Cristian Toro: “Me pongo en el lugar del hincha y quiero que me represente gente así”

Cristian Toro (Buenos Aires 1980) afronta su cuarta temporada al frente del primer equipo del Valencia CF Femenino. Se dice que hay entrenadores específicos para clubes pequeños y otros que sólo encajan en equipos grandes pero Cristian Toro, sólo en su paso por el Valencia, ha demostrado que tiene recursos para afrontar ambos retos. Ha sido testigo y uno de los artífices del crecimiento del Valencia que ha pasado de luchar por el descenso a codearse con los equipos punteros. El técnico argentino, que fue jugador de Tigre y Sportivo Italiano, nos concede una entrevista en la víspera de uno de los partidos más atractivos de la Liga que enfrentará a su equipo contra el Barça en Paterna.


– Si le parece vamos a empezar haciendo un pequeño balance del año pasado…

El balance es muy positivo porque el equipo fue competitivo desde principio a fin. Principalmente era eso lo que se buscaba. Otro de los objetivos de los que se hablaba mucho era el de encontrar una regularidad y la tuvimos por momentos, sobre todo, en mitad de Liga. A finales de la primera vuelta y a principios de la segunda estábamos muy bien colectivamente, jugando y compitiendo y, la verdad es que fue una temporada muy buena pese a las lesiones. En algunos momentos se bajó la intensidad pero también por las limitaciones de la plantilla.El balance es más que positivo, estamos contentos por lo hecho pero eso ya es pasado y ahora hay que pensar en esta temporada.

– Sí que es verdad que dentro de 15 años, cuando alguien repase las clasificaciones verá que el Valencia fue sexto y eso no refleja la gran temporada que hicieron

Siempre digo que las Ligas ponen a cada uno en el sitio que se merece. Está claro que en cuanto a puntos igualamos al Rayo y al Levante pero el 'goal average' marcó esa distancia. Lo importante para mí, en este caso, son los puntos. Estuvimos en ese grupo con el Atlético de Madrid con posibilidades hasta las últimas dos jornadas de haber terminado terceras. Hubiese sido muy bonito pero por algo se dan las cosas y no hay nada que reprochar, fue todo más para disfrutar que para reprochar

– Así tienen ustedes más margen de mejora

(Risas) Claro, no hay que darlo todo de una… El margen de mejora no podemos valorarlo todo con perder y ganar sino que está en la evolución del equipo. Y estos años hemos evolucionado temporada tras temporada. Con la base de hace un par de años cuando los objetivos eran otros, no bajar de categoría. Éste es el camino para seguir mejorando. El equipo fue evolucionando temporada tras temporada y hasta partido tras partido. El año pasado empezamos de menos a más. Sufrimos en el primer encuentro con el Oviedo pero no hay que desesperarse. Hay que creer que con el trabajo, la unión y el compromiso que hemos demostrado se pueden conseguir cosas importantes.

El año pasado se le dio un impulso por parte del club al fútbol femenino ¿Se ha mantenido este año o se ha ampliado?

El año pasado nos abrieron las puertas de la casa. Nos invitaron y nos hicieron parte. Esta temporada continuamos integrados en la familia. Seguimos trabajando en la Ciudad Deportiva y teniendo todas las posibilidades que son inmejorables para entrenar. Tenemos campos y materiales. No veo un cambio grande entre el año pasado y éste. Seguimos siendo parte del club y eso es lo importante. Nosotros trabajamos para que la gente esté cada vez más orgullosa del equipo Femenino y seguramente se seguirá mejorando

El club ha atravesado y sigue en una situación económica y social delicada y el Femenino ha estado, incluso, en el centro de las negociaciones. Uno de los criterios de selección de las ofertas de compra del Valencia que redactaron club y Fundación hablaba de garantizar la inversión en el Femenino. También se habló de que con Lim podían llegar 5 millones extra a la Fundación pero al final ese dinero se congeló para cubrir una posible contingencia … ¿Han tenido en cuenta esto para la planificación deportiva? ¿Les ha afectado?

Nosotros, apenas terminó la temporada, empezamos la planificación con el objetivo de mejorar la plantilla. Ésa es una pregunta más para la directiva y la Fundación. Yo, desde mi lado, estaba en contacto continuo para hablar de lo que necesitábamos para seguir mejorando y de lo que pretendíamos nosotros como cuerpo técnico. Uno se mantiene un poco al margen de todo lo que va pasando extra futbolístico para no descentrarse.

– El año pasado en alguna ocasión hicimos la analogía del Valencia Femenino con el Atlético de Madrid masculino por ser un equipo aguerrido, tener el 'partido a partido' como bandera y pelear con equipos económicamente más poderosos…

Nosotros somos el Valencia Femenino y queremos parecernos al primer equipo del Valencia. Todo es más fácil cuando el grupo está comprometido en hacer las cosas. Está claro que para poder competirle a los grandes y poder jugarles de igual a igual tenemos que trabajar más que el resto. Eso lo tenemos claro. Y sobre todo, saber nuestras armas y las posibilidades que tenemos para poder competir sea un rival grande o un equipo de menos nombre. Todo está basado en el compromiso de las jugadoras: trazamos un plan y trabajamos el partido. Ése es nuestro sello de identidad y eso es lo que no tenemos que cambiar. Hemos ganando en calidad pero ese compromiso tiene que ser innegociable para competirle de tú a tú contra cualquier equipo

– ¿En qué entrenadores se fija?

Tengo muchos referentes y de todos intento extraer algo: leyendo, estudiando metodologías o viendo su carácter, su gestión de grupo… Muchos entrenadores tienen influencia. Siempre fui admirador de Marcelo Bielsa. Fue un entrenador que rompía el molde, salía de lo estructurado y de lo clásico… Quién no va a admirar a Guardiola y hay cosas que me gustan de Mourinho como la competitividad y el planteamiento en algunos partidos. La gestión que hace Simeone en el Atlético de Madrid, el compromiso que consigue de los jugadores… Uno saca cosas de todo y se hace su propia caja de conocimientos.

– Se le vio muchas veces el año pasado viendo los entrenamientos de Pizzi

Cada vez que puedo voy. He ido a ver entrenamientos de Pizzi, de Djukic, de Nico Estévez. Ahora empezaré a ver a Nuno. Estoy en una etapa que necesito devorar, abrir la cabeza y no centrarme en una sola idea porque eso me limita. Intento seguir leyendo, mirando vídeos y entrenamientos. El entrenador tiene que ser también autodidacta. Hace tres años propuse una manera de jugar porque estábamos en un momento difícil. El año siguiente con los deberes hechos se intentó jugar de otra manera. La temporada pasada el equipo buscó ser más protagonista y este año queremos seguir evolucionado. Todo el mundo que le gusta el fútbol pretende jugar bien, bonito, efectivo y ganar pero hay veces que propones una cosa y otras veces otra. A mí me cuesta decir 'no quiero el balón' porque el fútbol es un juego y todos queremos jugar  pero hay veces que tienes que modificar ciertos matices.

– El año pasado entrevistamos a Sara Monforte y nos dijo que usted también estaba evolucionando como entrenador… ¿en qué mejoró Cristian Toro?

Es difícil decirlo. Creo que uno intenta aprender, como le digo a las chicas, partido a partido. Soy ambicioso y quiero seguir creciendo profesionalmente. No se trata de tener un  contrato mejor sino de tener un bagaje de posibilidades mayor para transmitir la idea que uno quiere. No soy quién para decirlo pero intento estar en continua evolución. No soy el mismo de hace unos años y tampoco el mismo de hace unos meses. Desde ahí busco seguir aprendiendo.

– Es usted un estudioso de sus rivales pero en el fútbol femenino es difícil encontrar la información ¿Cómo se documenta para preparar los partidos?

El cuerpo técnico somos un grupo muy comprometido: Tere, Anita, Marina, Juanjo, Paco y Gonzalo que también colabora siempre estamos trabajando para que las chicas estén cada vez mejor. Respecto a estudiar al rival nos buscamos la vida para conseguir partidos. Ahora vamos a jugar contra el Barcelona y no sé cómo tengo cuatro partidos y así veo qué nos pueden proponer y dónde podemos hacer daño. Intentamos conseguir vídeos de los rivales porque siempre es mucho mejor imaginarnos los partidos que podemos tener. Las jugadoras rivales las conocemos más o menos pero nosotros tenemos que saber qué estarán pensando ellos sobre nosotros. Las chicas se ríen porque a veces hablo sólo pensando en el partido del domingo… A veces sale y a veces no, pero todas las semanas se trabaja para que no nos sorprenda el rival. Conseguimos partidos, conseguimos cortes y, si no tengo ningún vídeo, llamo a algún entrenador que se haya enfrentado al rival para que me dé sensaciones y, desde ahí, uno se va imaginando la película del partido

– Es de suponer  que estará contento con los nuevos fichajes

Estoy muy contento con la plantilla porque es muy competitiva y nos da muchas variantes. En verano trabajamos para fichar en las posiciones donde necesitábamos algo más. Todas juntas han dado un salto de calidad a la plantilla. No me puedo olvidar de ninguna jugadora: los fichajes de este año, las incorporaciones de la temporada pasada  y la base que está desde hace tiempo luchando y que va transmitiendo los valores a todas las que llegan. Si no hubiera esa base, ese corazón que empezó de muy abajo y esa alegría… Ellas abren las puertas a las que vienen y se forma un vínculo rápidamente y, ese vínculo, nos permite trabajar fácilmente. Estamos muy contentos con la plantilla que se confeccionó.

– El Valencia adquirió una dimensión diferente el año pasado aumentando su presupuesto pero no se comporta como un nuevo rico, ficha con cabeza y en función de las necesidades

No creo que seamos nuevos ricos. Lo más importante que se puede decir de la gente que vino es que quería estar acá. Lo que primero pusimos énfasis hablando con la directiva era que viniera gente que quisiera ser parte de esto. Cuando empiezan a poner pegas mala señal. No hemos perseguido a ninguna jugadora, sí hemos mostrado interés pero todas las que han llegado han puesto mucho de su parte.

En pretemporada tuvimos ocasión de hablar con usted tras el partido de pretemporada contra el Barça que su equipo perdió  0-3 y extraía la lectura positiva de que la derrota les iba a permitir tener los pies en el suelo porque quizá se había generado una expectativa exagerada. Sin embargo, luego ganaron un torneo en Pamplona derrotando al Rayo y metiéndole 3 al Athletic y han empezado la Liga ganando 0-5 contra el Espanyol...

Hay muchos equipos que en pretemporada eligieron jugar contra equipos de Nacional (Segunda) o que van a luchar por no descender. Nuestra apuesta era lo contrario: competir contra los más grandes y, si te tienen que tocar la cara, la pretemporada es el momento. Si buscas partidos fáciles te engañas a ti mismo y después empieza la Liga y te encuentras con otra realidad y no sirve de nada la pretemporada. En el COTIF teníamos muy claro que no íbamos a llegar en el mejor momento.  Estábamos en plena pretemporada con trabajos por hacer y cosas que mejorar. Tampoco hubo una distancia con el Barcelona de 3-0. He vuelto a ver el partido esta semana y el equipo trabajó, compitió y jugó de tú a tú. En el Torneo de Pamplona llegamos mejor porque faltaba una semana para empezar la Liga. El equipo estuvo muy bien. Nos adaptamos a los rivales y mostramos dos facetas. Un equipo con variantes lo hace mucho más rico y estamos trabajando en eso. Tenemos variantes de jugadoras y estamos abriendo las posibilidades tácticas. Queremos ser fieles a nuestro estilo pero a veces toca buscar la competitividad y, a veces, tener el peso del partido de principio a fin.

– Escuchamos en un entrenamiento que le decía a sus jugadoras que este año iban a tratar de elaborar más el juego

Todos los entrenadores trabajan los diferentes momentos del juego . Tenemos jugadoras para hacer un fútbol combinativo y tener el balón. Tenemos jugadoras que leen bien el juego. Hay veces que van a haber equipos que se van a encerrar atrás y lo que tienes que hacer es no precipitarte para no darle vida a sus contraataques. Hay veces que tienes que ser vertical, buscar romper rápido las líneas de presión, ser agresivos a la hora de atacar… Se trata de no cerrarse a una única manera sino de dar variantes al juego colectivo. Es lo más difícil, hacer un equipo que pueda interpretar lo que necesita en cada momento pero creo que tenemos jugadoras de calidad y de inteligencia táctica para poder hacerlo

– Contra el Espanyol fue una puesta en escena excepcional

Durante la semana hablamos mucho de lo que nos íbamos a encontrar y no nos sorprendió. Sabíamos que íbamos a tener un partido así. El Espanyol salió muy intenso, era difícil combinar porque cerraban mucho los espacios. Pero la lectura fue muy positiva porque creamos muchas ocasiones de gol de la manera que habíamos previsto. Tuvimos 16 córners a favor y eso quiere decir que has llegado mucho al área rival. Nos cortaron mucho el juego con faltas y balonazos y fue difícil hacer un fútbol vistoso como queríamos pero aprovechamos sus puntos débiles y jugando fácil también creamos las situaciones. Lo importante en la primera jornada era empezar ganando. Ni éramos tan malos cuando perdimos en el COTIF ni somos tan buenos ahora.

– Contra el Espanyol jugó de mediocentro defensiva Gio, una declaración de intenciones al ser una futbolista con perfil ofensivo

Cada jugadora te puede dar algo diferente para cada partido. Arantxa el año pasado fue un pilar fundamental y, en esa función de mediocentro, nos da otras posibilidades. Gio venía jugando el año pasado de mediapunta. Dependerá del partido y de las necesidades pero, pese a tener sólo 19 jugadoras en plantilla, hay un gran abanico de posibilidades. 

– Y ahora viene el Barcelona

Es el rival más potente. Tiene una plantilla con muchas posibilidades, futbolistas con una técnica excepcional y que juega muy bien colectivamente. Ocho o nueve jugadoras están en la selección absoluta y los recambios serían futbolistas muy importantes en otros equipos. Es un rival duro pero estoy convencido de que lo trabajaremos y de que no van a estar cómodas. Creemos mucho en nuestro equipo y el Barcelona tendrá que preocuparse por el Valencia.

– En la entrevista que hicimos el año pasado destacamos sus palabras animando a la gente a que viniera a ver el Valencia Femenino. ¿Notó más afluencia de público?

Nos sigue faltando un poco más de apoyo. Este año a través de redes sociales y comentarios la gente se va haciendo más eco del equipo.  Fue muy bonito el partido contra el Levante, la cantidad de gente que vino. Eso sería una pasada si se diera todos los partidos. Seguramente los que vengan se van a enganchar porque las jugadoras trabajan muy bien y sienten lo que hacen. Lo que quiere el hincha es que el jugador esté comprometido con su club y su escudo. Si es por compromiso este equipo tiene a cada jugadora defendiendo este escudo en todos lados. Motivos para sentirse orgullosos, si lo vienen a ver, tienen muchos. No van a defraudar porque son futbolistas que juegan bien. Además, se dejan el alma en cada partido y defienden a muerte estos colores. Me pongo en el lugar del hincha y quiero que me represente gente así.

– En este sentido hay un hándicap que es el césped natural y el artificial. Nos ha llegado que ustedes prefieren el césped artificial y esto condiciona la asistencia de púbico porque no se puede jugar en el Antonio Puchades o incluso en el Mestalla

Se hablaron las situaciones y no era posible entrenar todo el año en césped natural. Por eso decidimos prepararnos y jugar en artificial, preferimos esa seguridad. El tipo de futbolistas que tenemos podríamos jugar en natural y nos vendría bien. Es una cuestión de organización entendible.

– Si quiere añadir algo más

Insistir en que venga la gente porque estarán orgullosos. El  fútbol femenino no es la profesionalidad de vivir de esto. Las chicas estudian, trabajan y hacen mucho sacrificio por jugar al fútbol. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *