“Este Valencia derrocha ilusión, tiene hambre y es una piña”

Ser pieza clave y fundamental en la salvación del Mestalla el curso pasado no fue suficiente. Tampoco irrumpir como un torbellino en la actualidad del Valencia CF con actuaciones memorables en la última pretemporada. Alguien decidió que su esfuerzo diario, su compromiso y su dedicación enfermiza todavía no bastaban para ocupar el lugar de Guaita, pero le dio igual. Nunca se lo han puesto fácil y siempre ha salido adelante, incluso cuando nadie daba un duro por él, recién aterrizado en la Ciudad Deportiva de Paterna procedente de Huracán. Se dice que cuanto más cuesta algo más se disfruta cuando se consigue, y así será porque rendirse no está en su vocabulario. Quien no crea en él aún está a tiempo de subirse al barco…


Foto: Dulce Sotos Valero - Jaume posa para Diario de Mestalla

Foto: Dulce Sotos Valero – Jaume posa para Diario de Mestalla

Después de la magnífica pretemporada que realizó, es portero del primer equipo que los fines de semana baja a jugar partidos con el filial. ¿Qué tal se lleva eso?

Es una experiencia muy buena para mí. Tengo la oportunidad de entrenar todos los días con un equipo de altísima calidad y aprender de dos grandes porteros. Puedo trabajar con los mejores y luego el fin de semana, si Nuno no cuenta conmigo, además tengo la posibilidad de competir que en los partidos hay situaciones que no se pueden entrenar. Ahora estoy adaptado, intento sumar y ayudar en los dos equipos lo máximo posible.

¿Costó asumir esta realidad después de la gran pretemporada que protagonizó, tuvo dudas en algún momento e incluso llegó a plantearse una posible cesión?

A mí el club siempre me transmite que soy portero del Valencia, para mí es algo muy grande y agradezco la confianza. Ahora somos tres y el míster tiene que elegir a dos. En todo caso para mí es un placer jugar y estar con el Mestalla, con compañeros y un entrenador con el que el año pasado compartí sufrimiento y conseguimos algo importante para nosotros. Jugar nunca es malo, es la opción que había y la hemos aceptado porque de verdad creo que es muy positiva para mí.

Durante el verano parecía que tenía asegurado un rol más importante en el primer equipo…

Ha sido la mejor pretemporada de mi vida. Muy dura pero ha servido para prepararme bien y las oportunidades del míster las he aprovechado. Al final trabajas para aprovecharlas, así que estoy muy contento porque Nuno me ha transmitido mucha confianza durante el verano y lo sigue haciendo, es importante para rendir bien cuando llega la ocasión. Los compañeros y cuerpo técnico han confiado en mí, me han apoyado y eso te da lo que necesitas para rendir en el campo.

Un apoyo, tanto del club como de los aficionados en las redes sociales, que todavía se volvería más especial después de un suceso personal que le ocurrió mientras realizaban la gira por Sudamérica.

El verano ha sido muy importante, con experiencias inolvidables como la de jugar en el Emirates. Sentí el cariño de la gente muy de cerca, y sí, falleció mi abuelo estando en Sudamérica. Era alguien con el que tenía muy buena relación y al final poder jugar estando tan lejos fue una ayuda muy importante para mí.

¿Hubo ‘cantos de sirena’ procedentes de otros clubes, fue difícil para usted rechazar alguna propuesta que quizá le garantizaba más minutos tanto en Segunda como en Primera División?

Este verano hubo algún club que se puso en contacto, pero no llegué ni a pasar la propuesta. Se lo dije a mis agentes que quería seguir aquí trabajando porque me daban la opción de pertenecer al primer equipo. Es algo muy grande tener la posibilidad de entrenar con ellos y luego jugar en un filial con un gran entrenador como Curro Torres. Con los dos técnicos me siento muy cómodo, entiendo los conceptos que quieren. Les comprendo a ambos y de momento es fácil de llevar el hecho de bajar los fines de semana al filial, tengo una gran conexión con los dos vestuarios.

¿Qué le dijeron nada más fichar a Yoel?

Tuve una conversación con Nuno. Me transmitió lo mismo que al principio, que era portero del primer equipo y tenía que trabajar para ganarme un hueco pero que un club de la dimensión del Valencia necesita tres porteros. Me dijo que salía Guaita y que llegaría otro pero que no me preocupara, que siguiera luchando igual.

Le invitó a luchar con Yoel y Diego Alves, a no dar por sentado que era el tercer portero…

Exacto, él me invitó a trabajar igual y a luchar por un puesto. Yo soy portero del Valencia aunque juegue con el filial y por eso Nuno me dijo que trabajara como siempre, que es lo mío y siempre lo ha sido.

Y como portero del Valencia CF y protagonista privilegiado que es usted dentro del vestuario, ¿se entiende la locura colectiva que se vive entre una afición que sueña a lo grande con este equipo?

Somos una piña, todo el mundo está contento, trabaja para lo mismo y siguen la misma dirección. Hay una gran sintonía entre jugadores y cuerpo técnico, queda mucho camino por recorrer pero estamos en el camino que ya es importante. Este equipo derrocha ilusión, lo ves cuando entrena y cuando juega, tiene hambre y es joven.

¿Cómo es Nuno de puertas para adentro, en el cara a cara diario?

Nuno es un entrenador que nos ha inculcado que cada jugada es importante y que cada punto es vital. Es muy cercano, habla con todos, es una persona que siempre está hablando con nosotros y hay una sintonía muy buena. Es muy importante lograrla, crea la ilusión y hace que surjan las ganas de hacer cosas grandes.

Y hablando de importancia, ¿ahora también siente que tiene más peso en el equipo? Porque al final, con tanto recién llegado, usted está viviendo su segunda temporada de blanquinegro y ya es casi un ‘veterano’ del vestuario.

Es un año diferente respecto al pasado curso, donde entrené y fui convocado con el primer equipo pero era jugador del filial a todos los efectos. Ellos hacen que me sienta parte de todo esto. Voy a ayudarles al máximo igual que hago con el filial.

Respecto al filial,  ¿qué le pide Curro Torres cuando baja con ellos?

La verdad es que juegue donde juegue siempre he tenido carácter y he asumido responsabilidad para sacar lo mejor de mis compañeros. Eso va en mi personalidad.  Ayudarles, estar cerca de mis compañeros, preguntarles… Cuando bajo con el Mestalla lo hago para dejarme la piel por los tres puntos y creo que tenemos un grupo muy trabajador, joven, con mucha hambre. Falta seguir mejorando aspectos del juego pero creo que las cosas van por buen camino.

¿Qué tipo de líder es Jaume Doménech?

Me gusta tener mucha relación con mis compañeros, hablar temas personales con todo el mundo, tanto titulares como suplentes. Si algún día no juego me gusta que el compañero venga, me anime y me apoye. Me gusta, me sale de dentro y es mi personalidad, tratar de ayudarles y estando cerca de ellos.

Después del inicio de curso y vistas ya las primeras evoluciones de este jovencísimo Valencia Mestalla, ¿se va a sufrir menos esta temporada?

Hemos empezado bien en cuanto a juego, hemos merecido sacar más puntos pero es una categoría dura donde no gana quien lo merece  sino que gana quien compite mejor. Somos un equipo joven y con hambre, hay muy buena sintonía entre cuerpo técnico y jugadores que es muy importante. Estoy convencido de que al final van a llegar los resultados y vamos a hacer una muy buena campaña.

Luchando por una oportunidad en el Valencia y sabiendo cuál es su realidad hoy en día, ¿donde se ve Jaume a medio plazo, habiendo debutado ya con la camiseta valencianista?

Mi sueño es ser portero del Valencia, jugar en Mestalla, hacerlo con este club en Primera División. Trabajo para lograr sueños como éste y me voy a dejar la piel para conseguirlo. Lo que es seguro es que cada día vengo a trabajar y a mejorar, creo en ello y esa es mi evolución. Trabajar y ser mejor cada día, ayudando también al filial. Yo trabajo para estar preparado para todo.

¿Cree que la recompensa llegará más pronto que tarde?

Yo creo que esa oportunidad me llegará algún día, seguro. El trabajo al final tiene su recompensa y yo trabajo para conseguir algún día esa oportunidad.

¿Siente el cariño del club hacia su figura, le piden que aguante hasta que llegue la ocasión que tanto busca?

Sí, todos los días el cuerpo técnico del primer equipo, donde además cuento con dos grandes entrenadores de porteros, me transmite que estoy trabajando bien. Nuno y Curro Torres me transmiten confianza y me demuestran que creen en mí, y yo trabajo para devolverles esa confianza.

Lo bonito sería que usted pudiera debutar en breve y que además lo viera desde el palco Peter Lim, el dueño al que espera todo el mundo. Habrá comentarios al respecto dentro del vestuario…

Es un proceso de venta muy largo, donde nosotros nos mantenemos al margen y en definitiva estamos contentos con el equipo que tenemos. El día a día y el balón para nosotros es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *