Tropi: “Lo que se vive ahora en la cantera no se ha vivido nunca”

Carlos Carbonell Gil ‘Tropi (Valencia, 1995) pertenece a la generación que este año ha llegado al Mestalla. Llama la atención la naturalidad con la que él y sus compañeros que han dado el salto desde el juvenil se han adaptado a la categoría. Pasar de jugar contra futbolistas prometedores a enfrentarse con profesionales que salen a ganarse los garbanzos no debe ser un cambio sencillo. Es evidente que hay un mucho trabajo detrás pero tienen facilidad y predisposición para aprender y la respuesta sobre el campo está siendo excelente. Tropi, pese a no jugar demasiado a principio de temporada, se ha ganado un puesto en el once titular desde hace dos meses. Hace lo que hacía el año pasado: cortar, repartir, darle intensidad al equipo y jugar con criterio. Es un proyecto de mediocentro defensivo muy completo y valencianista desde la cuna, que no es imprescindible pero, evidentemente, no está de más.


– Buenos días ¿Carlos? ¿Tropi? ¿Carlos Tropi?

Bueno aquí se me conoce como Tropi aunque lo más formal, como todo el mundo me ha llamado siempre es Carlos. Desde pequeño mi madre me empezó a llamar Tropi, no sé por qué, le tendríais que hacer una entrevista a ella para que os lo dijera. En el fútbol me siento más cómodo llamándome Tropi, me siento más identificado y más único, por decirlo de alguna manera.

– ¿Qué elegirás el día de mañana cuando ponga tu nombre encima del número?

Eso ya llegará y ya lo pensaré, ahora mismo no pienso en eso.

– ¿Cómo ha sido el paso de la División de Honor a la Segunda B? Desde fuera parecen dos mundos totalmente diferentes…

Y lo es. Tienes que borrar lo que pasa en División de Honor porque estas acostumbrado a otro tipo de fútbol y a jugar con otro tipo de equipos. Cuando subes a la Segunda B te das cuenta de lo que es el fútbol de verdad. El fútbol profesional es lo de ahora. Antes hemos tenido un tipo de preparación pero hay que hacer borrón y cuenta nueva. Yo por lo menos he notado el cambio muchísimo.

– Encima dentro del fútbol profesional la Segunda B es especial. El tipo de juego que se hace es muy físico…

Y cada partido es un mundo. Me he dado cuenta que cualquier equipo puede ganar a cualquiera. Puede haber todo tipo de sorpresas. En cada campo se juega a una cosa diferente y el equipo que menos domina el partido puede tener las mismas opciones de ganar que el otro. Eso es lo que más me ha llamado la atención: que un equipo sin generar ocasiones en todo el partido llega una, te la mete, y te quedas con cara de tonto.

– Aún así, tanto a usted como a sus compañeros de generación se les ve bastante adaptados…

Creo que es porque desde principio de temporada nos han ido metiendo en la cabeza lo que es esto. Gracias al trabajo de todos los técnicos nos hemos ido mentalizando de lo que es. Al empezar la temporada nos adaptamos muy bien. Es verdad que entre nosotros nos entendemos muy bien porque algunos hemos jugado toda la vida juntos. También nos han ayudado mucho todos los compañeros que ya tenían experiencia en esta categoría y no queda otro remedio que subirse al carro.

– Han conseguido muy buenos resultados con los equipos que están arriba en la tabla ¿Les viene mejor a ustedes los equipos que plantean los partidos más abiertos?

No creo que sea eso. Justo en los partidos contra los que van arriba hemos sido nosotros como equipo. Los partidos que hemos perdido no han sido porque el rival haya jugado de manera diferente, la clave ha sido que no hemos sido nosotros. Recuerdo solamente un partido en el que el rival realmente ha sido superior a nuestra mejor versión que fue el Alcoyano aquí en casa. Nos superó con sus armas y ante eso no puedes hacer nada. El resto de partidos que hemos perdido ha sido porque no hemos tenido nuestra identidad.

– Al principio de temporada no entraba en el once pero desde hace dos meses es fijo en las alineaciones

Aquí fijo creo que no se puede decir… Sí que es verdad que me costó entrar. Al fin y al cabo eran mis primeros partidos en Segunda B porque el año pasado no llegué a debutar. Fui cogiéndome y el míster cumple su palabra de que aquí, si alguien se gana lo gana juega, independientemente de cómo te llames. Con trabajo hemos ido entrando varios y eso es muy positivo para el equipo. Que todos trabajen al cien por cien en todos los entrenamientos, los que juegan, los que no juegan y los que jugaban, beneficia al colectivo. Y eso es lo que yo trataba y trato de hacer.

– Es usted mediocentro defensivo pero no se limita sólo a robar y a ordenar al equipo tácticamente, también tiene usted recursos para darle salida al balón. Incluso ha jugado con Zahibo de pareja en el mediocentro…

Desde pequeños he jugado con Nacho Gil, Fernando Cano, Nando… y siempre me ha gustado no quedarme al margen en la parte ofensiva. Siempre he tratado de aportar algo aunque sea hacerlo lo más fácil posible pero, al tener que asociarme con ellos, siempre he tenido que participar en el juego ofensivo. Más este año que estoy jugando más de 8 que de 6 y es algo que agradezco porque sé que me va a servir de cara a mi futuro muchísimo. Las condiciones que estoy cogiendo de 8 y todo lo que estoy aprendiendo me ayuda mucho

– Es usted un 2 por 1

Sí, me estoy completando. Es mejorar bastante porque defensivamente también mejoro jugando de 8. No quiere decir que no haga la labor de 6 pero intento organizar más el juego del equipo.

– ¿En qué jugadores se fijaba cuando era pequeño y en qué jugadores se fija ahora?

Siempre, como he sido del Valencia y he jugado en la misma posición, me he fijado en Albelda. Siempre ha sido mi referente en todo, fuera del campo y dentro. Me he fijado mucho en él desde que tengo uso de razón. Es claramente mi referente en el mundo del fútbol. Ahora me fijo en Javi Fuego en todos los partidos que voy a Mestalla. Me gustaría llegar a tener esa inteligencia dentro del campo que tiene él porque te lo soluciona todo.

Has sido capitán en todas las categorías

Sí, a partir de cadetes mis compañeros me eligieron capitán y, a partir de ahí cuatro o cinco años he sido capitán, hasta el año pasado. Es algo con lo que me siento cómodo, es difícil explicarlo…

– Tiene madera de líder

No sé si es eso, pero sí me sale natural organizar al equipo, ayudar a mis compañeros y responsabilizarme. Me gusta mantener la unión y el compromiso del equipo tanto dentro como fuera del campo.

– Lleva desde los siete años en la cantera ¿Qué cambios ha notado en los dos últimos años desde que está Rufete?

Por aquí ha pasado mucha gente y lo que se está viviendo ahora no se ha vivido nunca en este club y no lo digo por vender la moto. De la manera que se está llevando los jugadores nos sentimos más respaldados por todos. Que el director deportivo esté pendiente de ti, que te salude, que el presidente venga a ver tus partidos, que se interese por la cantera sólo hace que ayudarnos y motivarnos más. Nos da más opciones para lo que soñamos que es el primer equipo. Ver su comportamiento nos hace mejores y eso no se ha vivido siempre.

– Tienen conciencia de que ahora es más fácil llegar al primer equipo?

Sólo tienes que ver que compañeros míos como Gayà ya están ahí. Eso ya te dice algo.

– Cuando el primer equipo ficha a un mediocentro lo primero que hace usted es mirar la edad?

La verdad es que no. No suelo meterme a buscar quién es ni qué ha hecho. Cuando juega me fijo en él porque si está ahí es por algo y yo quiero estar ahí. Me fijo en todos los mediocentros que han pasado por el Valencia para aprender.

– El año pasado con el juvenil hicieron una temporada espectacular en Liga regular ¿Qué pasó en las competiciones nacionales?

Si te digo la verdad no lo sé. Me acuerdo del partido contra el Espanyol en Copa del Rey y las sensaciones allí fueron muy buenas. Sufrimos una derrota pero las sensaciones fueron muy buenas. Si las hubiéramos tenido en Mestalla en el partido de vuelta no hubiera acabado así la cosa. En la Copa de Campeones en Almería contra el Racing hicimos un partido desastroso. Precisamente el peor partido de la temporada nos salió ahí y entonces no sabes qué pasa muy bien ¿Puede ser mala suerte? No lo sabemos pero eso nos mermó un poco para la Copa del Rey

– ¿Qué aprendió con Rubén Baraja como entrenador?

Tener un entrenador que ha estado al máximo nivel, como lo es ahora Curro, es la mejor de las suertes que podemos tener nosotros. No sólo te enseñan conceptos tácticos o tipos de jugadas sino que también te hablan de toda la experiencia que han tenido y así vas un paso por delante, vas esperando lo que te va a llegar. Con Rubén, qué te voy a decir, posiblemente sea el año que más he aprendido en toda mi trayectoria aquí en la escuela del Valencia. El año pasado me encontré a mí mismo y he sabido quién soy. Me ha ayudado mucho para este año tener mucha confianza en la Segunda B que es muy difícil

– ¿Qué le pide al 2015 en el plano colectivo y en el personal?

En el colectivo que siga siendo este grupo el mismo que ha sido desde el principio. La misma calidad humana que ha habido siempre porque así, de esa manera, hay solidaridad entre todos los compañeros y esa es la única manera de que llegue el triunfo, manteniendo la estructura de equipo. En el plano individual, que siga al nivel que estoy y no tenga ningún tipo de lesión. Ahora estamos con muchas bajas y no sería bueno para el equipo.

– ¿Qué hace Tropi al margen del fútbol?

Estudio en el Politécnico Ingeniería agrónomos. Cuando acabo de entrenar  voy a la Universidad. También quedo bastante con mis amigos.

– Ingeniero Agrónomos es una carrera difícil…

Sí, se lleva como se puede. No tengo todas las asignaturas cogidas pero la llevo como puedo. Bastante mejor de lo que me esperaba. Ahora mismo estamos estudiando mucho porque tenemos los exámenes.

– Bueno Tropi, pues si quiere añadir algo más

Agradecemos mucho todo el apoyo de la gente. Hasta en los momentos en los que hemos estado peor la gente nos ha apoyado. Sí que nos gustaría que vinieran más aficionados a vernos pero me conformo con lo que hay. Los que han venido nos han apoyado mucho sobre todo en los momentos malos. Desear una feliz Navidad a todo el valencianismo y a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *