hoy quiero ser futbolista. A mis compañeros, a algunos que salen por primera vez de su casa, les intentó explicar que, al final, esto es a lo que te quieres dedicar y que tienes que dejar  atrás a tu familia para poder en un futuro vivir de esto.   

– ¿Se ve jugando en el primer equipo?

Yo primero soy jugador del Mestalla. Si el día de mañana Djukic llama a alguno para entrenar vamos a ir a muerte. A todo el mundo le gusta jugar en Primera División pero de momento estamos tranquilos. Si tiene que llegar, llegará. Primero tenemos que demostrar que somos jugadores del Mestalla. Tenemos que mostrar el buen equipo que somos y salir de las posiciones en las que estamos.  

Será difícil generarse una expectativa con Parejo y Banega en su posición

Si que miro los jugadores que hay arriba pero te vuelvo a repetir que soy jugador del Mestalla. Si algún día Djukic llama a alguno a entrenar lo haremos lo mejor posible para demostrarle al míster  que estamos disponibles y preparados para jugar.

– ¿Qué le aportó su cesión al Huesca?

Fue a última hora. Salí del primer equipo del Espanyol de jugar en Primera. Hablé con Pochetino y Raúl Planas y decidimos que lo más importante era ir cogiendo minutos, en este caso, en Segunda.  Al principio me fue muy bien: jugaba todo, estaba contento, estaba demostrando que podía jugar en Segunda y me encontraba muy bien. Pero cambiaron al entrenador y entró un míster que prefería contar con gente más veterana. Ahí pasé algo más e incertidumbre porque no jugaba que era lo que yo quería para poder estar el año siguiente con el Espanyol en Primera. La experiencia en general fue muy buena. El camino es mejor recorrerlo en pequeños pasos. Yo di un paso muy grande y luego tuve que retroceder un poco. Ahora voy sumando hacia delante.  

– ¿Se siente más cómodo jugando en Segunda División o en Primera que en Segunda División B?

Es diferente. En Primera el ritmo es más rápido, hay que pensar antes las jugadas. En Segunda B los campos son más pequeños, hay menos espacios y muchos equipos basan su juego en el físico y en la actitud.  Al final es una categoría más y tienes que demostrar que puedes jugar en Segunda B para poder jugar en Segunda A y en Primera.

– Esta temporada también ha jugado en la mediapunta, un poco a imagen y semajanza de lo que hace Banega en el primer equipo ¿Cómo se siente en esta posición?

A mí me gusta lo que es jugar por el medio del campo, me da igual mediapunta, que mediocentro que de 6, de 8 ó de 10. Prefiero el medio porque me gusta participar en el juego, abrir el balón a las bandas, recibir, jugar por dentro, por fuera… Me adapto a esas tres posiciones y dónde me ponga el míster voy a dar el 100% de mí.   

 – ¿Qué le está pasando al Mestalla?

No nos están acompañando los resultados. Los partidos duran 93 minutos y tienes que estar concentrado los 93 minutos.  Jugamos muy bien. Tenemos un equipo que juega la pelota, que tiene jugadores muy buenos pero esto es Segunda B. Cuando te despistas tres minutos, dos o uno, lo pagas. Y eso nos ha pasado en muchos partidos. El equipo tiene una actitud inmensa y juega al fútbol muy bien. Plantamos cara a todos los equipos y creo que, haciendo las cosas bien, vamos a demostrar que podemos estar arriba. Obviamente, primero tenemos que salir de abajo, conseguir un par de victorias para recuperar posiciones. El equipo está convencido y se ve en cada entrenamiento y en cada partido.  

– ¿Cómo afrontan el partido contra el Villarreal?

Estábamos deseando que llegue porque venimos de una derrota en el campo del Elche y otra en casa contra el Levante. Quieres que llegue el fin de semana para competir y olvidar los últimos resultados. Lo afrontamos muy bien, con muchas ganas, mucha ilusión, mucha actitud y mucha tranquilidad. Tenemos que estar tranquilos  y hacer nuestro fútbol. Sabemos lo que hacen ellos, cuáles son sus puntos débiles y vamos a intentar aprovecharnos de ello.

– ¿Cómo valora la labor desarrollada por Nico Estévez?

Me parece que está haciendo un gran trabajo. Es muy cercano al futbolista. Viene de una etapa muy buena en Huracán y aquí lo está demostrando aunque no estén saliendo los resultados. Todos estamos con él. Yo estoy con él al 100%, todos estamos con él al 100% y lo vamos a demostrar. Vamos a intentar dedicarle una victoria este fin de semana.

 – ¿En qué jugador se fija Manu Molina?

En Xavi del Barça. También, en los entrenamientos en el Espanyol con el primer equipo, los mayores me daban consejos. Me fijaba mucho en Verdú que está ahora en el Betis y me llevo muy bien con él. Hablo con él de vez en cuando y me da consejos. Son dos jugadores muy buenos que saben manejar el fútbol

– ¿Qué tipo de fútbol le gusta como espectador?

A todo el mundo le gusta ver jugar al Barcelona que lleva practicando el mismo fútbol muchos años. Pero bueno, en el fútbol cada entrenador tiene sus ideas y tiene sus armas. El Madrid juega a la contra y tiene jugadores para ellos. El Valencia también tiene jugadores espectaculares para jugar a la pelota pero tampoco le están acompañando los resultados. Cada equipo tiene sus debilidades y sus fortalezas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *